Kirsten Stewart, irreconocible en su primera foto como Lady Di cuando muchos no daban un duro por ella

Valeria Martínez
·5 min de lectura

Kirsten Stewart se merece una disculpa. Si hacemos memoria recordaremos que el pasado mes de junio, cuando se dio a conocer que sería la actriz encargada de interpretar a la princesa Diana de Gales en el próximo biopic de Pablo Larraín, las redes se inundaron de críticas rechazando la elección acusando su falta de parecido físico o su nacionalidad contraria a la protagonista, o tachándola de mala actriz.

Pero Kristen les ha tapado la boca a todos. Con una mera fotografía promocional metida de lleno en el personaje demuestra lo errónea que estaban todas esas críticas. Vamos, que los haters pueden ir aprendiendo a esperar antes de hablar.

Kristen Stewart en 'Spencer' (© 2021 - Courtesy of Pablo Larraín)
Kristen Stewart en 'Spencer' (© 2021 - Courtesy of Pablo Larraín)

Dediquen unos segundos a la foto. ¿Lo ven? ¿Ven cómo ha conseguido capturar a Diana más allá del vestuario?No es más que un posado del personaje pero es suficiente para adelantarnos que Kirsten podría haber conseguido la hazaña. Y, quien sabe, quizás el mejor papel de su carrera hasta la fecha.

Porque en esa imagen lo que veo es una actriz que ha sabido capturar la esencia de Diana de Gales. La pose con el rostro inclinado hacia un lado, una mirada ambigua que denota inocencia pero una mente plagada de inseguridades y pensamientos negativos, una expresión de tristeza enmascarada tras un velo pero también una mujer observando, esperando su momento.

Como era de esperar, al tratarse de un personaje tan popular y querido como Diana de Gales, la foto se hizo viral pero en esta ocasión las opiniones están más divididas. Podemos encontrar muchos comentarios asombrados con la personificación que consigue capturar Kirsten, pero también unas cuantas críticas negativas tachándola de mala actriz o comparándola con Emma Corrin, la joven británica que también hizo un estupendo trabajo capturando la esencia de la princesa en la cuarta temporada de The Crown.

Confieso que a mí me encanta Kirsten como actriz.

Digamos que siendo periodista de cine desde hace unos cuantos años nunca consigo escapar de las conversaciones cinéfilas o preguntas del tipo “¿cuál es tu actriz favorita?” o “¿qué estrella es la más desagradable de entrevistar?” Y siempre me sorprendo cuando muchas personas reaccionan con rechazo cuando digo que Kirsten me parece una actriz con un talento natural para contagiarte las emociones de sus personajes más traumáticos. Cuánto más dolidos, incómodos y profundos, mejor le sale. Creo que ese rechazo que provoca es su karma, ese que carga por culpa de Crepúsculo.

Porque, y en mi opinión, Kirsten es una actriz magnífica. Lleva prácticamente toda su vida conviviendo con todo tipo de personajes, puliendo su talento con cada película de su filmografía y a sus 30 años ha demostrado que puede hacer lo que se proponga.

Tengo la teoría de que la percepción que un espectador tenga de Kirsten Stewart depende un poco de qué faceta suya haya visto: la palomitera con la saga Crepúsculo, Zathura, Adventureland o Blancanieves y el cazador (con los escándalos que le rodean, como fue la infidelidad a Robert Pattinson); o la de princesa del cine independiente en Hacia rutas salvajes, Clouds of Sils Maria, Siempre Alice o Personal Shopper.

Si bien he visto todas, me encuentro en el segundo grupo. La industria del cine independente o el mercado centrado en producciones de historias más comprometidas, lleva varios años reconociendo a Kirsten como gran actriz. Incluso ganó el Premio César (los Óscar franceses) en 2015 por Clouds of Sils Maria y Días de Cine de RTVE la premió a la mejor actriz extranjera un año más tarde, mientras que fue miembro del jurado del Festival de Cannes en 2018.

Creo que es hora de que Kirsten obtenga el reconocimiento de la industria en general. Es cierto que el reboot de Los ángeles de Charlie no hizo nada por la labor (aunque para mí ella fue lo mejor de la película) pero quizás Spencer sea le película que finalmente lo consiga.

Ah, y respondiendo a la pregunta… ¿si Kirsten es de las estrellas más desagradable de entrevistar? Pues no. Las veces que tuve la oportunidad de hablar con ella durante la promoción de sus películas descubrí a una mujer natural, inteligente y con los pies en la tierra. Una estrella que no se anda con tonterías y espera preguntas elaboradas sin intenciones mediáticas. Si las consigue es de las actrices más generosas con respuestas rápidas y de lo más honestas.

Dirigida por el chileno Pablo Larraín, responsable del biopic de Jackie Kennedy (Jackie) con Natalie Portman, Spencer se centrará en un fin de semana en la vida de Diana cuando pasa las Navidades con la familia real y debe decidir si deja su matrimonio con el príncipe Carlos o no. Se rodará próximamente en Alemania y Reino Unido.

Más historias que te pueden interesar: