Kylie Jenner desafía la censura de Instagram con este bikini con pezones

·2 min de lectura
Photo credit: David Crotty - Getty Images
Photo credit: David Crotty - Getty Images

La mujer con más seguidores de Instagram vuelve a demostrar por qué lo es. Kylie Jenner, polifacética empresaria y hermana menor del clan Kardashian-Jenner, ha vuelto a revolucionar la red social colgando un par de imágenes en las que aparece posando con un bikini que imita el pecho femenino. Se trata de un diseño de la colección de Jean Paul Gaultier y la estilista Lotta Volkova que ya causó sensación tras su lanzamiento por ser un compendio de clásicos de Gaultier revisitados, entre los que los vestidos trampantojo que imitan cuerpos femeninos desnudos fueron lo más comentado.

El post de Kylie ya supera los 11 millones de 'me gustas' siendo uno de los más virales de los últimos tiempos (la media de likes de la mayoría de sus publicaciones ronda la mitad). Junto a las imágenes, la empresaria ha escrito un escueto 'free the nipple' ('libera al pezón'), en referencia al movimiento que surgió en 2014 propiciado por la activista y cineasta Lina Esco y que se rebela contra la censura de los pechos de la mujer. #Freethenipple, en forma de hashtag, se hizo especialmente popular en Instagram, red social que elimina aquellas fotos –incluso obras de arte– en las que aparecen pechos femeninos, algo que no ocurre con los torsos masculinos.

Son muchos los comentarios que apoyan su postura, al tiempo que aplauden el realismo del diseño que, a simple vista, navegando rápido a través de Instagram, podría equivocarse con una imagen de Kylie en topless. No es la primera vez que la estrella de la telerrealidad recurre a este tipo de diseños. En 2019, por ejemplo, vistió un traje de baño, también de Jean Paul Gaultier, inspirado en la Venus de Milo, que también abogaba por visibilizar el cuerpo femenino.

Tampoco es el de Gaultier el primer bikini estampado con un pecho de mujer. En 2014, la firma estadounidense The Tata Top nació con el propósito de "cuestionar las leyes y normas sociales sexistas" lanzando bikinis y bañadores estampados con unos pezones. "Es genial crear un producto que haga reír a la gente, pero es aún mejor poder hacer algo muy serio gracias a ese éxito", defiende la marca, que dona tres dólares de cada venta a distintas asociaciones relacionadas con el cáncer de mama, los derechos reproductivos femeninos o el movimiento body positive. Desde sus comienzos han recaudado más de 43.000 euros y, quién sabe si ahora que Kylie Jenner ha vuelto a poner de moda el 'bookini', las cifras puedan seguir despegando. Ellos, por el momento, han colgado la foto de Kylie en su cuenta de Instagram dejando claro que ellos fueron pioneros en el diseño de esta prenda, cuyo precio es unas cinco veces inferior al que luce la celebrity.


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente