La historia de superación de John Stamos gracias a una de las jóvenes actrices de Padres Forzosos

Paula Olvera

Hace unos días, Colton Haynes visibilizaba a través de Instagram su lucha contra las adicciones, sumándose a otras estrellas de televisión que recurrieron a la ayuda médica y psicológica para superar sus problemas con el alcohol, como más recientemente hizo el intérprete de Juego de Tronos, Kit Harington, o el actor de Friends, Matthew Perry.

Sin embargo, el testimonio del actor de Arrow me hizo recordar otra historia de superación hollywoodense. La de John Stamos, quien dejó atrás la mala vida gracias a Jodie Sweetin, su compañera de reparto en Padres forzosos diecinueve años menor que él.

(©Saeed Adyani/Netflix)
(©Saeed Adyani/Netflix)

Este actor, que el pasado 19 de agosto cumplió 56 años, alcanzó la popularidad en los años noventa gracias a su papel de Jesse Katsopolis en la serie Padres forzosos.

La citada comedia de situación estadounidense creada por Jeff Franklin marcó la infancia y adolescencia de una generación al completo que quedó prendada al tío de D.J., Stephanie y Michelle. Precisamente a él debemos que Ashley Olsen, coestrella de la ficción junto a su gemela Mary-Kate, continuara en la serie emitida entre 1987 y 1995 en la piel de la hija menor de Danny Tunner.

Aunque es Jodie Sweetin quien, con el paso de los años, se ha convertido en su verdadera debilidad.

Tras deleitar a la audiencia con papeles en el drama médico ER y la comedia Grandfathered, John Stamos volvió a enamorarnos en 2016 retomando su papel más clásico en la secuela de Padres forzosos. Justamente esta serie de Netflix, que tiene pendiente de estreno la quinta y última temporada, nos regala el resurgimiento del vínculo especial entre el veterano intérprete y Jodie Sweetin, la encargada de dar vida a Stephanie Tanner, que se convirtió en la figura clave que le ayudó a enfrentarse a sus adicciones una vez superadas las suyas.

[La caída en desgracia de Jodie Sweetin, la dulce Stephanie Tanner de Padres forzosos]

ESPIRAL DE AUTODESTRUCCIÓN

Y es que John Stamos vivió una etapa oscura que le llevó en 2015 a ingresar de forma voluntaria en un centro de rehabilitación para desintoxicarse después de varios años consumiendo alcohol y drogas. Las alarmas saltaron exactamente cuando en junio de ese mismo año fue arrestado en Beverly Hills (Los Ángeles) por conducir bajo los efectos de estupefacientes. El actor se encontraba en tan mal estado que ingresó en el hospital bajo la influencia de GHB y otra droga no narcótica, como informó TMZ.

El posterior ingreso en un centro de rehabilitación, que se produjo semanas después de anunciar varias reuniones para la puesta en marcha de Madres forzosas que adelantó TVGuide, provocó que fuera sustituido por Cat Deeley a la hora de copresentar las candidaturas para los principales galardones de la televisión que por aquel entonces iba a liderar junto a Uzo Aduba, actriz de Orange Is The New Black.

Pero el también músico se había encaminado hacia una pendiente resbaladiza mucho antes. Ya en 2007 acaparó titulares por su comportamiento en un talk show australiano, provocando especulaciones de que estaba bajo la influencia de alguna sustancia. Y en 2010 se enfrentó a una demanda por haber consumido cocaína y haber actuado de manera inapropiada con una menor de edad en el 2004."La prensa me golpeó tan fuerte. Me sentí horrible. Son como 25 años de buen comportamiento y un error. Tengo que mantenerme bajo control. Eso es parte del crecimiento”, se lamentaba a People hace una década.

Años más tarde admitió a DJ Howard Stern en el programa Sirius XM, tal y como recoge Daily Mail, que en su caída a los infiernos influyó la muerte de su madre, Loretta Stamos, quien en 2014 perdió su propia batalla contra el cáncer. “Obviamente me dolió la pérdida de mi madre, me descarrilé con los años, nunca lo superé. Una parte de mí se había ido y fue una gran parte de mi propósito durante muchos años, estar allí para ella y ser un buen hijo".

El propio actor relató que, a lo largo de su vida, siempre había podido dejar de beber cuando necesitaba trabajar, pero las cosas llegaron a un punto crítico cuando fue sentenciado a tres años de libertad condicional y a asistir a Alcohólicos Anónimos. “Durante mis últimos diez años, mi padre Bill falleció, me divorcié. Fui por el camino equivocado. Me perdí, perdí mi sentido de la disciplina, que mi padre me enseñó muy bien. Cada vez más, me estaba sumergiendo en ese lugar oscuro”.

Pero como afortunadamente reveló, ha cambiado las tornas y el alcohol y los antidepresivos ya no forman parte de su vida. "Estoy feliz de estar totalmente recuperado, ya no tomo nada. Mi memoria se estaba resintiendo y ya me estaba resultando difícil memorizar secuencias, los nombres de las cosas o los lugares. Fue muy duro”. Y todo gracias a una compañera de reparto que siempre ha manifestado en redes sociales su cariño por John Stamos.

EL APOYO DE JODIE SWEETIN

En este contexto la figura de Jodie Sweetin ha sido clave ya que ayudó a John Stamos a lograr su propia sobriedad. Esta emotiva revelación se produjo hace unos meses cuando la joven intérprete fue galardonada en el Skirball Cultural Center de Los Ángeles con el premio Writers in Treatment’s Experience, Strength and Hope Award por su excelente trabajo de defensa de las personas en recuperación de la adicción.

El actor, con su aspecto eternamente joven, honró a su sobrina ficticia porque sin su compromiso y su fe no podría haberse convertido en el hombre sano que es hoy en día.

“Toqué fondo. Jodie me permitió amorosamente caminar por mi propio camino y cuando finalmente me humillé para pedirle ayuda, me di cuenta de que la pequeña y alegre charlatana se había convertido en un maestro de la sabiduría y estaba a mi lado durante algunos de los días más difíciles de mi vida, aseguró John Stamos como bien recoge Variety.

Y es que John Stamos solicitó ayuda a la hermana mediana de la mítica Padres forzosos cuando se encontraba en sus horas más bajas porque ella mejor que nadie podía entender el calvario por el que estaba pasando. Ella misma ya lo había narrado en su reveladora autobiografía Unsweetined publicada en 2009. “Su sobriedad es inspiradora por decir lo menos. Felicidades Jodie en este premio reconociendo su viaje extraordinario. Le das esperanza a tanta gente, publicó también en su perfil de Instagram al tiempo que aseguraba que la actriz le organizó reuniones en su propia casa, apoyándose en el programa de los 12 Pasos del que es patrocinadora y asegurándose que el coprotagonista asistiera.

Actualmente John Estamos está viviendo un permanente momento de felicidad. Con 54 años se convirtió en padre junto a su mujer, la modelo Caitlin McHugh.

El propio intérprete fue el encargado de presentar al pequeño en su perfil de Instagram con una imagen en la que aparece tumbado con Billy (nombre en honor a su padre) y en la que no pudo evitar hacer referencia a su papel en Padres forzosos: "A partir de ahora, la mejor parte de mí siempre será mi esposa y mi hijo. Bienvenido Billy Stamos #yanosoysolotío #súperafortunado".

La historia de superación de John Stamos nos hace mirar con otros ojos a Madres forzosas, liderada por Candace Cameron y Andrea Barber (la alocada vecina de los Tanner), sobre todo las escenas en las que el inolvidable tío Jesse aparece con una Stephanie Tanner ya crecida y que afronta la maternidad, trasladándonos inmediatamente a fotogramas de aquella comedia de situación estadounidense de los noventa que nos contaba la historia de un padre que, tras enviudar, pide ayuda a su mejor amigo y su cuñado para criar a sus tres hijas. En este punto, el actor se convirtió en una figura de referencia para las menores protagonistas dentro y fuera del set de rodaje, pero con el paso de los años ha sido una de aquellas estrellas infantiles quien le ha regalado una verdadera lección de humanidad, transformando el amor que ella misma recibió en su propia recuperación en acciones para que el actor saliera de su propio pozo.

Para seguir leyendo:

10 curiosidades que no conocías sobre Padres forzosos 24 años después de su desenlace

Lo mejor que verás hoy: Full House Lannister, el crossover definitivo de Padres forzosos y Juego de Tronos