López Chaves y Roca Rey triunfan en la primera de la feria en 'La Glorieta'

·4 min de lectura

Salamanca, 09 sep (EFE).- López Chaves y Roca Rey han sido los triunfadores de la tarde, en la primera de abono de la feria en Salamanca, al cortar dos orejas cada uno, mientras que Manzares paseó un trofeo.

Volvieron los toros a 'La Glorieta' recuperando la feria de Nuestra Señora De La Vega, tras casi dos años, y había ganas de toros, con un esplendido ambiente con una plaza llena dentro del aforo permitido.

Prendió pronto la traca López Chaves, con el toro que abría feria “Nenito” que empujó con fijeza en el peto y la cara abajo, certero resultó el puyazo de José María Díaz.

A gran nivel rayaron con los palos José Chacón y Javier “Guarrate”, que se desmonteraron, y eficaz en la lidia Jesús Talaván.

Mayestática apertura de faena, en los tableros. Vio pronto el ledesmino la excelente condición de “Nenito”, bravo y que la tomaba por abajo, con transmisión en la embestida por el derecho.

Chaves pisó el acelerador a fondo desde la primera tanda, abierto el compás, mano muy baja, sin cata previa. Faena maciza sobre la diestra, hubo rotundidad, le vinieron bien al toro esos respiros entre tanda y tanda, por el izquierdo, no tan boyante la embestida, bajó algo el nivel de una gran faena, realizada en una baldosa, empañada por una estocada que hizo guardia, tras volcarse sobre el morrillo en su ejecución.

Se agarró bien Manuel Bernal con el cuarto, un toro con mayor cuajo y remate que sus anteriores hermanos. Llegó sin fuelle y descompuesto en su embestida al último tercio. Importante esfuerzo de Chaves, en una faena de querer, tiró de raza, hubo más voluntad que lucimiento. Se pegó un arrimón en el tramo final, para robarle lo poco que llevaba dentro el animal.

Desacertado con los aceros, oreja cariñosa, como recompensa al conjunto de la tarde.

Manzanares se las vio con el segundo, un toro muy protestado por su justo trapío y muy flojo de remos, claudicante. El alicantino, no terminó de apostar, en un trasteo intermitente, incómodo por la brisa que no le dejaba manejar los trastos y la escasa fortaleza del animal.

Severo puyazo le recetó Francisco María al quinto. Se había desmonterado con los palos Domingo Siro, antes de que Manzanares, se esforzara en conducir las embestidas de “Pregonero” manejable y con fondo, tuvo buen inicio de muletazo, no así el final, pues echaba la cara arriba. Faena sin respiro, bien hilvanada, sobre la diestra. Dejando tres naturales para enmarcar y algunos pasajes sobre la diestra con mucho empaque y elegancia en el tramo final, en un conjunto de menos a más.

Roca Rey pasó sin pena ni gloria con el tercero, sin opciones, ante un animal inválido.

Dejaron rematar en exceso en los burladeros al sexto, un abuso de la cuadrilla de Roca Rey. Tuvo que llegar el quite por chicuelinas de Roca Rey, para arrancar su primera ovación. Mucho enganchón en el capote de Juan José Domínguez en la lidia. Brindó el peruano su último cartucho al público salmantino.

Principió la faena por ayudados por alto, sin ninguna renuncia, con las zapatillas enterradas en la arena.

Manejable pero justo de fuelle el animal, corrió bien la mano al natural alargando y pulseando su embestida. Aguantó parones a mitad del viaje, no le quedó otra opción que librar un cuerpo a cuerpo entre los pitones, con muletazos de ida y vuelta marca de la casa, en la corta distancia, dejándose acariciar los bordados del vestido por los pitones. Inverosímiles las bernadinas de broche, sin montar la espada, enardecieron a los tendidos. Excesivo premio el doble trofeo.

FICHA DEL FESTEJO:

Se han lidiado toros de Núñez del Cuvillo desiguales de hechuras y remate, flojos y faltos de raza, astifinos todos ellos. De gran juego el primero, bravo, encastado, con tranco en su embestida. Manejables quinto y sexto.

Domingo López Chaves: de grana y oro, estocada que hace guardia y estocada (Oreja), pinchazo y estocada atravesada, descabello (Oreja tras aviso).

José María Manzanares: de burdeos y azabache, estocada defectuosa (Ovación), metisaca y estocada trasera (Oreja).

Roca Rey: de gris perla y plata, estocada habilidosa (Silencio), pinchazo y estocada desprendida (Dos Orejas tras aviso).

Incidencias: Se ha registrado un lleno en los tendidos, dentro del aforo permitido, en tarde de agradable temperatura, durante algunos momentos de la lidia la brisa molestó a los toreros.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente