El papelón de Marta Peñate eclipsa el anuncio de embarazo de Lester y Patri

Teresa Aranguez
·7 min de lectura

El glamur sobra cuando se trata de Marta Peñate. En pijama, despeinada, con cara de sueño y de pocos amigos puso el último debate de La isla de las tentaciones 3 patas arriba. Directa desde el pisito del reality Sola, de Mi Tele Plus, la nueva inquilina apareció en el plató por sorpresa para dejar a los pies de los caballos a su expareja Lester y su novia Patricia, quienes anunciaban la llegada de la cigüeña. Una exclusiva que quedó eclipsada por completo con el show de poco más de 5 minutos de la Peñate en su estado puro.

Llegó, les ridiculizó y se fue tan bailando. La intervención fue tan sonada que la noticia de la futura paternidad de Lester pasó al olvido. Solo Marta.

Marta Peñate en 'La isla de las tentaciones 3' (Twitter/@islatentaciones)
Marta Peñate en 'La isla de las tentaciones 3' (Twitter/@islatentaciones)

Es lo que tiene el directo, todo puede pasar y mucho más cuando se trata de la canaria. Ella es un show en sí misma y tras un debate interrumpido por múltiples anuncios de Love is in the air, se agradecía un momento así de cañero. En realidad su colaboración iba a ser desde el pisito de Sola, el otro reality fugaz al que se acaba de sumar en un plató al ladito del debate de Telecinco, pero la cosa se enredó tanto que la chica acabó en pantuflas allí cantándoles las cuarenta a Lester y Patricia, la pareja más triste de los últimos tiempos en la televisión.

Mientras Marta se estrenaba como nueva estrella del reality online de Mediaset, Lester y Patri llegaban como protagonistas para anunciar que estaban embarazados. Y en esta guerra campal mediática que ambos mantienen desde que la ruptura en La isla de las tentaciones 2, la canaria se alzó con el premio a la protagonista de la noche dejando la noticia de la pareja en segundo, tercero y hasta cuarto plano. Marta llegó y arrasó con todo. A ver, teniendo en cuenta la poca vidilla y credibilidad que aporta su ex y su nueva pareja, tampoco es muy difícil superar la escena. Aquello más que el anuncio de la llegada de un bebé parecía la funeraria. Nadie se cree a estos dos y más después del supuesto primer embarazo que vendieron el año pasado en redes sociales y que terminó en nada.

Una noticia de tal envergadura terminó convirtiéndose en las migajas del programa con la puesta en escena de Marta. Primero les leyó la cartilla desde el pisito, donde disfrutaba desde la cama y con su compañero Noel Bayarri. Ya desde allí les puso de vuelta y media. “¡Fantasma!”, le soltaba a su exchico sin dejar de sonreír ni burlarse del show de la pareja.

Marta no se cree ni el aire que respiran y así se lo hizo saber. “Enseñad la ecografía, no me lo creo”, les dijo antes de que el programa la mostrase. “Pensaba que era mentira, como en septiembre dijeron lo mismo...”. Lester, que no paraba de hacerle ojitos, le respondió con otra pullita. “¿Te acabas de despertar o qué?”, le disparó. Y Marta le acribilló. "No, es que como sabía la noticia que se venía y me la repela no me voy a maquillar para ti, ni para tu mierda de noticia. Mírate tú que tienes la cara hinchada, que te la veo y flipo. Sigue comiendo bien que ahora te vienen muchas bocas que alimentar". Marta for president.

Un espectáculo desolador al que la Peñate le dio la sal que necesitábamos para no terminarnos de dormir. Fue un show tragicómico y lleno de ironía. Hasta se ofreció a ser la madrina e incluso les propuso el nombre del bebé, Pinochín, en honor a las mentiras y montajes que se han gastado sus papis desde que comenzaron su romance.

Ella no se traga su romance y a juzgar por las opiniones de las redes, el público tampoco. El embarazo es cierto y la ecografía así lo demuestra, pero su relación no se la compra nadie. Marta les robó todo el protagonismo, será ruidosa y todo lo que tú quieras, pero al menos es auténtica.

Un papelón a tres bandos en el que la pareja fue la peor parada. Tanto que hasta la propia Melyssa en una publicidad se le acercó a Patri y se lo dijo sin tapujos. A la vuelta de los anuncios, la novia de Lester no pudo evitar romper a llorar, supuestamente fruto de la sensibilidad de su estado. Yo diría que, a parte de eso, sus lágrimas también fueron producto del ridículo que estaban haciendo. Sobre todo con la bomba que soltó Terelu Campos y que cambió de color las caras de sus protagonistas. Mientras ellos promocionaban felices su paternidad, la periodista recibía un mensaje en el que Patri se quejaba a una amiga de la supuesta y más reciente infidelidad de Lester. Por si éramos pocos, parió la abuela.

¡Telenovela en estado puro! Lo de Love is in the air se queda en una anécdota. Penoso, hasta triste, diría yo. Menos mal que la despedida de Marta fue cordial y finalmente, más por fruto de la pena y la compasión, terminó por transmitirles sus mejores deseos. Y ojo que esta vez no fue con sarcasmo. “Ahora sí que te lo digo de corazón Lester. Que lo cuide, que lo quiera, que le den estabilidad”, dijo muy seria. El único momento coherente de esta intervención de otro mundo.

Y así como llegó el huracán también se marchó dejando el plató desangelado y con ese pesar de la pareja, que ya casi era transparente. La participación de Marta fue de lo mejorcito de la noche, un momentazo que ella aprovechó muy bien para enganchar a unos cuantos miles de espectadores a su nuevo reality. De tonta no tiene un pelo. Después de la que montó en el debate seguro que muchos se animan a ver sus aventuras y desventuras en el pisito. Guerra y momentos surrealistas los va a dar, como lo hizo en la segunda entrega de La isla de las tentaciones y en su paso por La casa fuerte.

Marta es sinónimo de escándalo, una auténtica montaña rusa. Tan pronto ríe como llora, como te monta el pollo del siglo. Agota pero atrapa, adrenalina pura. Con ella no hay término medio ni aburrimiento que valga. Te podrá gustar más o menos, pero es un show de pies a cabeza. Sus caras y gestos dicen más que sus palabras, es lo que ves y eso, en este circo televisivo, es de agradecer. Tal es su encanto que hasta su ex, Lester, no pudo disimular alguna que otra sonrisita pícara.

Desde que saliera de La isla de las tentaciones Marta no ha parado de trabajar y producir escándalos. En menos de un año ya tiene tres realities a sus espaldas. Eso sin contar con su canal de MTMAD y sus directos en Instagram donde suelta auténticas bombas sin necesidad de exclusivas a golpe de talón. Es todo un filón para Telecinco, lo fue tras su paso por Gran Hermano y lo vuelve a ser ahora en su renacimiento televisivo.

Sus modales son mejorables y su última pelea callejera con Adara Molinero así lo demuestra, pero aquí no venimos a hacer amigos sino a disfrutar del show, para finuras ya tenemos a Melyssa. Cada una en su reino.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/La isla de las tentaciones