Kiprun KD900X: así son las 'voladoras' con fibra de carbono de Decathlon

·3 min de lectura
Photo credit: Kiprun
Photo credit: Kiprun

A principios de año, os contábamos lo que Decathlon tenía entre manos cuando tan solo era un prototipo al verlas en los pies del francés Yoann Kowal durante la media maratón de Sevilla. Ahora, las Kiprun KD900X ya son una realidad, aunque la verdad es que Runner's World tuvo la oportunidad de conocerla en primera persona en el mes de abril cuando la marca francesa las presentó durante la maratón de París. Pues bien, te contamos cómo son exactamente las primeras zapatillas de running con placa de fibra de carbono de Decathlon porque estamos seguros que darán mucho de que hablar en los próximos meses repletos de carreras.

Para empezar, Decathlon ha querido incluir sus mejores tecnologías hasta el momento para ofrecer lo que todo corredor busca para correr rápido durante una competición: un upper fino y elegante, una mediasuela ligera y con buena reactividad, así como una suela exterior que te garantiza hasta unos 1.000 kilómetros de durabilidad. Para empezar por partes, comencemos por la mediasuela donde estas Kiprun KD900X incorporan por completo una espuma de Pebax que ha sido bautizada como VFoam.

Cabe señalar que este compuesto ha nacido de la unión de Kiprun con Arkena, una empresa química que también mantiene relaciones con otras marcas deportivas. Pues bien, este compuesto con dos capas de la misma densidad se encarga de recubrir la placa de fibra de carbono que hay en su interior y que aporta la rigidez y propulsión que necesitas en la zancada. Con esta combinación, bajo los pies te asegura un buen retorno de energía, una mayor reactividad y una alta estabilidad, lo que ayudará a aumentar el rendimiento y a reducir la fatiga muscular en carreras de larga distancia.

En el upper tenemos un diseño bastante minimalista: un cuello y una lengüeta bastante finos, no tiene ningún tipo de refuerzos y termosellados. El tejido que lo recubre es bastante transpirable, casi transparente, que ayuda también a que la zapatilla sea bastante ligera (225 gramos en talla 42). Al igual que las varias perforaciones que hay a lo largo del interior de la mediasuela y que pudimos ver en primera persona. Además, también se pueden apreciar dos almohadillas en el contrafuerte del talón para que el pie encaje perfectamente en su interior.

Photo credit: Kiprun
Photo credit: Kiprun

Las Kiprun KD900X tiene unos perfiles altos y un drop de 4 mm, sí, cumple con los estándares impuestos por World Athletics en las zapatillas de ruta aunque dibuje unos perfiles altos (actualizaremos pronto con las medidas exactas tanto en la puntera como en el talón). Mientras que para los bajos de estas zapatillas de competición las han dotado de caucho con diseño optimizado que recuerda a las llantas de una moto y permite un agarre perfecto al suelo incluso en mojado.

Con este lanzamiento, vemos que Decathlon no ha querido pasar la oportunidad de diseñar su propia zapatilla de competición con placa de carbono en un mundo donde pocas marcas quedan ya sin tener su propio modelo. Sin embargo, estas Kiprun KD900X de Decathlon no quieren destacar por tener una tecnología bastante potente detrás como hemos podido ver, también por un precio bastante competitivo respecto al de otras marcas deportivas, tan solo cuestan 149,99 euros.