La fabulosa (y trágica) historia de Regina Torné, del estrellato a la sombra

·5 min de lectura
MEXICO CITY, MEXICO - DECEMBER 16: Actress Regina Torne during the presentacion of the new mexican tv soap opera  'La Loba' of TV Azteca on December 16, 2009 in Mexico City, Mexico. (Photo by Hector Vivas/Jam Media/LatinContent via Getty Images)
Regina Torné en 'La Loba', en 2009. (Hector Vivas/Getty Images)

El nombre de Regina Torné, una de las más brillantes estrellas del cine de los años 60, que después estableció una carrera como primera actriz en cine y TV, ha vuelto a ser tendencia debido a un episodio oscuro de su vida, que si bien no puso punto final a su carrera, sí la llevó a buscar una nueva vida.

Esto se debe a que, como se ha reportado, su hija Regina del Pilar Campos, comparte celda con la YouTuber YossTop en el penal de Santa Martha Acatitla, donde purga una condena de 35 años por ser la autora intelectual del brutal asesinato de una joven llamada Maribel Monroy en 2006. Este crimen, calificado como pasional, marcó un parteaguas en la vida de Torné, que apoyó a su hija hasta el último momento y quien, aunque pudo haberse desplomado, siguió adelante con su carrera y su vida.

Nacida en Tabasco, Rosa Virgen del Pilar Marina Incháustegui Anaya inició su carrera artística en 1966 a los 21 años de edad como cantante de Jazz y Bossa Nova, popularizando en México esos géneros musicales; pronto debutó en televisión y cine, haciendo numerosas apariciones en películas populares con Julio Alemán —en una serie de películas de espías al estilo James Bond— y el famoso luchador 'Blue Demon', así como estrellas juveniles como Julissa y César Costa. Otro punto clave en su carrera fue su participación especial en el famoso sitcom de 'El Chavo del 8', mismo que le dio la oportunidad de ser sumamente popular en Brasil.

Fue a inicios de la década de 1990 que Regina adquirió una nueva dimensión al transicionar a roles de primera actriz, obteniendo un Ariel a la mejor actriz (equivalente al Oscar en México) por su magistral interpretación como Mamá Elena en 'Como agua para chocolate', la adaptación cinematográfica de la novela de Laura Esquivel, dirigida por Alfonso Arau, que fue un éxito internacional.

En la película, Regina —que en la vida real es una mujer jovial y afable, algo que reconocen todos sus compañeros con quienes ha trabajado, dejándoles siempre un buen recuerdo— interpreta a la intransigente matriarca que manipula a sus hijas y que dicta, desde el momento de su nacimiento, que Tita (Lumi Cavazos) será quien permanezca soltera toda su vida para cuidarla. 

En una actuación visceral, pero al mismo tiempo muy cuidada, Regina fue aclamada por la crítica y el público, teniendo entonces una mayor demanda en televisión, integrándose a los elencos de 'Clarisa', producción de Juan Osorio; 'Agujetas de color de rosa', 'Retrato de familia' (con Helena Rojo y Yolanda Andrade) y después se incorporó a las filas de TV Azteca, donde tuvo una larga y prestigiada carrera en telenovelas como 'La chacala', con Christian Bach, 'La otra cara del alma', 'Siempre tuya, Acapulco', 'Amor en custodia' y 'La Loba', donde tuvo una participación estelar como la gran villana.

En el año 2000, sufrió el duro golpe de haber perdido a quien era su compañera y socia, la comediante Virma González, con quien compartió muchos años y que murió a consecuencia de un fulminante cáncer de páncreas. Antes de esto, en los años 70, estuvo brevemente casada con Carlos Campos, el padre de su única hija, Regina del Pilar, quien en contubernio con su entonces pareja, Edgar Rogelio Eslava Sánchez, que también está encarcelado, resultó responsable del secuestro y homicidio imprudencial de la esposa de este, que se negaba a darle el divorcio.

Como si se tratara del argumento de una de las películas de suspenso que Regina hizo en los 60, su hija reclutó a tres trabajadores que hacían remodelaciones en su casa, para que secuestraran, en su presencia, a Maribel Monroy. Durante el rapto, la mujer murió asfixiada, entonces los raptores tiraron su cuerpo a una cuneta y le prendieron fuego, cosa que fue reportada por testigos que aprehendieron a Campos en el lugar de los hechos, por lo que confesó todo.

Regina apoyó a su hija (aunque ratificó en público que no justificaba los hechos y que debía cumplir su condena) y la visitó con frecuencia en el penal, hasta que en 2014 se dio un distanciamiento definitivo entre ambas, cuando Regina anunció su retiro, y se trasladó a vivir en Puebla, a 200 km de la capital mexicana, donde estableció una academia de artes escénicas para niños y adolescentes.

Lo difícil de esta carrera es ser constante," dijo en una entrevista en 2020 al diario 'El sol de Puebla' "la constancia y la perseverancia, pero todas esas cosas se engloban en una última palabra que es la pasión y yo soy una apasionada de mi profesión, y por eso ahora enseño". A sus alumnos en la escuela, les da valores y técnicas, así como la mejor de las recetas para triunfar en la vida: tener pasión por lo que hacen.

Sobre su exilio voluntario, aseguró sentirse muy dichosa: “He hecho amigos como familia aquí y como dije un día: a mí Tabasco me vio nacer, pero Puebla me va a ver morir”, y añadió: “a pesar de que ya tengo mis años, no he envejecido y no pienso envejecer. Mi edad seguirá adelante, pero yo no. Mis arrugas seguirán saliendo, pero no las de mi alma, yo tengo un alma muy joven".

La actitud positiva de Regina Torné no deja de ser ejemplar, aún cuando la vida le ha empañado algunos momentos, ella no pierde el optimismo y lo derrama en los demás, lo que la hace, aún hoy y pese a todo, un modelo de vida.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Gael García Bernal: "La sociedad ha construido una negación de la muerte"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente