El comportamiento preocupante de un participante de 'La isla de las tentaciones'

·5 min de lectura

La isla de las tentaciones era el as debajo de la manga de Telecinco ante las cifras desastrosas de Pesadilla en el paraíso. Y no ha defraudado. Con un 20.5% de share, las nuevas parejas del reality han convencido en su estreno. Pero viendo el primer episodio, cuidado, porque se avecina huracán en el Caribe. Especialmente para uno de sus participantes, cuyo comportamiento dejó consternada a la audiencia. Nunca antes habíamos visto una actitud así, al menos no en la gala de estreno. Lo que hizo y dijo no corresponde a una persona preparada para lo que se viene, y eso es preocupante.

Las parejas de 'La isla de las tentaciones 5' (cortesía de Mediaset)
Las parejas de 'La isla de las tentaciones 5' (cortesía de Mediaset)

Anunciaban que llegaba con novedades y así ha sido. La isla de las tentaciones aterrizó con un montón de detalles nuevos, no solo para el público, también para sus protagonistas. Entre ellas, una Sandra Barneda aún más sensible si cabe, cinco alarmas que prometen hacer mucho ruido y fantasmas del pasado que llegan para crear pesadillas en las parejas.

Algunos de los valientes que participan en el reality ya tienen experiencia en esto de la televisión. Por ejemplo, Claudia y Laura, ambas viejas conocidas del programa Mujeres Y Hombres Y Viceversa, cuna de muchos otros participantes del pasado. Además, se espera la entrada de tres solteros VIP para hacer de las suyas. Con estos antecedentes ya sobre la mesa, toca entrar en materia. El primer shock que recibimos llega por parte de uno de los participantes que ya se ha convertido en protagonista absoluto con su actuación en el primer programa. Alguien que ya se ha ganado a unos y recibido el rechazo de otros.

d El jugador de pádel de 27 años es el único que no dio señales de debilidad ante la tentación. Por no atreverse, casi ni levantó la mirada para ver a las chicas y habló lo menos que pudo con ellas. Se sentía "culpable" si lo hacía, como si estuviera engañando a su pareja. Y así mismo lo expresó en la entrega de collares, ante la atenta mirada de su chica, preocupada por el nivel de dependencia del deportista. Javi no paró de llorar prácticamente en todo el programa y de mostrarse devastado por la separación. El miedo de perder a Claudia le paralizó y le hizo caer en un estado de pánico que percibimos con cierta ternura, a la vez que tristeza, desde casa. Eso no parece una relación sana.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Lo más llamativo de todo esto fue la reacción de su pareja, mucho más experta en estas lindes, que parecía más su madre quien trató de calmarle y aconsejarle que viviera la experiencia, pues "nadie se muere por nadie". Ella, en cambio, se mostró más abierta a conocer a los solteros, entre los cuales se encuentra un antiguo rollete con el que habló, bromeó y empatizó de inmediato. Nada que ver con Javi, el protegido del grupo de compañeros que fue arropado por todos al verle, en ocasiones, hasta temblar y atemorizado con la situación. No se acercó a ninguna chica y cuando se vio obligado a poner el collar para la primera cita, eligió a un clon de Claudia, la soltera Valeria.

Las redes no han tardado en destacar el comportamiento naive del joven y, por qué no decirlo, del supuesto batacazo que se podría llevar de su pareja al mostrarse mucho más abierta a la experiencia. Ella tiene currículo televisivo y se nota que se desenvuelve como pez en el agua en ese terreno. Nada que ver con él, un joven que lleva desde los 12 años jugando a pádel profesionalmente y que cuenta con una disciplina férrea en todos los sentidos. Mucho tendría que cambiar la cosa para se diese la vuelta a la tortilla y se soltara la melena, aunque ya sabemos, que en esas villas todo puede pasar, y más.

Las comparativas no se han echo esperar y los usuarios de las redes no han tardado en asemejarle con Melyssa. Ambos son de valores firmes, fieles y, sobre todo, muy sensibles. Encima, Javi ocupa el mismo asiento que la ex de Tom Brusse en la hoguera, así que las apuestas no se han hecho esperar, ni el cachondeíto y los memes tampoco.

Mientras algunos aseguran que se prepare porque va a ser de los que más va a sufrir, otros aplauden la actitud de Claudia, quien insistió en la necesidad de esta separación para que Javi aprenda a estar solo. "Javi tiene que aprender a estar solo, y elegir estar conmigo porque de verdad quiere, no porque lo necesita", expresó la joven en el programa. Se mostró fría y muy seria ante el derrumbamiento de su pareja, cero debilidad, todo con el fin de protegerle y no aportar más drama a la situación. La interacción entre ambos era más como de madre e hijo que como pareja, un peso del que Claudia parece que se sintió liberada cuando acudió a su villa con las chicas. Poco más que añadir.

Entre las teorías de los seguidores del programa está que ella ha acudido porque no sabe cómo dejarle y esta es la mejor excusa. Una opinión que no deja de ser eso, una elucubración, con la que, eso sí, muchos coinciden. El exceso de amor de su pareja parece que pesa demasiado, por mucha dulzura que provoque desde afuera. Sus pocas palabras de amor y afecto hacia él y, sobre todo, la soberbia con la que asegura que Javi prácticamente sin ella se muere, dejan al descubierto una pareja aparentemente poco saludable y con unos cimientos no muy sólidos. Es decir, el anzuelo perfecto para que aquí pase de todo.

Esto apenas acaba de empezar y ya hay mucha tela que cortar. No podemos todavía hacer demasiadas cábalas pero, visto lo visto, o Javi se espabila y disfruta de la experiencia, o vamos a tener un drama a lo Melyssa Pinto en las hogueras cuando vea a Claudia como ya se ha mostrado en menos de 24 horas, feliz, contenta, liberada y en su salsa con los solteros. Empieza el show.

Más historias que te puedan interesar: