La dulce venganza de Melyssa Pinto

Cine 54
·5 min de lectura

Telecinco ha estrenado El debate de La isla de las tentaciones con el triángulo entre Tom Brusse, Melyssa Pinto y Sandra Pica eclipsando a los participantes de la tercera edición del reality presentado por Sandra Barneda. Y es que después de que la extentadora haya dejado al de Marrakech en pleno directo la diseñadora de moda se ha proclamado reina de nuevo en las redes sociales. Con una sonrisita de placer ahora es ella la tercera en discordia después de que su ex le haya pedido perdón por el daño causado y haya admitido que todavía la lleva en el corazón.

©Twitter (@islatentaciones)
©Twitter (@islatentaciones)

Para comentar las imágenes emitidas de la tercera edición, El debate de las tentaciones cuenta con rostros conocidos de Mediaset entre los que encontramos participantes de otras ediciones y familiares de los actuales protagonistas. Pues bien, en esta primera entrega para hablar de las nuevas parejas, Melyssa ha centrado todas las miradas en su reencuentro con Tom. Tras cuatro meses sin verse la química ha resultado explosiva entre la expareja y aunque la telenovela de ambos se ha cargado las tramas de los participantes actuales hay que destacar que la catalana se ha convertido en Trending Topic en Twitter por méritos propios con una venganza que, como dice el dicho, se sirve fría.

Primeramente los dos protagonistas han estado hablando con Sandra Barneda por separado, pero en cuanto se han reencontrado el instante ha sido sumamente intenso. Melyssa se ha mostrado más tranquila que Tom asegurando que ha superado esta mediática ruptura que se produjo en la segunda edición de La isla de las tentaciones. “Tampoco te voy a mentir. Evidentemente, un resquemor hay. Es una persona que me ha hecho daño y, por lo tanto, no puedo perdonarle al 100%”, ha sentenciado la joven.

En su reencuentro el empresario se ha disculpado con su ex aludiendo a las continuas deslealtades y faltas de respeto que cometió durante su tóxico romance. "Te quería pedir perdón por todo el daño que te hice, porque no te lo merecías", ha afirmado el concursante de La casa fuerte 2. "Yo creo que no, la verdad", ha asegurado Melyssa.

Después Sandra ha montado un tremendo show de celos dejando a Tom a través de una videollamada porque no le ha gustado nada la manera en que ha interactuado con Melyssa quien, todo sea dicho, ha permanecido serena. Qué curioso. Los papeles se han tornado, ahora la extentadora es la engañada y la influencer catalana la deseada. El espectáculo, desde luego, ha enganchado tanto que hasta la presentadora se ha dejado llevar por estas escenas de morbo puro y ha tenido que cortar para retomar la actual edición.

“No estoy entendiendo eso. Es una cosa que me ha molestado. Que estoy cansada de ese tema. Para mí es el pasado. Si para ellos dos no que cada uno haga su vida. Tanto él como yo como ella y punto porque estoy cansada, ha dicho primeramente Sandra dejando impactado a Suso Álvarez que ha entendido que la extentadora da por terminada su historia de amor con Tom.

“Para mí eres igual de importante que en su día lo fui yo en la isla, por lo tanto no te debo nada”, ha dicho por su parte Melyssa a la par que ha añadido “de mi vida no hago un show”.

Pero Sandra ha seguido con el espectáculo dirigiendo los dardos hacia Tom. “Hemos cogido un piso juntos y que reacciones así, sigo sin entenderlo. Sigo sin entender qué le pasa a este chico en la cabeza”, ha dicho la joven con amargura haciendo referencia al palpable feeling entre el empresario y Melyssa que tampoco se ha quedado de brazos cruzados y ha puntualizado: “Estáis aquí obviando que yo existo y yo no he dicho que quiera volver con nadie. He venido aquí a charlar un rato”.

La Melyssa insegura y celosa que conocieron los espectadores en el arranque de la segunda edición ha quedado atrás. La joven ha madurado, desligándose del drama de Sandra enseguida pero aprovechando para lanzar sus pullitas porque, ya se sabe, donde las dan las toman. En la actualidad la diseñadora de moda está muy feliz con su novio y eso se nota. La cantidad de miradas cómplices y bromas con Tom demuestra que ha pasado el tiempo y ahora quedan los recuerdos de la relación que mantuvieron.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@islatentaciones)