Tom y Sandra ('La isla de las tentaciones') se topan con la policía al saltarse el toque de queda

Cine 54
·2 min de lectura

El pasado domingo Tom Brusse tuvo encontronazos por partida doble, primero con su exsuegra que se desahogó por completo en el Debate de La isla de las tentaciones 2 y luego con la policía. Como lo leen. El marroquí se topó con los agentes después de salir del plató de Mediaset mientras estaba en la calle con su nueva novia incumpliendo el toque de queda.

G3online, UAT. Copyright: Gtres
G3online, UAT. Copyright: Gtres

El primer trago amargo se vivió en los estudios de la cadena donde la madre de Melyssa Pinto lo puso de vuelta y media pidiéndole explicaciones por el dolor provocado a su hija, y recordándole que lo trató como “el niño de su casa”. Nela se sentía engañada en su papel de suegra al asegurar que no reconoce al Tom de la isla. “Sinvergüenza” y “mentiroso” fueron los adjetivos más repetidos aquella noche. Pero Tom no pareció muy afectado por el encontronazo, ni por las críticas que le llovían de muchos colaboradores -como Nagore o Terelu- sino que fue la vela en varios entierros aportando información que complicaba aún más la relación de otros ex del reality. Como al decir que él había participado en una videollamada donde Cristian contaba que había mantenido relaciones con Melodie, algo que ella desmintió llamándolo “mentiroso” en varias ocasiones.

Y al salir de aquella primera experiencia en el debate -que todavía queda una segunda cuando se verá las caras de nuevo con Melyssa- le llegó la reprimenda policial.

Según revelan varios medios como Lecturas, la tentadora y nueva novia de Tom, Sandra, lo recogió en el hotel tras la emisión del programa. Y más tarde la pareja estaba en las puertas del lugar cuando la Policía Municipal de Madrid se detuvo delante de ellos.

Si tenemos en cuenta que el Debate terminó pasada la medianoche, pues ya estaba en efecto el toque de queda impuesto por la crisis sanitaria. El Estado de Alarma y las medidas tomadas por la Comunidad de Madrid exigen que no se puede circular por las calles entre las 00.00 y las 6.00 de la mañana. Es decir, la parejita se estaba saltando las normas y, en teoría, deberían haber recibido una multa. Sin embargo, parece que los agentes tan solo les dieron una advertencia y la pareja puso rumbo a su vivienda en coche.

Vaya noche tuvo Tom. Y la que le espera cuando llegue el próximo debate…

Más historias que te pueden interesar: