La desintegración de la familia de Rocío Jurado en 8 puntos

El 1 de junio de 2006, los corazones de media España se paralizaban al conocerse el fallecimiento de ‘la más grande’. Rocío Jurado moría en su casa de La Moraleja rodeada de sus familiares más cercanos tras varios años de lucha contra un cáncer de páncreas. Desde ese preciso instante, la familia Jurado no volvería a ser la misma y ahí comenzaba la desintegración de uno de los clanes más unido hasta ese fatídico día.

Rocío Jurado durante una de sus actuaciones. (Photo by Fernando Camino/Cover/Getty Images)

Los problemas comenzaban pocas semanas después del sepelio por Rocío. Y es que la herencia de la artista hacía mella en la familia. Una herencia cifrada en siete millones de euros. La clave en la primera fricción entre Amador Mohedano, hermano de Rocío, Ortega Cano y su hija mayor, Rocío Carrasco, la encontramos en la finca Los Naranjos. La Jurado quería que esa finca rústica se la repartieran entre sus dos hermanos, pero la albacea determinó entonces que debía dividirse también entre los tres hijos de la artista para cumplir con la legítima.

En el último momento, y tras varios años de conflicto, Rocío, Gloria Camila y José Fernando (que eran aún unos niños), renunciaron a ese derecho y la finca fue a parar a Amador y su hermana Gloria. Rocío Carrasco quedó como heredera universal de los derechos musicales de la trayectoria de su madre y además se quedó con un apartamento en Miami, una finca en Chipiona y una de las partes de la casa de La Moraleja, que tuvo que ser vendida para entregar una parte a ella y otras dos a sus hermanos.

Rocío y sus hermanos llevan años sin verse ni hablarse e incluso han evitado coincidir en los diferentes homenajes a su madre que se han llevado a cabo. Uno de los proyectos que podría haberlos unido fue la creación de un museo de Rocío Jurado, pero la instalación lleva atascada más de ocho años por los recelos de la hija mayor de la cantante a causa de unas supuestas ilegalidades en la financiación del edificio.

En 2011 llegaría uno de los momentos más duros en la familia de Rocío Jurado. Tras la muerte de la cantante, nada volvió a ser igual en la casa de Ortega Cano, que quedó sumido en una profunda depresión. El que fuera segundo marido de la tonadillera, José Ortega Cano, sufría un accidente de tráfico tras invadir el carril contrario en una carretera cercana a Castilblanco de los Arroyos. En el accidente fallecía un hombre y Ortega resultaba herido de gravedad. Permaneció hospitalizado un mes en la UCI y otros dos en planta. A su salida, el torero se tenía que enfrentar a un juicio por el que finalmente, en abril de 2014, tuvo que ingresar en prisión para cumplir una condena de dos años y seis meses por un delito contra la seguridad vial, homicidio imprudente y por conducir bajo los efectos del alcohol.

Gloria Camila, el gran apoyo de su padre Ortega Cano. (Photo by David Carbajo/Getty Images)

La relación entre los tres hermanos se rompía prácticamente tras morir Rocío. La hija mayor, Rocío Carrasco, optaba por desaparecer de la vida pública poco después y vivir alejada de los medios junto a su nueva pareja Fidel Albiac. Por su parte, su hermano José Fernando se enfrentaba a su padre nada más cumplir los 18 años (en 2012) reclamándole la herencia que le correspondía de su madre, casi un millón de euros. La infancia del joven fue complicada, pasó por cinco colegios y con la mayoría de edad no mejoró su actitud.

En 2014 era condenado a un año y nueve meses de cárcel por el robo con violencia de un coche tras una pelea en un club de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), pero finalmente se libraba de ingresar en prisión por no tener antecedentes. Su tormentosa relación con Michu, con la que tuvo una hija, le llevó a ingresar en prisión en 2017 tras incumplir varias órdenes de alejamiento y la consecuente revocación de la anterior sentencia. Sus problemas continuaron e hicieron que poco después tuviera que ser ingresado en varios centros psiquiátricos, el último en Ciempozuelos (Madrid) donde continúa su rehabilitación.

La finca Yerbabuena, otro de los focos que ha separado a la familia

Propiedad de Ortega Cano, era el lugar donde el torero tenía su ganadería. Tras la crisis en el sector, montó una empresa turística cuando aún vivía Rocío. En 2013 cerraba la venta de la casa en la que fue feliz junto a Rocío y donde se casó con ella.

5.Un nuevo episodio en la descomposición de la familia Mohedano se materializaba en 2013. Dos años antes, Rosa Benito participaba (y ganaba) en Supervivientes y ya en la isla aseguraba haber descubierto cosas que tenía dentro tras más de 30 años casada con Amador Mohedano. Mucho se habló durante su concurso de una supuesta atracción de la cuñada de Rocío Jurado por José Manuel Montalvo y a su salida las cosas ya nunca fueron iguales con Amador. El hermano de la más grande contraía numerosas deudas a las que Rosa se vio obligada a hacer frente y además surgían rumores de varias infidelidades de Amador con diferentes mujeres. En noviembre de 2013, Rosa firmaba el divorcio tras 35 años de matrimonio.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac, una pareja inseparable. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

6.La sobrina de Rocío Jurado también se ha visto envuelta en diferentes polémicas tras la muerte de su tía. Rosario Mohedano siempre estuvo ligada a la fama de su tía aunque no fue hasta 2004, cuando entró en 'GH VIP', cuando empezó a hacerse de verdad popular en televisión. Luego participó en A tu lado, Sálvame, Mira quién baila o ¡Qué tiempo tan feliz! Los problemas llegaban tras su tormentosa relación con Antonio Tejado y poco después, Chayo decidía dedicarse por completo a la música abandonando el mundo de la televisión.

7.Gloria Camila, la otra hija de Rocío Jurado, se mantenía en un segundo y discreto plano hasta alcanzar la mayoría de edad. Tras comenzar a estudiar diseño de moda, optaba por abrir una tienda de ropa en Sevilla, que tenía que cerrar meses después. En 2017 participaba en Supervivientes junto a su novio Kiko Jiménez, que incluso le llegaba a pedir matrimonio en la isla. Gloria Camila ha sido siempre el gran apoyo de su padre y de su hermano y no mantiene relación alguna con su hermana Rocío desde prácticamente la muerte de su madre. Este año, Gloria ha vuelto a los medios tras su separación de Kiko, que acudía a Sálvame Deluxe para contar las supuestas deslealtades de la que fue su novia durante cuatro años.

8.Pese a que Rocío Carrasco ha tratado de pasar desapercibida en los últimos años, el estreno hace unas semanas de GH VIP 7 y la entrada al concurso de su exmarido Antonio David Flores, han devuelto a Rociíto a la primera plana. Antonio Da ha contado en el concurso los malos momentos que ha vivido en los últimos tres años tras ser demandado por la que fuera su mujer por supuestos malos tratos. Además, en el plató está para defenderle su propia hija, Rocío Flores, que no ve a su madre desde que la joven tenía 16 años (ahora tiene 22), por lo que la polémica en los diferentes programas y revistas está servida a partir de ahora.