Telecinco no es consciente del favor que Hugo y Lara le han hecho para el futuro

·7 min de lectura
Telecinco no es consciente del favor que Hugo y Lara le han hecho para el futuro

El amor triunfó. La isla de las tentaciones 3 no pudo cerrar con mejor broche de oro. En su reencuentro 6 meses después Hugo y Lara nos devolvieron la fe en este sentimiento tan universal gracias a esa pedida de mano inesperada. En cuestión de segundos fueron capaces de eclipsar la ristra de engaños y malos rollos del resto de compañeros para hacernos creer de nuevo en los finales felices. Ver al gallego arrodillado ante su chica anillo en mano nos dejó sin palabras y con alguna que otra lagrimita. Una bocanada de aire fresco e inyección de romanticismo que marca un antes y un después en el exitoso reality, y que puede ayudar a muchas parejas con dudas sobre el formato destroza amores a presentarse en próximas ediciones.

Con la salida triunfal de Hugo, La isla de la tentaciones se corona y demuestra que no todo es fama, éxito y dinero. También puede salvar relaciones y hacernos explotar de amor.

Desde su estreno el pasado mes de enero, el reality nos ha tenido con el corazón en un puño. Las idas y venidas de sus participantes han convertido esta aventura en una de las más apasionantes para ellos y los espectadores. Todos, en mayor o menor medida, tenían una historia que contar y se han dejado la piel en el camino. Este jueves la edición ponía fin a dos meses emocionantes en los que hemos sufrido, reído y flipado a partes iguales. Y todo gracias a sus parejas que, todo hay que decirlo, han dado el resto.

El show volvía a sacar su último as debajo de la manga en un capítulo final. Una jugada maestra con la que nadie contaba y que nos dejó a todos con una sonrisa de oreja a oreja. Después de casi dos horas de historias fallidas, ilusiones rotas y broncas monumentales como la de Lucía y Manuel, ver a Hugo y Lara entrar felices, sonrientes y de la mano superó todas nuestras expectativas. Tras el disgusto que nos llevamos al contemplar a Claudia y Raúl no precisamente tan felices como esperábamos, andábamos con la mosca detrás de la oreja con los gallegos. ¿Estarían juntos?

Por fortuna, sí. Su encuentro con Sandra estuvo lleno de sinceridad, alegría y amor, mucho amor. Ellos son el vivo ejemplo de que la isla también puede servir de unión para las parejas. Lo suyo, según contaba Lara al inicio, era crónica de una ruptura anunciada. Todo apuntaba a que acabarían como el rosario de la aurora y que las fisuras con las que llegaron a República Dominicana se harían más grandes. El comportamiento pasota de Hugo con Lara y sus constantes dudas durante sus 4 años de relación no hacían presagiar el cuento de hadas que se avecinaba. Sin embargo, contra todo pronóstico, salieron vencedores y comprometidos.

Todavía recuerdo los días previos al estreno. La cara de Lara en las diferentes entrevistas en programas de la cadena como Sálvame y Viva la vida era un poema. Aunque ella ya sabía que acabarían juntos, supo transmitir a la perfección que su relación estaba entre las cuerdas antes de embarcarse en esta aventura. Estaba cansada de las tropecientas veces que Hugo la había dejado y lo poco que ella sentía que le valoraba. Un argumento que repitió una y otra vez en su villa con cara de tristeza y que hizo mella en Hugo. A pesar del visible desgaste en la pareja, nunca hubo una falta de respeto por parte de ninguno. Ambos se divirtieron y se dejaron llevar pero sin cruzar los límites.

Si bien es cierto que a Hugo se le fue la boquita con algunas expresiones malsonantes y tuvo su medio tonteo con su tentadora venezolana, la cosa no pasó a mayores. Fue el alma de la fiesta, bailó, cantó y habló de su cabra regalándonos momentos inolvidables, pero siempre poniendo límites y con su Lara muy presente. Ya desde la primera semana se dio cuenta de que su corazoncito le pertenecía y no había tentación alguna que pudiera sacarla de allí. Todas sus dudas sobre su relación y sus sentimientos se disipaban en apenas días. Ver el comportamiento ejemplar de su chica en cada hoguera y escuchar de su boca el sufrimiento que la hizo pasar fueron elementos fundamentales para entender que estaba perdidamente enamorado de ella.

Tal fue su malestar que incluso logró lo que nadie había conseguido hasta ese momento: hacer llorar a Sandra Barneda, y no una, sino varias veces. La presentadora, siempre en su sitio y sin mostrar emociones, no pudo contener las lágrimas al ver el dolor que el gallego tenía cada vez que pensaba que podía perderla. Su angustia traspasaba la pantalla y no voy a negar que yo también me emocioné. Imposible no hacerlo. Todo era verdad en él, se le veía y sentía arrepentido y eso nos llegó a la patata. "¡Yo le fallé cuando más me necesitaba, Sandra!", le gritó desesperado en una de las hogueras.

Fuimos testigos de su transformación día a día, programa a programa. Admitir sus errores y querer enmendarlos le convirtió en el favorito de la audiencia que valoró su actitud de inmediato. Un cambio que, de otra forma pero con el mismo sentimiento, también vimos en Lara. Del orgullo, el enfado y los celos iniciales pasó a ser una mujer más confiada y optimista en su relación. Él se la fue ganando poco a poco con su comportamiento en la villa y ella abrazó ese esfuerzo. Hugo demostró que te lo puedes pasar genial con el sexo opuesto sin necesidad de ir más allá. Lara supo ver eso en él y su amor comenzó a despertar. Desde la distancia, ambos evolucionaron a la par, se dieron la oportunidad de reflexionar y valorar lo que tenían. El resultado de tan maravillosa actitud lo vimos este jueves.

Su historia de amor superó incluso la de José y Adelina de la primera edición. Las caras de Hugo y Lara eran un derroche absoluto de felicidad. Nos regalaron una fiesta de sentimientos a la que no estábamos acostumbrados en este reality donde parece que solo se va a ser infiel y buscar fama. Pues no, señores. Estos tortolitos demostraron que se pueden superar los obstáculos más grandes y que la isla también puede servir para unir y fortalecer relaciones.

"Gracias por todo, porque a pesar de todos los fallos anteriores me has demostrado que eso es pasado, has hecho que haya vuelto a confiar en ti, que hayamos vuelto a ser uno. No puedo sentirme más orgullosa de tenerte a mi lado, eres la mejor persona de este mundo, me siento feliz de poder compartir la vida contigo", le escribía Lara a su chico en Instagram minutos después de que acabase el programa. "A partir de ahora y de este momento, únicamente nos quedarán cosas buenas por vivir... No veo una vida sin ti. TE AMO CON LOCURA", concluyó.

Una historia de amor sin adornos ni superficialidad que ha hecho las delicias del público. Porque si hay otra cosa que nos ha quedado clara es que no debemos subestimar a los espectadores. Aunque el morbo de ver a Lola, Marina y Manuel siendo infieles revolucionó a la audiencia, nada gusta más que un final feliz y romántico como el que vivimos con Lara y Hugo, el amor siempre vence. Las redes explotaron de corazones y aplaudieron al programa por terminar con esta historia que jamás olvidaremos.

Decíamos unos párrafos atrás que su paso por La isla de las tentaciones 3 marcaba un antes y un después porque a partir de ahora seguro que otras parejas se sumarán a la aventura para conseguir lo mismo. Ellos han sentado un precedente que muchos querrán seguir, y eso nos gusta mucho más que ver a alguien que acude al programa para ganarse una silla en la tele.

No sabemos a ciencia cierta si lo suyo acabará en esa boda deseada con Sandra de madrina en Galicia -esperemos que sí-, lo que tenemos claro es que este reality también puede construir relaciones fuertes. Hugo y Lara son el mejor ejemplo de ello y con eso nos quedamos. Un final feliz, al menos por ahora, que servirá de empujón para los futuros concursantes. Gracias a la parejita por su generosidad y al programa por una edición de oro.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/La isla de las tentaciones

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente