La historia de superación del actor que interpreta a Billy, el matón de Stranger Things

Hay historias que inspiran, que contagian las ganas de seguir adelante a pesar de las adversidades, y la de Dacre Montgomery es una de tantas con las que se me ha caído la lágrima. El actor detrás del personaje de Billy en Stranger Things se ha convertido en un ejemplo de superación tras compartir públicamente un alegato a favor de perseguir los sueños, haciendo hincapié en la ansiedad y el sobrepeso, malas experiencias que marcaron su pasado.

El 4 de julio se estrenaron los nuevos capítulos de la serie creada por los hermanos Duffer y, más allá de las expectativas generadas por el regreso de la pandilla protagonista que retoman sus roles con las hormonas revolucionadas, quien causó especial sensación fue Dacre Montgomery.

Y no solo en las piscinas de Hawkins....

©Netflix

El intérprete australiano ejerce de socorrista en esta nueva temporada, convirtiéndose no sólo en el centro de atención de todas las miradas del pueblo, entre las que se encuentra la madre de Mike, sino también en redes sociales.

Si ya has visto la temporada completa (sino ATENCIÓN QUE VIENE SPOILER), sabrás que su personaje es poseído por la enorme criatura del otro lado, cultivando aún más su rol de villano y hermanastro malvado de Max, encarnada por Sadie Sink.

De hecho, como declaró a The Independent, con el fin de prepararse investigó sobre trastornos bipolares y personalidades divididas. "Quería tratarlo más como una experiencia del mundo real. Creo que esa es la razón por la que la serie es tan exitosa, está ligada a un elemento de ciencia ficción, pero muy fuertemente anclada en la humanidad".

Es por eso que ahora, después de que muchos usuarios de Netflix terminaran de devorar la tercera temporada colocando a Dacre como uno de los jóvenes emergentes de Hollywood que una confesión suya de hace unas semanas está cobrando protagonismo.

Se trata de una publicación de Instagram donde ha compartido una imagen de su adolescencia acompañada de un texto en el que narra la lucha que mantuvo para alcanzar sus sueños en un entorno complicado. “Cuando era un niño estaba perdido”, es la primera frase con la que hace público su calvario de antaño. Y es que aunque Billy Hargrove es uno de los chicos más populares, el actor que le interpreta no lo tuvo tan fácil en la vida real.

Lo pasé muy mal en la escuela. Era un niño gordo que amaba el teatro. Nunca obtuve muy buenas calificaciones, no era popular ni deportista. Las chicas nunca se interesaron por mí. Sufrí ansiedad desde una edad muy temprana. Estaba distraído y no me centraba” confiesa.

“Pero tenía un sueño, tuve suerte- sabía lo que quería hacer-y cada noche volvía a casa y me centraba en eso. Visualicé un futuro donde mis sueños se hicieron realidad”.

Su historia se torna especialmente dramática cuando confiesa que “cuando tenía 15 años suspendí mis exámenes de teatro en el instituto. Cuando tenía 16 me dijeron que necesitaba perder peso. Cuando tenía 17 me dijeron que debía ir a la escuela de arte dramático y prepararme. Cuando tenía 18 fui despedido de mi trabajo. Cuando estaba en la escuela de teatro me dijeron que lo dejase. Cuando tuve un sueño, me dijeron que no podía conseguirlo. Bueno, ¿sabéis qué? Perdí peso, fui a la escuela de teatro y nunca dejé de intentarlo, nunca dejé de mostrar interés. Nunca dejé que los fracasos me hundieran. Porque creía en mí mismo y nunca dejo que nadie me diga lo contrario. Tú puedes hacer lo que quieras, entonces, sal ahí fuera y hazlo”.

A sus 24 años Dacre Montgomery ha conseguido un papel relevante en una de las series de cabecera de Netflix aunque el recorrido hacia la cima del éxito no ha sido un camino de rosas. De hecho, este joven que se preparó en la Academia de Australia Occidental de Artes Escénicas consiguió su primer papel importante hace relativamente poco tiempo, en la película Power Rangers de 2017 como Jason Scott, el ranger rojo. Anteriormente había debutado en el cortometraje Bertrand the Terrible, donde interpretó a Fred, y también participó en el piloto de Family Tree.

Eso sí, con esfuerzo, constancia y trabajo se puso en forma, llegando a perder 24 kilos gracias a las sesiones en el gimnasio y el control de la ingesta calórica. Ahora, su impresionante cambio físico le ha valido incluso para protagonizar la portada de julio de la edición australiana de Men´s Health donde presume de músculos.

La historia de Dacre Montgomery, un actor a quien le costó especialmente poder dedicarse a esta profesión que tanto ama tras sufrir bullying por tener sobrepeso, nos recuerda que por muchos baches malos que atravesemos en la vida, siempre es posible dar carpetazo.

Así, el intérprete demuestra que sus malas experiencias únicamente forman parte de un trago amargo de la adolescencia y no han sido un impedimento para triunfar en su vida adulta y para que, tras su trabajo en Stranger Things, le sigamos la pista.

De hecho, se ha convertido en uno de los mejores compañeros para Millie Bobby Brown, la verdadera estrella de la ficción que ha usado su influencia en la trama como trampolín para el despegue de su carrera.

En su perfil de Instagram ambos aparecen sonrientes tumbados en el suelo mientras grababan una escena en el centro comercial: "Una de las personas favoritas con las que he trabajado. Siempre tan considerado y amable conmigo al filmar algunas de las escenas más difíciles que he rodado. Compañero, vas a conseguir todos los premios". Y que así sea.

Para seguir leyendo:

Millie Bobby Brown, la estrella de Hollywood nacida en Marbella

Uno de los niños de Stranger Things liderará su propio programa de cámara oculta en Netflix