Kourtney Kardashian se casó en estado de embriaguez: 'Llegué a perder el conocimiento'

Kourtney Kardashian y Travis Barker credit:Bang Showbiz
Kourtney Kardashian y Travis Barker credit:Bang Showbiz

Solo unas semanas antes de contraer oficialmente matrimonio con Travis Barker, una boda a la italiana marcada por la ostentación y el lujo propios de la familia Kardashian, Kourtney Kardashian y su ya marido sorprendieron a propios y ajenos al dirigirse a una capilla de Las Vegas, poco después de asistir a la ceremonia de entrega de los Grammy, para convertirse en marido y mujer gracias a la intermediación de un imitador de Elvis Presley.

La estrella televisiva, de 43 años, ha reconocido ahora que no tiene demasiados recuerdos de esa noche romántica a la par que caótica, ya que apareció en el pequeño templo 'One Love' en estado de embriaguez y sobrellevando como podía los más que evidentes síntomas de su ingesta de alcohol excesiva. Tanto es así, que Kourtney llegó a perder el conocimiento y se desplomó contra el suelo cuando su cuerpo dijo basta.

"No recuerdo que Elvis cantara una canción mientras recorríamos la nave. Tampoco me acuerdo de que tuviera un ramo de flores en la mano. Acabé perdiendo el conocimiento porque estaba muy borracha", ha admitido la también empresaria en un nuevo episodio de su programa 'Las Kardashian', en conversación con su buen amigo Simon Huck.

Por si eso no fuera suficiente, la hermana mayor de Kim Kardashian no pudo disfrutar de una noche de bodas como mandan los cánones. Una vez en su habitación, las náuseas se apoderaron de ella y la obligaron a desintoxicarse a base de devolver todo lo ingerido. "Después lo vomité todo. Y también tuve que desvestirme de camino a la habitación. Tuve que atravesar todo el pasillo con un millón de personas sacándome fotos. Fue un desastre", ha lamentado.