La hija de Paul Walker acusa a Porsche de muerte por negligencia y llega a un acuerdo

Meadow Walker, la hija del difunto Paul Walker, ha llegado a un acuerdo con Porsche tras la demanda de muerte por negligencia que interpuso contra el fabricante tras el accidente de coche que en 2013 se cobró las vidas de su padre y del conductor del vehículo, Roger Rodas.

La hija de Paul Walker llega a un acuerdo

Meadow, que ahora tiene 18 años, alegó que el coche “carecía de medidas de seguridad que podrían haber prevenido el accidente o, como mínimo, haber permitido que Paul Walker sobreviviese al choque“. Su demanda también sostenía que un cinturón de seguridad “defectuoso habría impedido que Walker pudiera salir del vehículo y habría conducido a su muerte.

Tras el entendimiento alcanzado, ambas partes han pedido la desestimación del caso, según E! News. Los términos del acuerdo son confidenciales por el momento.

Recordemos que el actor de Fast & Furious iba de copiloto en un Porsche Carrera GT que colisionó con una hilera de árboles en Valencia, Santa Clarita, California en 2013. La policía determinó en su momento que el vehículo sobrepasaba el límite de velocidad.

En 2016, un juez eximió a Porsche de cualquier responsabilidad tras la demanda interpuesta por la mujer de Roger Rodas, Kristine. Anteriormente, Porsche había negado toda culpabilidad por el accidente, declarando: “El coche fue utilizado y mantenido inadecuadamente“. También en 2016, Meadow recibió 10.1 millones de dólares tras un acuerdo con los herederos de Rodas.


Para seguir leyendo:
¡Cómo ha crecido la pequeña hija de Paul Walker!
Guerra de músculos: Tyrese Gibson culpa a Dwayne Johnson por el retraso de Fast and Furious
La próxima Fast and Furious no llegará hasta ¡dentro de 3 años!

Imagen: Facebook (@meadowwalker)