Las láminas de cobre de Cristina Iglesias llegan a la Calcografía Nacional

·3 min de lectura

Madrid, 10 jun (EFE).- La Calcografía Nacional de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando acoge una exposición de la Premio Nacional de Arte Gráfico 2019, Cristina Iglesias, en un recorrido por sus creaciones donde el cobre se convierte el principal protagonista como soporte y “espejo”, entablando un diálogo con el espacio.

“Llamo impresiones a las serigrafías en cobre que he realizado a lo largo de toda mi carrera también en versiones sobre otros metales y soportes, como el aluminio o la seda. Son mi pensamiento del espacio y las estructuras traducidas a láminas conceptuales”, ha explicado sobre su obra la condecorada Cristina Iglesias.

Con su origen en 1993, el Premio Nacional de Arte Gráfico, celebrado en la Calcografía Nacional de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ha presentado la exposición de la obra de Cristina Iglesias (Donostia-San Sebastián, 1956), premiada en la edición de 2019 y cuya obra colgará anexa a la de Goya.

“Es una gran satisfacción para la Academia”, ha dicho Juan Bordes, académico delegado de la Calcografía Nacional sobre la muestra, que se exhibe junto a las planchas grabadas por Goya, homenajeando esta técnica. “Es un mutuo acuerdo de complacencia recibir un trabajo tan singular para la calcografía y verla hermanada con la obra de Goya”.

Una afirmación que ha compartido el vicedirector de la Academia, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna, que ha aseverado durante su intervención que “la calcografía es Goya, y lo es también Cristina Iglesias”, a través de una obra realizada láminas de grandes dimensiones donde el cobre es protagonista y soporte de sus serigrafías, al igual que de sus monotipos intervenidos con ácido.

“Este premio antes podía constituir un estímulo, pero ahora es más bien un agasajo hacia la trayectoria y la carrera de los artistas”, ha dicho Bordes, quien ha otorgado como reconocimiento a Cristina Iglesias dos grabados originales de Goya. “La Academia del Cine otorga unos Goya, pero los nuestros son los originales, y queremos darle estos dos a Cristina”.

La artista ha mostrado su agradecimiento y admiración por la obra de Goya, asegurando que “el grabado constituyó para Goya un medio de expresión con el que desarrolló un lenguaje”, en el que hoy y explorando técnicas que van más allá de las convencionales, Iglesias trabaja al igual que los diferentes artistas premiados por este galardón.

Composiciones que siguen un “concepto arquitectónico” dialogan con el espacio a través del juego de reflejos que provoca el cobre, soporte protagonista de la muestra que aporta estas posibilidades de “reflexión y refracción”, que causan que “el espacio se diluya y se proyecte” en composiciones metalingüísticas que emulan una secuencia de espejos.

El acto de presentación ha contado, como ya es tradición, con un espacio para dar a conocer al ganador del premio del Premio Nacional de Arte Gráfico de esta edición de 2020, que es en este caso Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, 1948), elegido “por unanimidad” durante esta misma mañana tras una reunión del jurado.

“La obra de Guillermo Pérez Villalta extrae de las técnicas tradicionales nuevas calidades”, ha explicado Bordes sobre el galardón, con el que realizan un “tributo a su larga carrera”, donde el grabado cobra una relevancia especial.

El legado del premio, creado en 1993 y tras “sufrir un parón en 2008”, continúa en esta edición, prosiguiendo una línea en la se pone en alza “la trayectoria artística de sus premiados”, tras haber contado en sus orígenes con diferentes categorías en las que premiar artistas.

(c) Agencia EFE