Kylie Jenner y sus estrictas normas con las niñeras de Stormi

Kylie Jenner pone estrictas normas a las niñeras de Stormi (Photo by Tommaso Boddi/Getty Images for Netflix)


Cuando Kylie Jenner dio a luz a Stormi no le gustaba la idea de dejarla en manos ajenas pero ahora, dos años después, tiene cuatro niñeras.

La pequeña del clan Kardashian no tiene tiempo suficiente como para dedicarle toda su atención a su hija Stormi y es que Kylie Jenner tiene un imperio de maquillaje y contratos publicitarios que atender para poder traer (más) dinero a casa.

El caso es que, si nos remontamos a hace dos años, cuando Kylie se convirtió en mamá ella no se mostraba demasiado receptiva a la hora de contratar a nadie para ocuparse de su hija. Sin embargo, cuando se dio cuenta de lo que realmente significaba ser madre (y eso incluía levantarse de madrugada a acunar a su bebé) decidió contratar a su primera niñera.

Ahora, dos años después, son cuatro las trabajadoras que se dedican única y exclusivamente al cuidado de la pequeña Stormi. ¿Por qué cuatro? Pues porqué Kylie no quería que Stormi se acostumbrara siempre a ver a una sola persona y se aburriera, aunque yo creo que más bien tenía miedo de que se afeccionara demasiado a su cuidadora si siempre era la misma.

Para poder ser niñera de Stormi y, supongo, cobrar un buen sueldazo primero tienes que superar las entrevistas y pruebas que Kylie exige antes de contratar a nadie. La primera es que tienes que caerle bien, eso es básico.

Kylie contrata a niñeras simpáticas y amables. También tienen que gustarles los animales y, sobre todo, los perros dado que Jenner tiene varios. Si se supera esta primera fase personal, luego llega la revisión médica completa y exhaustiva a la que las candidatas se tienen que someter.


Si con el doctor todo va bien, llega el momento de firmar un contrato de confidencialidad que prohíbe hablar con nadie de lo que suceda en casa de Kylie ni en su entorno familiar. Y, ¿qué pasa si alguna se va de la lengua y cuenta algún cotilleo sobre Jenner? ¡Pues que va sujeto a una multa de diez millones de dólares!

Si a pesar de todo esto alguien quiere seguir intentando convertirse en la niñera de Stormi, tiene que estar disponible las 24 horas del día para acudir de inmediato cuando se la llame, sea día o noche. 

También tiene que tener disponibilidad plena para viajar cuando Kylie organice un viaje con su hija ya sea de manera repentina o con planificación previa. Por si todo esto fuese poco, tienen dos claras indicaciones más: prohibido vestir a Stormi sin que Kylie haya visto previamente el modelito que va a llevar su hija y, atención a la más fuerte, ¡nunca pueden andar por delante de Kylie en la calle!

O sea, que hay jerarquía en el imperio Jenner y, desde luego, las niñeras de su hija quedan -a su parecer- por detrás suyo. Por último y debido a la crisis del coronavirus, se tienen que lavar las manos y mantener una enorme higiene para no poner en riesgo a la pequeña.

Por muy alto que sea el sueldo, ¿estarías dispuesto a acatar las estrictas normas que Kylie Jenner impone a las niñeras de Stormi? Yo, desde luego, no les veo mucho sentido a algunas de ellas.


Más historias que te pueden interesar

Stormi, hija de Kylie Jenner, hospitalizada de urgencia

Descubre cuánto cobra Kylie por un post en su Instagram

Stormi ya tiene sus pendientes personalizados