La increíble historia de Lana y Lilly Wachowski, las hermanas que revolucionaron el cine con 'Matrix'

·5 min de lectura

Había una vez un par de hermanos cineastas que hacían lo que querían y le dieron una sorpresa al público en 1996 con su primera película, 'Bound', con Gina Gershon y Jennifer Tilly, una especie de película de mafiosos con tonos lésbicos y sadomasiquistas que se convirtió en un hit de culto. 

Andy Wachowski and his brother Larry Wachowski at the Andy Wochowski in Los Angeles, California (Photo by Bob Riha Jr/WireImage)
Andy y Larry Wachowski en 1999 (Photo by Bob Riha Jr/WireImage)

Esa pequeña película independiente sirvió para poner en el mapa a Andy y Larry Wachowski, que como los hermanos Coen antes que ellos, escribían, producían y dirigían sus propias películas en mancuerna. Los dos eran tipos cool y gamers de excelencia, que cautivaron al mundo con un estilo muy particular con el estreno en 1999 de 'The Matrix', con Keanu Reeves y Laurence Fishburne, acompañados de Carrie-Anne Moss y el neozelandés Hugo Weaving. Nadie imaginaba que esta película iba a cambiar la historia del medio cinematográfico y también las vidas de los actores que participaron de ellas.

A partir de ese momento, el nombre de Wachowski fue sinónimo de trabajos espectaculares en pantalla, aunque las dos secuelas directas de la primera Matrix, lanzadas en 2003 y 2004, fueron francamente un fracaso (no de taquilla, pero sí de crítica) y el que su siguientes proyectos como 'Speed Racer' y 'Jupiter Ascending' recibieran palizas, no fue obstáculo para que sus otros proyectos, la serie de Netflix 'Sense8' y el masivo filme 'Cloud Atlas', basado en la novela de David Mitchell, en el que colaboraron con Tom Tykwer ('Lola Rennt') y que contó con un reparto multiestelar (Tom Hanks, Halle Berry, Hugh Grant, Susan Sarandon), fueran mejor recibidos.

En el transcurso de esos años, los Wachoswski no solo pasaron de ser escritores de cómics con brillantes ideas, sino que se convirtieron en auténticas celebridades que además tuvieron su propia serie de controversias cuando abandonaron a sus esposas (ambos eran casados) y en el transcurso de una década, entre 2003 y 2013, ambos se revelaron como mujeres transgénero, adoptando legalmente los nombres de Lana y Lilly Wachowski, una decisión personal que al principio generó morbo y polémica (sobre todo porque antes de transicionar, ambos habían sido obsesivamente celosos de su privacidad y de la "mística" generada por su primer trabajo), pero que sirvió para dar mayor visibilidad a la cruzada trans, ya que como mujeres, tanto Lana como y Lilly se han mostrado infinitamente más accesibles, cálidas, sinceras y abiertas de lo que jamás fueron en sus identidades previas, lo que las ha vuelto, por supuesto, favoritas de la comunidad LGBTQI+ que siempre les dio apoyo, pero ahora mucho más. 

Trabajaron tantos años juntas que no deja de sorprender que con su más reciente proyecto, hayan decidido probar suerte por separado tras una fructífera carrera entera. La muy esperada cuarta parte de la saga 'Matrix', titulada 'Matrix: Resurrections' revive, literalmente, a los personajes y el universo creado hace dos décadas por las hermanas, pero esta vez solo una es la que funge como la mano que mece la cuna, y en este caso, se trata de Lana Wachowski.

No deja de ser curioso que sea Lana (ahora famosa por su distintiva melena estilo Rastafari en tonos de magenta y naranja) quien, tras años de súplicas de los fans para traer de vuelta a Neo, Trinity, Morfeo y demás integrantes de ese submundo que habían creado, quien haya tomado la rienda de todo el proyecto como directora, en labores de producción y de escritura del guion, junto a David Mitchell  y Aleksandar Hemon, ambos colaboradores suyos en Sense8. Esta vez, Lilly solo tiene crédito como creadora de los personajes, y nada más.

NAPLES, CAMPANIA, ITALY - 2017/10/26: US director Lana Wachowski at a break time the set of Netflix TV sci-fi series 'Sense8' in the Station (Mergellina) in Naples, joking and signing autographs to his fans. (Photo by Salvatore Laporta/KONTROLAB /LightRocket via Getty Images)
Lana Wachowski en el set italiano de 'Sense8'. (Photo by Salvatore Laporta/KONTROLAB /LightRocket via Getty Images)

De hecho, los caminos de las Wachowski detrás de las cámaras habían comenzado a separarse, según se han señalado en diversos medios, a partir de la accidentada segunda temporada de la serie. Se hablaba acerca diferencias de opinión entre ambas, distintos ángulos y para cuando se realizó la película cierre de la serie ya estaban bastante distanciadas (profesionalmente). 

Después de ese proyecto, Lilly decidió ponerse a desarrollar otros proyectos dejando que Lana se encargara por su cuenta de la saga que les dio fama internacional, explicando sus motivos en una rueda de prensa sobre la nueva temporada de su serie semi documental 'Work in Progress', donde le preguntaron por su ausencia de la nueva cinta.

"Oh, es difícil responder", contestó Lilly. "Cuando acabé mi transición (personal) estaba completamente agotada: por otra parte, habíamos hecho dos películas y una temporada de la serie, todas seguidas y sin descanso. Eso son más de 100 días de rodaje para cada proyecto, coincidiendo con mi terapia hormonal, mi transición y diversos asuntos personales, así como el inevitable agotamiento, era como si el mundo se me viniera encima".

PARK CITY, UTAH - JANUARY 26:  Lilly Wachowski attends the Planned Parenthood's Sex, Politics, Film, & TV Reception At Sundance on January 26, 2020 in Park City, Utah. (Photo by Dia Dipasupil/Getty Images)
Lilly Wachowski en un evento del festival de Sundance. (Photo by Dia Dipasupil/Getty Images)

"Necesitaba tomarme un descanso de la industria" dijo posteriormente al Daily Variety. "Necesitaba reconectar conmigo misma como artista, así que decidí volver a estudiar, a pintar y dedicarme a mí, tener tiempo para mí. Así pues, cuando en 2017 Lana me habló de la idea que había tenido para otra película de 'Matrix', porque todo mundo nos la pedía y empezamos a hablar sobre ello, pero fue al mismo tiempo de la muerte de nuestros padres, con cinco semanas de distancia entre cada fallecimiento y yo dije, lo siento, pero esta vez no puedo." 

Posteriormente agregó: "Simplemente no quise: la idea de volver atrás y retomar algo que ya habíamos hecho que no me atraía para nada. No quería pasar esta etapa de cambio masivo en mi vida, con mi transición y el duelo por mis padres, volviendo a algo que ya había hecho, de algún modo volver a recorrer el mismo camino. No lo sentía satisfactorio emocionalmente, sino todo lo contrario. Amo a Lana y amo todo lo que hemos hecho, pero necesitábamos un break y francamente, no quería hacerlo".

Sin embargo, cuando en una entrevista televisiva le preguntaron a la directora si volverá a colaborar con su hermana en un proyecto conjunto en el futuro, fue clara, cándida y contundente. "¿Quién sabe? Es mi hermana. La amo. Lo más seguro es que sí".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El supuesto matrimonio real que protagonizaron Keanu Reeves y Winona Ryder.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente