La certera respuesta de un campeón del mundo cuando le recriminan que hablara en catalán y no en castellano

Víctor Tomás con la camiseta de la selección. (Photo: GTRES)

Víctor Tomás, el jugador del Barcelona de balonmano y campeón del mundo con la selección española en 2013, anunció su retirada el pasado 3 de febrero por un problema cardiaco. El deportista dejará las pistas a final de temporada tras casi dos décadas de una exitosa carrera. 

Los agradecimientos y las muestras de apoyo para combatir ese problema de salud no tardaron en llegar de parte del mundo del balonmano y del deporte. Joan Laporta, el expresidente blaugrana, fue uno de los que le dio ánimo a Tomás y le agradeció su labor.

El exdirectivo también colgó un fragmento de la rueda de prensa de su despedida. En los escasos 25 segundos de duración del vídeo, el deportista afirmó en catalán que esperaba que recordaran un jugador que sentía los colores y que, estando mejor o peor, lo daba todo sobre la pista. “Honesto con mi trabajo y mis compañeros y un amante del balonmano y del Barça”, finalizó. 

Casi dos semanas después, un usuario de Twitter ha respondido a Laporta y a Tomás insultándole y recriminándole el hecho de hablar en castellano y no en catalán: ”¡¡¡Habla en castellano para que te entienda todo el mudo, por qué si no es difícil que sepamos lo que sientes pedazo de bobo!!! ¿O solo te diriges a los catalanes nativos? ¡¡¡Manda narices!!!”.

Tomás le ha respondido asegurándole que su rueda de prensa fue ”íntegramente en castellano”, salvo el momento en el que se dirigió a sus padres. “Las preguntas que me hicieron posteriormente fueron respuestas en el idioma en el que se formuló la pregunta”, ha proseguido. El deportista le ha pedido “un poco más de respeto” al ser precisamente lo que él le estaba pidiendo. 

Tras la contestación de Tomás, el usuario se ha disculpado por sus palabras: ”¡¡¡Mi más sinceras disculpas por mis expresiones!!! Solo quería expresar mi descontento por no entender lo que decías o expresabas, creo que mucha gente que estamos fuera de Cataluña también deberíamos entender todo, ya que hablas castellano perfectamente. Gracias”.

Tiro al pichón

Sería la peor pesadilla para los activistas por los derechos de los animales. Se cuenta que se mató a 300 aves la única vez que este deporte se consideró olímpico en los Juegos de París de 1900.

El belga Leon de Lunden mató a 21 palomas para hacerse con el primer puesto, pero no pudo repetir la hazaña, ya que en los siguientes Juegos no hubo tiro al pichón, sino tiro al plato.

Carrera de obstáculos nadando

El río Sena, en París, acogió la carrera de obstáculos a nado de 200 metros por primera y única vez en los Juegos de 1900.

Los nadadores tenían que trepar por un mástil y una hilera de barcos. El australiano Fred Lane se llevó a casa la medalla de oro en este evento.

Tiro de cuerda

El tiro de cuerda fue considerado deporte olímpico en cinco ocasiones, desde París 1900 hasta Amberes 1920 (en 1916 se cancelaron las Olimpiadas cuando estalló la Primera Guerra Mundial).

Los equipos, de ocho personas, tenían cinco minutos para derrotar a sus oponentes haciendo que sobrepasaran un metro la línea del centro. Si no había vencedor una vez pasado el tiempo límite, ganaría el equipo que más tirara de sus rivales.

El club de atletismo de Milwaukee (Wisconsin, Estados Unidos) representó al equipo estadounidense y ganó la medalla de oro en los Juegos de 1904 de San Luis, Misuri.

Salto de longitud a caballo

El salto de longitud es uno de los deportes clave del atletismo, mientras que la categoría ecuestre es de las más elegantes de las Olimpiadas. ¿Y si se combinan ambos?

Eso debieron pensar los directivos del COI en los Juegos de París 1900, cuando el belga Constant van Langendonck ganó el oro con un salto de 6,10 metros sobre su caballo, Extra Dry.

Salto de altura a caballo

Esta categoría también hizo su única aparición durante los Juegos de París de 1900.

En este caso hubo dos vencedores: el francés Dominique Garderes, a lomos de Canela (en la foto), y el italiano Gian Giorgio Trissino, con su caballo Oreste. Ambos alcanzaron una altura de 1,85 metros en el aire y sobre un mástil horizontal.

Inmersión de longitud

William Dickey, del equipo estadounidense, sigue siendo el campeón olímpico de inmersión de longitud tras ganar el oro en los Juegos de San Luis, Misuri, en 1904... más que nada porque el evento no volvió a repetirse. Dickey recorrió 19 metros deslizándose por el agua tras sumergirse.

Croquet

Este sosegado deporte sólo apareció en los Juegos Olímpicos de París de 1900. También fue el primer evento olímpico en el que participaron mujeres, aunque compitiendo con sus homólogos masculinos.

El deporte se eliminó de los Juegos Olímpicos porque sólo un espectador acudió a ver la competición.

Carreras sobre pista en bicicleta tándem

Esta prueba fue uno de los elementos clave del programa olímpico entre 1908 y 1972 y sigue teniendo cabida en los Juegos Paralímpicos. En la foto se ve a los alemanes Ernst Ihbe y Charly Lorenz, que se llevaron el oro en Berlín 1936.

Buceo

En los Juegos Olímpicos de París 1900 hizo su única aparición. Los competidores bucearon a lo largo de 60 metros por el río Sena. Ganaban dos puntos por cada metro que recorrían y otro por cada segundo en el que estaban sumergidos. El francés Charles DeVandeville se llevó el oro con 188,4 puntos.

Escalada de cuerda

Fue deporte olímpico en cinco ocasiones, entre 1896 y 1932. Desde una posición sentada, los atletas sólo podían usar las manos para escalar 15 metros en Atenas 1896, y luego 7,5 metros el los siguientes Juegos.

El griego Nikolaus Andriakopoulos ganó el oro en las Olimpiadas inaugurales. Ese año sólo dos personas llegaron arriba.

En los Juegos de 1904 de San Luis, Misuri, se llevó el título el estadounidense George Eyser. Su gesta es más increíble si cabe considerando que tenía una pierna de madera.

Salto de altura sin impulso

Entre 1900 y 1912 la categoría de atletismo incluyó esta prueba, en la que los competidores tratan de saltar lo máximo desde una postura erguida.

El estadounidense Ray Ewry (en la foto) fue el maestro de la disciplina al ganar tres medallas de oro entre 1900 y 1908. En París llegó a saltar 1,655 metros.

Ewry había sufrido polio de pequeño y fue en silla de ruedas la mayor parte de su infancia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La alcaldesa de Vic pide que se hable en catalán también "a quien por su aspecto físico no lo parezca"

Vox quiere examinar a los españoles de castellano y poner a prueba su nivel

Dabiz Muñoz sube una foto y provoca debate: "Gente llamándote facha en 3, 2, 1.."

Love HuffPost? Become a founding member of HuffPost Plus today.

This article originally appeared on HuffPost.