La caída en desgracia de Jodie Sweetin, la dulce Stephanie Tanner de Padres forzosos

Por Paula Olvera.-Hoy vengo a hablar de la maldición de las pequeñas estrellas apoyándome en la triste historia que se esconde detrás de Jodie Sweetin, la adorable niña que interpretó a Stephanie en la serie Full House, conocida en España como Padres forzosos, desde 1987 hasta 1995. No es la primera vez que soy consciente de que un ídolo infantil acaba repleto de traumas y en decadencia emocional tras iniciar una carrera interpretativa en los primeros años de su vida, pero descubrir el oscuro destino de la mediana de los Tanner me dejó de piedra.

(©ABC/©Michael Yarish/Netflix)

Como recordarás, Padres forzosos, ambientada en San Francisco (California), seguía la vida del viudo Danny Tanner que cría a sus tres hijas, D.J., Stephanie y Michelle, con la ayuda de su mejor amigo Joey Gladstone y de su cuñado Jesse Katsopolis. Jodie Sweetin sacrificó los años más puros de su vida a cambio de lograr la ansiada fama gracias a su talento para la actuación que resultó ser excepcional. La cámara quería a esta prodigio que, a temprana edad, se metió en la piel de la hermana mediana de la familia protagonista, una niña dulce, traviesa y parlanchina que no paraba de repetir la frase Qué grosero.

El infierno comenzó precisamente cuando dejó de interpretar este papel con el que había perdido la inocencia puesto que se transformó de niña a adolescente en 8 temporadas y 192 episodios. Y es que Jodie Sweetin acabó cayendo en las adicciones tras su carrera en la serie creada por Jeff Franklin. Es más, tal y como recoge el portal Estilo de Honduras, en 1995 la actriz comenzó a consumir cocaína en la escuela secundaria para, años después, iniciarse en el consumo de metanfetamina que completó con el éxtasis y el abuso de alcohol.

(©ABC)

No estoy aquí para juzgar a la actriz, sobre todo porque considero que tiene que ser emocionalmente difícil crecer delante de las cámaras para, de golpe y porrazo, darte de bruces con la realidad de una industria televisiva que en ocasiones es cruel con las glorias infantiles. No obstante creo que, como tantas otras pequeñas estrellas, la estadounidense no digirió correctamente que una etapa de su vida profesional en los sets se había terminado. “Tenía 13 años cuando la serie terminó y yo sólo quería seguir haciéndola”, reconoció en una entrevista a Complex en 2007.

El 3 de noviembre de 2009, la propia actriz desveló claramente la depresión que le causó que la comedia de situación estadounidense llegara a su fin en su biografía titulada unSweetined donde, bajo el copyright de Spotlight Entertainment, habla abiertamente sobre la batalla que ganó contra el alcohol y las drogas. “La vida no es como un episodio de Full House”, asegura en sus memorias. Y es que en este título nos ayuda a entender la gravedad de sus vicios recordando que en 1996 se emborrachó durante la boda de su compañera Candace Cameron. “Probablemente tome dos botellas de vino, y sólo tenía 14 años. Esa primera copa me dio la confianza en mí misma que tanto había buscado toda mi vida. Pero eso estableció el modelo de la clase de bebida que haría”.

(©Michael Yarish/Netflix)

Para más inri en 2016, en el programa Dancing with the stars, donde era una de las participantes, aseguró que el cese de Padres forzosos supuso un gran cambio en su vida. “Todo lo que había conocido desde que tenía 5 años de repente terminó y fue como decirle adiós a una familia que había amado mucho. A una edad tan temprana fue realmente una gran pérdida para mí. No supe cómo hacer el duelo.

Probablemente Jodie Sweetin sea un talento encasillado por este papel, aunque nunca se ha alejado de los proyectos audiovisuales, participando de forma esporádica como en Brotherly Love en 1996, donde durante un episodio fue Lydia Lump, o en 1999 en Party Of Five encarnando a Rhiannon Marcus en dos capítulos. Asimismo, en 2011 la reconocemos en Can’t Get Arrested como Jodie durante cinco episodios y en 2012 en Singled Out como Leia. También hay que destacar su paso por Hollywood Darlings, donde ha compartido créditos con las actrices Christine Lakin y Beverley Mitchell.

De cualquier manera, el entorno familiar de Jodie Sweetin tampoco favoreció que la actriz estuviera libre de vicios y mantuviera una vida equilibrada cuando todavía era menor de edad. La actriz apenas estuvo protegida bajo supervisión paterna lo que contribuyó a aumentar su caos emocional y su caída en desgracia. De hecho, su padre biológico fue encarcelado,  falleciendo al poco tiempo en prisión, y su madre, quien también batalló con las adicciones, puso a la pequeña en adopción cuando tenía nueve meses. Su tío Sam Sweetin y su esposa cuidaron a la actriz como una hija, adoptándola legalmente cuando cumplió dos años.

Además, la intérprete estadounidense tampoco ha tenido una vida estable sentimentalmente. A los veinte años se casó con un oficial de policía, Shaun Holguin, del que se acabó separando en 2006. Tan sólo un año después conoció a Cody Herpin con quien se casó en Las Vegas a los dos meses de conocerse. En 2008, la intérprete solicitó la separación legal, con una hija en común llamada Zoie, y el divorcio se hizo finalmente efectivo en 2010. El 31 de agosto de ese año se anunció el nacimiento de su segunda hija,  Beatrix, con su nueva pareja Morty Coyle, aunque la actriz requirió en 2013 nuevamente la separación legal de su tercer marido. El colmo en su vida amorosa se produjo cuando en 2016 anunció su nuevo compromiso con Justin Hodak, cuyo pasado está relacionado con el abuso de drogas, quien fue arrestado meses después tras haber violado la orden de alejamiento que le mantenía separado de la protagonista de Padres forzosos que acabó llamando a los agentes porque su novio tenía una pistola y amenazaba con suicidarse si le abandonaba.

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

A día de hoy Jodie Sweetin ha asegurado que está libre de adicciones. La prueba de ello es que recibió el Writers in Treatment’s Experience, Strength and Hope Award por su labor de defensa de las personas en recuperación de la adicción. Lo curioso es que la actriz ayudó a lograr la propia sobriedad de su tío en la ficción, John Stamos. La intérprete no le abandonó en su lucha contra el alcohol cuando había tocado fondo, tal y como el mismo actor confirmó en su cuenta de Instagram: “Su sobriedad es inspiradora por decir lo menos. Felicidades a Jodie por este premio que reconoce tu extraordinario viaje. Das ESPERANZA a tanta gente”.

Jodie Sweetin además ha relazando su carrera, gracias a lo que yo llamo karma, teniendo una segunda gran oportunidad televisiva que le ayudará a cerrar definitivamente una etapa que dejó abierta años atrás. Y es que actualmente podemos disfrutar de la actriz en Netflix, en el regreso de Padres forzosos a la pequeña pantalla con el reparto original casi tres décadas después de rodar el primer episodio de la mítica serie.

Esta secuela, titulada Fuller House, se centra precisamente en la vida de Stephanie Tanner y su hermana mayor D.J, así como en la mejor amiga de ésta, Kimmy Gibbler. Lógicamente, debido a que la trama transcurre la friolera de veinte años después del final de la ficción original, se han incorporado nuevos personajes que se corresponden con los hijos de las protagonistas, en una historia que se repite porque el marido de D.J. muere en un incendio y se queda al cuidado de los tres menores. No obstante, también aparecen en algunos episodios John Stamos, Bob Saget, Dave Coulier, Lori Loughlin y los gemelos Blake y Dylan Tuomy-Wilhoit que retoman los legendarios papeles que les encumbraron en los noventa. Eso sí, Mary-Kate y Ashley Olsen han sido las únicas que no han aceptado participar en la historia derivada de Padres forzosos, que ya en el primer episodio se apresura a justificar la ausencia de la pequeña Michelle.

(©Saeed Adyani/Netflix)

Espero que esta vez Jodie Sweetin no eche su carrera a perder cuando Fuller House se despida de los espectadores porque la vida es demasiado corta como para seguir adelante con un futuro incierto.

Para seguir leyendo:
La historia tras el fichaje de Luke Perry: su éxito juvenil fue gracias a una sola persona
La historia detrás de Tamzin Merchant, la primera Daenerys Targaryen de Juego de Tronos

Imágenes: ©ABC/©Netflix