La asimetría en el pecho, una importante fuente de malestar psicológico para las mujeres

WTB

Durante la adolescencia, cualquier cambio en el cuerpo de una joven puede tener consecuencias en su estado de ánimo. A pesar de que esa certeza es casi universalmente conocida, hay pocos estudios científicos que la avalen. Uno de ellos se acaba de publicar y ahonda en la relación entre el tamaño y la forma del pecho y la autoestima de las adolescentes.

Investigadores del Hospital Pediátrico de Boston han descubierto que la asimetría y el tamaño grande de los pechos tienen un efecto bastante negativo sobre el amor propio de las mujeres jóvenes.



El resultado es tan evidente y el daño tan profundo, que incluso el doctor que dirigió la investigación ha recomendado a las compañías de seguros -que son los que pagan las intervenciones médicas en Estados Unidos- para que sufraguen las operaciones estéticas en esta zona del cuerpo para las mujeres que no estén satisfechas.

El estudio, publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery, analiza a 59 mujeres con edades comprendidas entre los 12 y los 12 años que sufren de asimetría en el pecho: una de las dos mamas es más grande en por lo menos una talla que la otra. El 40% de ellas incluso estaban diagnosticadas con mamas tuberosas: una malformación de la mama que se presenta desde el desarrollo puberal, y que puede ocurrir que el tejido que cubre la glándula mamaria presente una rigidez excesiva y no se expanda adecuadamente juntamente con el crecimiento progresivo de la glándula mamaria.

También se incluyó un grupo de chicas que no tenían ninguna tipo de problema en el pecho, para compararlas con las del primer clúster.





Peor autoestima y peor bienestar emocional
A todas ellas se les realizó una serie de preguntas para conocer su situación emocional, su bienestar general y su nivel de autoestima. Las mujeres que tenían problemas en el pecho puntuaban significativamente más bajo en todos estos aspectos que las del grupo de control.

Según se puede leer en el trabajo, este tipo de problemas no despiertan el suficiente interés o la preocupación de los padres y médicos, algo que debería ocurrir. Eso es lo que piensa el doctor Brian Labow, que dirigió esta investigación, que en declaraciones a Yahoo Health asegura que “me encanta la preocupación mundial por el cáncer de mama y todo el apoyo de los lazos rosas. Pero el cáncer ha eclipsado a los demás problemas que pueden tener las mujeres en el pecho”.

“Si una mujer tiene problemas en el tamaño de sus pechos, no hay mucha cobertura para ella”, prosigue el médico, “la pregunta es ¿Si un pecho es funcional, pero es asimétrico, debe ser operado?”.

Para él, la respuesta es afirmativa, pero la cirugía no es la única solución a este problema.
Las chicas también pueden visitar la planta de oncología e informarse sobre prendas especiales que puedan vestir para sentirse más cómodas y seguras”. La asimetría en el pecho es un problema que puede desaparecer con la edad, pero hasta que esto ocurra, las mujeres pueden vivir algo mejor con este tipo de soluciones.

Además, Labow recomienda a todas las adolescentes que visiten al médico si perciben algún problema en el pecho. “Hablar sobre la asimetría y las posibles tratamientos seguro que ayuda a recuperar la autoestima y el bienestar de las pacientes”, remata el galeno.












Te puede interesar:

- Comer yogur todos los días reduce el riesgo de padecer diabetes un 18%

- Un experto asegura que un perfume de 6 euros del Lidl huele exactamente igual que uno de Chanel de 90 euros

- No estás durmiendo las horas que piensas (ni que necesitas)