La bacteria potencialmente mortal que vive en nuestra piel

Fotografíía del doctor Sam Shepard, responsable del estudio. Crédito: University of Bath

Además de a nosotros mismos, de manera natural transportamos una gran cantidad de bacterias que viven tan sobre nosotros – en nuestra piel – como dentro de nosotros. Es una situación normal, y que no implica ningún peligro. Pero ¿qué pasaría si una de estas bacterias tuviese el potencial de hacerse resistente a los antibióticos, crecer en el torrente sanguíneo y escapar del sistema inmune?

Esto es precisamente lo que se explica en un artículo reciente. Porque tal bacteria existe, se denomina Staphylococcus epidermidis y tiene el potencial de ser mortal para los humanos que sufran la infección.

[Te puede interesar: Malas noticias: las bacterias super-resistentes saltan entre animales y humanos]

De hecho, es una bacteria que se conoce desde hace mucho tiempo, y que ya ha causado problemas. Generalmente en pacientes que pasan por operaciones quirúrgicas: los que necesitan prótesis o aquellos a los que haya que fijar huesos.

La razón es sencilla. La bacteria vive sobre nuestra piel, y no entra en contacto con el torrente sanguíneo si no se opera. Al abrir, puede colonizar el cuerpo y causar la dolencia que sí resulta preocupante.

Ocurre relativamente a menudo. Pero un tratamiento con antibióticos ayuda a remediar el problema. No preocupaba hasta ahora, que los investigadores han detectado hasta 61 genes que pueden producir resistencia a los antibióticos en esta especie.

La pregunta que cabe hacerse es ¿si hasta ahora no ha supuesto ningún problema, por qué iba a empezar a hacerlo? Las razones son bastante simples, y se trata de una cuestión de números. La cantidad de genes de resistencia son muchos, la presencia de la bacteria es amplia, y cada vez se emplean más antibióticos, con lo que las bacterias tienen oportunidad de desarrollar la resistencia.

El verdadero problema es que esta bacteria es potencialmente mortal. Las cepas, por llamarlas de alguna manera, “normales” causan problemas, pero no un verdadero peligro. La cosa cambia sustancialmente si se vuelven resistentes a los antibióticos.

[Te puede interesar: Se puede parar a la ameba comecerebros con plata]

En tal caso, la infección acaba en la muerte del paciente. El estafilococo va colonizando el cuerpo, y resulta imposible deshacerse de él, con lo que los problemas van haciéndose cada vez mayores. Y al aprovechar el torrente sanguíneo, es capaz de viajar por todo el cuerpo y esconderse de tratamientos.

¿Es realmente tan preocupante? En parte sí, y en parte no. Es más preocupante de lo que ha sido hasta ahora, que era una bacteria que se conocía y a la que no se prestaba atención. Pero no es para asustarse…aún.