La enfermedad reumática que (afecta por igual a hombres y mujeres) se 'cura' con yoga y música

La artritis psoriásica puede afectar a las articulaciones periféricas de los brazos y las piernas (codos, muñecas, manos y pies) dificultan actividades cotidianas como trabajar con el ordenador. (Foto: Peter Dazeley /Getty Images)

La artritis psoriásica es una enfermedad incapacitante que se caracteriza por la inflamación de la piel y de las articulaciones, tendones y ligamentos. Sus principales síntomas son dolor, hinchazón, dificultad de movimiento, afecciones cutáneas y, con el tiempo, posibilidad de deformación.

Se trata de una enfermedad crónica de causa desconocida, que afecta por igual a hombres y mujeres de entre 30 y 50 años de edad. Evoluciona de manera irregular a lo largo de la vida, alternando épocas de inactividad con otras de inflamación y dolor.

Quienes la sufren (en torno a 250.000 personas en España) tienen dificultades para vestirse, ducharse, lavarse los dientes o conducir debido a las molestias que ocasiona. También sufren miedo, angustia y picor y un bajón impresionante cuando se enteran pero “si bien recibir el diagnóstico puede resultar impactante, paradójicamente también provoca una sensación de tranquilidad, ya que ponemos nombre a lo que nos sucede, añade el director de Acción Psoriasis, Santiago Alfonso.

Los diferentes síntomas de la enfermedad afectan de distinta manera en cada ámbito de la vida de los pacientes. “Por ejemplo, el cansancio y la ansiedad que origina la enfermedad impacta en su vida laboral; el dolor, la rigidez y los problemas de movilidad interfieren en la realización de la tareas físicas diarias; mientras que la afectación cutánea es el síntoma que más altera las relaciones personales y la vida social”, explica Antonio Torralba, presidente de ConArtritis.

Este tipo de artritis se desarrolla en algunas personas que sufren psoriasis, afección crónica de la piel que se caracteriza por la presencia de manchas rojas en la piel. (Foto: Shutterstock)

Para sensibilizar y concienciar a la población sobre esta enfermedad y apoyar a las personas afectadas, Acción Psoriasis, ConArtritis y Lilly han comenzado el año con una campaña de concienciación (“Muévete más allá de la Artritis Psoriásica”) ofreciéndoles consejos y ejercicios que ayuden a mejorar su calidad de vida.

“Las personas que tienen esta enfermedad sufren un huracán de emociones continuas: miedo, irritación, tristeza, estrés… Conocer que existen técnicas como el yoga y la musicoterapia que pueden ayudarles a mejorar su día a día, es una realidad que deben conocer todos”, explica Torralba.

En este sentido, el ejercicio físico para tratar la artritis psoriásica y la música tienen numerosos beneficios. Es más, la actividad física (¡mira éstos también!es una parte importante del tratamiento, ya que ayuda a mejorar la rigidez y la limitación de los movimientos causados por la artritis.

Yoga y musicoterapia

“Sé lo que es esta enfermedad de primera mano ya que un familiar cercano la padece y conozco su sufrimiento”, nos cuenta Olga Brú, profesora de yoga y youtuber.  Ella misma comenzó a practicar yoga tras un accidente que afectó a su movilidad y a su espalda.

“El yoga me ha cambiado la vida radicalmente. Al principio es duro, pero cuando comienzas a notar los cambios, merece la pena”. nos cuenta. “Decidí estudiar pilates y más adelante yoga, y desde hace 15 años convertí mi pasión en mi profesión. En sesión puedo fusionar estas dos disciplinas que tan bien se complementan y tantos beneficios nos aportan”.

Y es que el yoga (en particular el restaurativo y el viniyoga según señala Amarela asociación malagueña de artritis reumatoide) es una excelente forma para mejorar la autoestima, la flexibilidad y movilidad de las articulaciones (una de las comorbilidades de la artritis), y reduce el nivel de depresión y la ansiedad (unas de las comorbilidades tanto de la psoriasis como de la artritis).

 “Si al apoyar las manos duelen las muñecas, abre todo lo que puedas los dedos de la mano para reducir la presión”, explica la experta en yoga Olga Brú en el taller de musicoterapia con @carlosjean.

Por su parte, la música influye directamente sobre el bienestar personal, físico y emocional y, en un contexto de dolor crónico, disminuye la intensidad del dolor haciendo que la mente se distraiga y desvíe así la atención sobre las dolencias, según este estudio.

El Dj Carlos Jean, conocedor de estos beneficios, está convencido de que “la música ayuda a otras personas a mejorar su día a día, aportándoles felicidad, esperanza y salud”.

Datos que quizás no sepas 

  • La artritis psoriásica es una forma crónica y progresiva de artritis inflamatoria que puede causar hinchazón, rigidez y dolor en y alrededor de las articulaciones y deterioro de la función física, según publica la revista científica The New England Journal of Medicine (NEJM).
  • Se produce cuando un sistema inmunológico hiperactivo envía señales defectuosas que causan inflamación, dando lugar a articulaciones y tendones hinchados y dolorosos.
  • La artritis psoriásica puede afectar a las articulaciones periféricas de los brazos y las piernas (codos, muñecas, manos y pies).
  • Si no se trata, la artritis psoriásica puede causar daño permanente en las articulaciones.
  • La artritis psoriásica es una de las principales comorbilidades de la psoriasis, y afecta hasta el 30 por ciento de los pacientes con psoriasis.
La comida es otro de los factores que pueden ayudarte a sentirte mejor. (Imagen: Acción Psoriasis)

El diagnóstico tardío, uno de los grandes retos

Para el Dr. José Luis López Estebaranz, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (Madrid), tanto el yoga como la musicoterapia son “favorecedoras para los pacientes” ya que la psoriasis y, por ende, la artritis psoriásica, afectan a su calidad de vida, “a sus relaciones personales y sociales, a su trabajo y economía. De ahí que 8 de cada 10 pacientes no logren olvidarse de su enfermedad, aunque esté controlada”.

Además, continúa el especialista en dermatología de DermoMedic, dado que la piel es nuestra carta de presentación y las lesiones son visibles, puede llegar a ser estigmatizante, incluso teniendo en cuenta que no es una enfermedad contagiosa o alérgica“si a esto le unimos el dolor, inflamación y rigidez que provoca la artritis psoriásica, las consecuencias para el paciente pueden ser muy críticas tanto física como psicológicamente”.

Por otro lado, en una encuesta realizada recientemente por Acción Psoriasis, los pacientes revelaron la necesidad de una mayor sinergia entre las especialidades de dermatología y reumatología. En este término, el Dr. Jordi Gratacós Masmitjà, director del Servicio de Reumatología del Hospital de Sabadell, señala que “el diagnóstico de la artritis psoriásica puede ser complejo”, algo que afecta tanto al paciente como a su entorno.

“Cuando esto sucede, el diagnóstico puede tardar varios años en producirse, lo cual puede causar daños irreversibles para el paciente que, si no es tratado correctamente, puede sufrir graves comorbilidades discapacitantes”,  añade el especialista.

En definitiva, aunque la artritis psoriásicaes una enfermedad crónica y por tanto no tiene una cura definitiva, si se puede llevar una vida casi normal si sigues los tratamientos y te mantienes activo.

¿Conocías esta enfermedad? ¿Y las técnicas para estar mejor?

También puede interesarte:

¿Qué postura (de yoga) te ayuda a combatir la enfermedad más discapacitante?

Qué ejercicios puedes hacer si solo dispones de 30 minutos

La ‘fuerza explosiva’ de este deporte te regala 10 años más de vida

Practicar esta actividad (yoga-sutra) durante 12 semanas aumenta el deseo sexual femenino