Líneas y risas: la columna de María Dueñas

·3 min de lectura
Photo credit: Warner Bros. - Getty Images
Photo credit: Warner Bros. - Getty Images

Me gusta el humor. En el cine y en la tele, en charlas o discursos. En música, en anuncios y podcasts. En frases escuchadas al tuntún, en un buen chiste. Y, por encima de todo, me encantan las risas que provocan los libros.

Siempre pienso que mi próxima novela será de humor; no sé si lo lograré algún día, aunque ya me aproximé al registro con el guion de la serie en audio 'Jodidísimas', uno de los proyectos creativos que más he disfrutado nunca. Por eso agradezco tanto que ELLE dedique este número a ese lado cómico, lúdico, irreverente, irónico o hasta sanamente ridículo de la vida.

Acabo de leer este verano 'Vestido de domingo', un libro de hace unos años de David Sedaris (Blackie Books), al que descubrí con 'Calypso'. Las carcajadas me han brotado ante los tronchantes relatos tragicómicos sobre sí mismo y su extravagante familia, sinceros y conmovedores a menudo, aliñados siempre con su lúcido sarcasmo. Saltó a la fama en la radio y hoy es un 'showman' con millones de seguidores que compran sus libros y abarrotan teatros y auditorios para escuchar sus historias hilarantes. Hago mía una de sus frases: «En una familia numerosa no puedes permitirte ser aburrido». Primogénita de una gran familia como soy, comparto esa opinión al cien por cien: ninguna comida o cena transcurre entre los míos sin que acabemos riendo con ganas, bien por las cosas del hoy –en las que todos somos implacables y mordaces casi siempre–, bien por las anécdotas y momentazos del ayer, de los que tenemos un catálogo repleto de 'hits' inolvidables.

Photo credit: Distrbuidora
Photo credit: Distrbuidora

Hace un par de semanas, en una larga tarde de piscina, devoré 'No me acuerdo de nada' (Libros del Asteroide), de mi admiradísima Nora Ephron. Entre otras cosas, repasa en este libro su vida familiar en el gran Hollywood clásico –fue hija de dos guionistas judíos cultos y punzantes– , y sobrevuela también sus principios en el mundo del periodismo en Nueva York, cuando las mujeres eran sistemáticamente peor consideradas, peor tratadas y peor pagadas que los hombres. Y –aun así– a ella le rechiflaba su trabajo.

De Estados Unidos me traje hace años su libro 'I Feel Bad About My Neck', y a partir de entonces me fascinó esa faceta suya de escritora y articulista capaz de combinar con tanto ingenio lo serio y lo frívolo, lo esencial y lo banal, lo más sofisticado e intelectual junto a las pequeñas trivialidades cotidianas. Tristemente, Nora Ephron nos dejó en 2012 y, aunque lo intento, no he encontrado a nadie que la reemplace en mis lecturas con dosis similares de lucidez, inteligencia y gracia. Quedan, no obstante, sus comedias románticas, en muchas de las cuales fue a la vez guionista, productora y directora: 'Cuando Harry encontró a Sally', 'Tienes un email', 'Algo para recordar'... o, mi favorita –aunque quizá sea la menos exitosa–, 'Heartburn', espantosamente traducida al español como 'Se acabó el pastel', y en la que, esta vez sólo como creadora del guion, ficciona el tortuoso fin de su matrimonio con el célebre periodista Carl Bernstein.

Photo credit: Distribuidora
Photo credit: Distribuidora

Me falta espacio para seguir mencionando libros o autores que me han hecho reír en algún momento concreto, o incluso constantemente: desde don Quijote luchando contra los molinos o los dichos de Sancho Panza, a nombres como David Lodge, los geniales Rafa Reig y Antonio Orejudo, o mi querido Eduardo Mendoza. O Marian Keyes, con sus novelas irlandesas. O Ramón J. Sender, con 'La tesis de Nancy'...

No es fácil escribir humor, ni mucho menos. Sin embargo, frente a la tristeza, el desánimo o los días oscuros, cuánto se agradece que las páginas de un libro nos regalen una buena carcajada.


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente