Todo lo que el láser puede hacer para que estés más guapo

tratamiento laser cara hombre
Láser para que te duela la cara de ser tan guapoARNETTE

¿Te imaginas que con un rayo de luz pudieras corregir algunas de las cosas que no te gustan de tu cara? Pues eso que parece ciencia ficción, esa varita mágica tan poderosa que es el láser es capaz de mejorar el estado de tu rostro con solo unas pasadas y rejuvenecerlo. El láser de las clínicas estéticas no es tan vistoso como el láser que portaba Darth Vader, pero es un arma igual de eficaz en su campo para atacar a enemigos varios: cicatrices, hiperpigmentación, líneas marcadas, piel opaca, granos, etc. (eso por lo que toca a la cara, porque en el cuerpo hace también maravillas, desde eliminar el vello de donde te sobra, borrar tatuajes, disminuir los depósitos de grasa…). La lista de tratamientos estéticos que pueden realizarse en el rostro con esta tecnología, que no es nueva pero que avanza a la velocidad del rayo, es numerosa. Y lo mejor es que el láser es un sistema poco invasivo y muy agradecido, porque, dependiendo del tipo de problema, puede alcanzar grandes resultados.

“Lo curioso es que para cada longitud de onda se produce un efecto diferente: algunos tienen como molécula diana la melanina de la mancha, otros la hemoglobina del capilar, otros el agua, etc. El conocimiento profundo del funcionamiento de cada uno de los láseres y de los efectos que va a producir esa luz de alta intensidad en la piel y la destreza del médico que realiza hace el procedimiento junto con un buen diagnóstico (para seleccionar el mejor tratamiento para cada problema) son esenciales para lograr un resultado óptimo”, señala el doctor Javier Pérez Diez, de Clínica Premium Marbella. Aquí van cinco problemas que pueden tratarse con láser.

1. Láser ND Yag, trata el acné

“Este láser ayuda de una manera no invasiva a coagular el tejido afectado, potenciando la creación de tejido sano. Al pasarlo por todo el rostro, a parte de ir eliminando acné y difuminando las marcas que han dejado, minimiza la apariencia del poro dilatado, mejora la textura y regula grasa. El acné que tratamos con este láser es acné inflamado o moderado de fototipos I, II y III”, explica Elisabeth Álvarez, CEO de InOut Barcelona. En esta clínica preparan la piel con un protocolo de higiene y aconsejan realizar un mínimo de tres sesiones, una cada tres semanas, para empezar y ver cómo responde la piel al tratamiento. Pasados dos meses, conviene realizar una revisión con el mismo especialista para que valore si hay que continuar con el tratamiento o hacer más adelante alguna sesión de mantenimiento.

2. Neodimio Yag, ataca las lesiones vasculares

¿Te molesta verte esas manchitas rojas en la cara? Si tienes la piel muy fina o muy sensible y desde siempre has tenido arañas vasculares o te han salido últimamente por mala circulación o por otros motivos, la buena noticia es que si te molestan se pueden tratar, incluso aunque aparezcan en las zonas más delicadas. “Muchas veces nos aparecen pequeños vasos en la zona de las ojeras y esto hace que la circulación en esa área sea peor y quede la zona más congestionada. Para tratar este problema es necesario utilizar un láser vascular, como Fotona Neodimio Yag, que mejora el problema”, asegura la doctora Beatriz Beltrán.

3. Láser Q-Stwiched, difumina las lesiones pigmentadas

Ahora, cuando el moreno está empezando a desaparecer y ves que el verano se ha ido definitivamente y te ha dejado dos regalitos: una piel más gruesa y manchas que no te esperabas y no te hacen ninguna gracia, es momento de ponerse manos a la obra. Soluciones hay, y no solo cosmética despigmentante a base de hidroquinona o ácidos. “El léntigo solar es una mancha plana de color marrón oscuro, que aparece en las zonas expuestas al sol, como la cara, el cuello, escote, dorso de las manos, antebrazos, cuero cabelludo (cuando no hay pelo). Se produce por un incremento localizado de los melanocitos, células responsables de sintetizar melanina y que es el pigmento que le da color a nuestra piel. Para tratarlas, la mejor elección es el Láser de Q- Swiched”, indica la doctora Mercè Campoy.

4. Clear&Brillant, revitaliza la piel

Cuánto molesta que te digan que tienes cara de cansado cuando has dormido a pierna suelta, no tienes ninguna preocupación y ni siquiera has salido de fiesta, ¿verdad? Si tienes ese aspecto de piel apagada y falta de vitalidad, el láser puede ayudarte a darle ese chute de energía que necesita y conseguir un efecto de piel más uniforme y más receptiva cuando te apliques las cremas. “Se trata de una nueva generación de láser fraccionado de diodo (fototermólisis fraccional) que trabaja a una potencia media-baja, renovando la capa superficial de la piel desde el interior. A medio camino entre los peelings y los láseres más agresivos, se realizan varias pasadas con el cabezal por todo el rostro, con el fin de que la energía láser cree millones de microscópicas zonas de tratamiento y sustituya las zonas dañadas de la piel por un tejido más saludable. La profundidad de penetración oscila entre 0,4mm y 0,17mm según el caso a tratar. Se tolera perfectamente y permite volver a la actividad cotidiana sin necesidad de complicados cuidados especiales”, explica la esteticista Carmen Navarro.

5. CO2, el mejor antiarrugas

Si empiezas a fijarte más de la cuenta en esas líneas que parecen instaladas en tu rostro y no te gustan nada, puedes mejorar su apariencia con el láser CO2, un sistema de luz que interactúa con la piel para conseguir eliminar sus capas más superficiales y conseguir así una gran renovación de la epidermis a la vez que regenera la capa más profunda, la dermis. “Este láser cuenta con un cabezal fraccionado, que es el que se usa se usa para el rejuvenecimiento facial y la eliminación de arrugas. La energía se entrega sobre la piel dividiéndola en pequeñas columnas de luz, de modo que se mantienen a nivel microscópico pequeñas zonas de piel intactas a partir de las cuales se regenera el tejido muy rápidamente”, señala la doctora Gema Pérez Sevilla. Por cierto, la mejor época para realizarse este láser es en otoño o invierno, pues es fundamental evitar el sol, así que ve pensándotelo.