La historia de la daga de Arya Stark estuvo delante nuestro todo el tiempo

ATENCIÓN: ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DEL CUARTO EPISODIO DE LA ÚLTIMA TEMPORADA DE JUEGO DE TRONOS

A pocos días de ser testigos del cuarto episodio de la octava temporada de Juego de Tronos, todavía seguimos hablando del gran momento de Arya Stark que puso fin a la Batalla de Invernalia. Una escena épica, sin dudas, que quedará guardada en el recuerdo eterno entre los seriéfilos del mundo.

Cortesía de HBO

Algunos esperábamos que fuera la pequeña Stark la que se encargara de deshacerse del Rey de la Noche, mientras otros esperaban que el momento fuera de Jon Snow. Al final, Arya recordó su destino gracias a la profecía de Melisandre tras decirle que “cerraría ojos marrones, verdes y azules”, y salió corriendo a cumplirla. Y cuando todo parecía perdido con Jon Snow atrapado por Viserion, y con el Rey de la Noche pasando por encima de Theon y llegando hasta Bran, ahí apareció ella. Sigilosa como siempre, saltando de la nada, clavándole su daga de acero valyrio en el estómago del temible villano. Y en ese momento la gran guerra llegó a su fin.

Pero debemos recordar que los guionistas de la serie de HBO no dan puntada sin hilo. Tal y como reveló David Benioff en Inside the episode, llevan tres años sabiendo que Arya sería la encargada de eliminar al Rey de la Noche, aunque la daga con la que selló el destino del Rey de la Noche lleva apareciendo en pantalla desde la primera temporada.

Conocida como la daga “Catspaw” -algo así como zarpa de gato- es una de las pocas armas de acero valyrio en los Siete Reinos y apareció por primera vez en el segundo episodio de la serie durante el intento de asesinato de Bran, cuando un sicario intenta deshacerse de él (con la daga) mientras yace convaleciente tras ser arrojado por Jamie Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) por la ventana de una torre al pillarlo con su hermana Cersei (Lena Headey) y ser testigo de su relación incestuosa. Que, de abrir la boca, habría revelado al mundo el origen de Joffrey y su destino como rey hubiera quedado eliminado por completo.

Su madre Catelyn (Michelle Fairley) y su lobo Verano consiguieron salvarlo del ataque, tomando la daga y comenzando un círculo que se ha cerrado a la perfección. La misma arma que casi lo mata, al final lo salvó gracias a su hermana. Así, la esposa de Ned Stark toma la daga y primero se la entrega a Sir Roderick (Ron Donachie) y luego a Meñique (Aidan Gillen), quien descubrimos que fue propietario de la daga en el pasado. En ese momento, maquiavélico como siempre, Meñique acusa a Tyron Lannister (Peter Dinklage) de ser el responsable del intento de asesinato. Sin fundamentos, claro.

Como fue su costumbre durante mucho tiempo, Catelyn le creyó y comenzó su venganza contra los Lannister, desatando la Guerra de los Cinco Reyes. Fue en ese momento cuando la daga pasó a manos de Ned, que aun estaba vivo y servía como Mano del Rey Robert Baratheon (Mark Addy) y se marchó con ella hacia Desembarco del Rey. Es más, aun la tenía en el sexto episodio de la primera temporada como se podía ver sobre su escritorio.

La daga sobre el escritorio de Ned en la primera temporada (HBO)

Pero por vueltas de la vida, Meñique se apoderó de ella y la utilizó para traicionar a Ned poniéndosela en el cuello, cuando éste reclamaba el derecho al trono de Stannis Baratheon (Stephen Dillane) tras la muerte de Robert.

En ese momento, la daga quedó en manos de Meñique y no volvió a aparecer físicamente hasta el cuarto episodio de la séptima temporada, pero sí como una ilustración en un libro que estudiaba Sam sobre vidriagón cuando intentaba averiguar cómo matar al Rey de la Noche (sabíamos que el fuego no le haría nada) en el primer capítulo:

Ya en el cuarto, titulado Botín de guerra, aparece de nuevo cuando Meñique se la entrega a Bran Stark ya entrenado como el Cuervo de Tres Ojos. Sansa le recuerda a su hermano que Meñique no hacía nada sin segundas intenciones, y Bran decidió que a él, en sillas de ruedas, no le hacía falta y se la entrega a Arya. Y en ese momento pasó a formar parte del vestuario diario de la pequeña Stark.

En el sexto episodio de la séptima temporada, Arya asusta a Sansa al utilizar la daga para provocarle miedo hasta que se la enseña (y luego supimos que habían hecho las paces y habían tramado el final de Meñique). Y en el episodio siguiente, utilizó la misma arma para acabar con la vida de Meñique al cortarle el cuello de forma fugaz.

Desde ese momento, la daga siempre estuvo presente en la cintura de la joven Stark, sellando su destino en la Batalla de Invernalia.

EL MOVIMIENTO DE ARYA
El movimiento perfecto de Arya con el que consigue pasar la daga de una mano a otra y acabar con la vida del Rey de la Noche, es algo que también ya habíamos visto. Aunque ahora está siendo furor con un challenge viral llamado #TheArya en donde usuarios de todo el mundo imitan el ataque de la joven heroína, lo cierto es que no es nuevo.

Esa maniobra inolvidable la vimos durante el entrenamiento de combate con Brienne de Tarth (Gwendoline Christie). ¿Te acuerdas?

“¿Quién os ha enseñado eso?” pregunta la ahora caballero de los Siete Reinos. A lo que Arya responde “nadie” con una sonrisa, haciéndonos creer que probablemente sea una de las maniobras que le enseñó Jaqen H’ghar (Tom Wlaschiha) en sus decenas de sesiones siendo una niña.

Es más, en la misma escena Brianne nota la daga al decirle “bonita espada… muy bonita daga”, y Arya se la enseña demostrando su habilidad con ella.

El final del último episodio emitido cumplió también varias profecías. Desde el sacrificio de Beric Dondarrion (Richard Dormer), que tras morir varias veces cumplió su propósito al dar su vida por Arya; y la de Melisandre (Carice van Houten) al apuntar que “cerraría ojos marrones, verdes y azules”. Los marrones y azules ya fueron cerrados… ¿serán los verdes los de Cersei?

Para seguir leyendo:
El Risitas se convierte en el protagonista del nuevo (y genial) meme de Juego de Tronos sobre la Batalla de Invernalia
El actor que interpreta al Rey de la Noche necesitaba cuatro horas para colocarse todas las prótesis
Maisie Williams e Isaac Hempstead-Wright: de niños indefensos a protagonistas del desenlace de Juego de Tronos
Como si hubiera ganado un Mundial: los fans de Juego de Tronos enloquecen durante el gran momento de Arya
El 8×03 de Juego de Tronos nos deja el mejor meme de toda la serie
¿Qué dice la teoría de Azor Ahai y por qué ha cobrado fuerza en el 8×03 de Juego de Tronos?