La estremecedora historia de una mexicana: "No quise seguir con el embarazo, ejercí mi derecho y no me arrepiento"

Rodrigo Neria Cano
·5 min de lectura
Foto: AP Photo/Anthony Vazquez
Foto: AP Photo/Anthony Vazquez

“Aborté cuando tenía 20 años. Estaba en quinto semestre de Derecho en la Universidad Panamericana. Tomé la decisión consciente y no miré atrás. Fui a la clínica sola. Antes de darme las pastillas, el doctor me obligó a ver el ultrasonido. Lo sigo soñando hasta la fecha”, escribió la usuaria de Twitter @Ateneam horas antes de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dieran un duro golpe a la lucha contra la despenalización del aborto en México.

Colectivos feministas y organizaciones defensoras de los derechos humanos esperaban que la SCJN respaldara la propuesta de un Juez federal de Xalapa, Veracruz, de modificar los artículos 149, 150 y 154 del Código Penal que criminalizan el aborto. Solo se necesitaba la aprobación de tres de los cinco ministros de la sala, pero solo uno votó a favor.

Si se hubiera aprobado la modificación al Código Penal de Veracruz se hubiera sentado un precedente para que en otros estados se presenten recursos similares e intentar sentar jurisprudencia. Lamentablemente eso no ocurrió.

La usuaria @Ateneam busca que su historia genere conciencia en aquellos que no comprenden lo que se quiere lograr con la despenalización del aborto.

“Pasé los dos siguientes días sola en mi cuarto viendo como mis sábanas se teñían de carmín. No le dije a nadie por miedo. Intenté conversarlo con mi roomie. Me dijo: ‘¿Mataste a un bebito?’. Me retracté: dije que había sido una complicación clínica y que no había sido mi intención”, continuó la mujer.

La usuaria, que se identifica como defensora de derechos humanos, mencionó que antes de que se realizara el aborto solía hacer activismo en favor de los derechos de las mujeres a elegir, pero después tuvo mucha depresión y tristeza que la orillaron a enmudecer.

Su entorno social no la ayudaba mucho, “En clases profesores, alumnas y alumnos se llenaban la boca atacando a las mujeres que abortaban. 'Asesinas', 'desconsideradas', 'malditas locas', 'se van a ir al infierno'. Y no podía contestarles. Estaba agotada, en las noches me despertaba gritando al recordar el ultrasonido”.

Explicó que con el paso del tiempo comenzó a sentirse mejor y tuvo la confianza de hablar del tema con su mamá, quien le mostró todo su apoyo. “Todo está bien, solo me duele que hayas tenido que pasarlo sola”, le dijo su madre.

Tras recuperarse gracias a su red de apoyo, ella se sintió mucho mejor. “Mi mamá empezó a investigar más sobre feminismos y a apoyarme incondicionalmente. Mis amigas feministas me abrazaron y ya no me sentí sola”. Y sentenció: “Solo quiero que sepan: yo decidí. No quise seguir con el embarazo, ejercí mi derecho y no me arrepiento”.

Luego @Ateneam recalcó la importancia de la despenalización del aborto. “Mi situación fue privilegiada: vivía en la CDMX y tenía los recursos económicos y sociales para poder acceder al procedimiento. Hay muchas mujeres en el país que por no tienen la misma suerte. Sufren procesos mucho más dolorosos o lamentablemente fallecen en clínicas clandestinas”.

Después de que se diera a conocer la resolución de la SCJN, la usuaria escribió con esperanza. “A ver, no se discutió el fondo (los artículos que penalizan el aborto en Veracruz). Solo se va a turnar el proyecto y luego se va a volver a votar. Esto todavía no se acaba”.

En México, solamente en la Ciudad de México y en Oaxaca se permite la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

La historia del médico mexicano que se levantó de su camilla en el hospital para salvar una vida

Con pastel y Mañanitas: así lograron que se repare un bache en la CDMX... un año después

Gobernador de Guanajuato ordena cancelar fiestas mientras él hace una enorme pachanga en plena pandemia

(VIDEO) El aborto en tiempos de coronavirus