La gimnasta universitaria Melanie Coleman, de 20 años, muere tras un accidente en el entrenamiento

Una gimnasta de Connecticut murió tras una lesión grave que sufrió a finales de la semana pasada. (Getty Images)

Una gimnasta del equipo estatal y juvenil de gimnasia de la Universidad Estatal del Sur de Connecticut (SCSU, por sus siglas en inglés) murió el domingo tras un accidente que sufrió durante el entrenamiento, dos días antes.

El viernes, Melanie Coleman, de 20 años, estaba practicando en las barras de las instalaciones de la SCSU y sufrió una lesión en la médula espinal, informó el Connecticut Post.

“Fue completamente inesperado, nadie esperaba que esto ocurriera ni el desenlace que tuvo”, le reveló al Post Tom Alberti, coach y entrenador de Coleman. Añadió que la experta juvenil en barra era un modelo a seguir que “dio siempre el 100 %” y que era “una persona maravillosa”.

El rector de la universidad, Joe Bertolino, emitió un comunicado, a través del Post:

“Sus entrenadores y profesores describen a Melanie como una joven especial, que destacó tanto en el aula como en el gimnasio. Nuestras más profundas condolencias para su familia y amigos por esta trágica pérdida”.

Coleman era una gimnasta de nivel 10, el máximo nivel del Programa Olímpico Juvenil de Gimnasia. Ella y su hermana mayor, Tiffany, llevaron a su equipo del instituto al segundo puesto en la competencia estatal. Fue nombrada jugadora estatal, la jugadora más valiosa del equipo y capitana durante su carrera en el instituto.

Coleman estudiaba enfermería y la primavera pasada la USA Gymnastics la nombró Atleta Juvenil Estadounidense.

Vale destacar que la gimnasia tiene uno de los índices de lesiones más altos entre los deportes femeninos con casi 100 000 lesionados al año, según el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. Por lo general, los atletas se fracturan las muñecas, las manos y los dedos o experimentan dolor de espalda y en las rodillas. Sin embargo, las lesiones mortales en gimnasia son muy raras.

A inicios de este año, la gimnasta de Auburn, Samantha Cerio, se volvió viral tras dislocarse ambas rodillas y desgarrarse varios ligamentos en un fatídico accidente en las semifinales regionales de la NCAA. Este verano, Cerio le reveló a espnW que cree que se volvió viral porque las personas no son conscientes de que esas gimnastas tan maquilladas y con leotardos que hacen “volteretas increíbles” corren el riesgo de lesionarse gravemente.

Cassandra Negley