El nuevo novio de Kim Kardashian debe cumplir una única condición

·2 min de lectura
Kim Kardashian credit:Bang Showbiz
Kim Kardashian credit:Bang Showbiz

Kim Kardashian, que recientemente se separó de la estrella de 'Saturday Night Live', Pete Davidson, después de nueve meses de noviazgo y que actualmente quiere tomarse un tiempo para centrarse en sí misma y en sus estudios de derecho, quiere estar, cuando sea el caso, con un hombre que no sea asediado por la fama.

Durante una entrevista en el programa 'The Late Late Show', la empresaria dijo al presentador James Corden: "No estoy buscando nada. Sólo quiero relajarme un minuto. Creo que necesito algo de tiempo para mí y para concentrarme, terminar la escuela, todo eso. Pero creo que mi próxima ruta será... ir a diferentes lugares. Claramente, no está funcionando, lo que sea que esté haciendo. Así que, tal vez, vaya a un hospital a conocer a un médico. Un bufete de abogados. Creo que va a ser como, científico, neurocientífico, bioquímico, médico, abogado. Eso es tal vez lo que visualizo en el futuro".

Recientemente, Kim elogió a Pete como una "monada" y admitió que está emocionada por lo que le depara el futuro.

"Es una monada. Es, literalmente, una persona tan buena, que ya no los hacen como él. Estoy emocionada por lo que le espera".

La fundadora de SKIMS -que tiene a North, de nueve años, Saint, de seis, Chicago, de cuatro, y Psalm, de tres, con su ex marido Kanye West- desearía tener más "tiempo" y le encantaría tener la oportunidad de recuperar el sueño que ha perdido con tanto arduo trabajo.

Kim también bromeó que le gustaría que sus hijos no necesitaran ser "sobornados" para hacer lo que ella quiere.

Al preguntarle por lo que quiere pero no puede tener, dijo: "Tal vez un poco más de sueño. Tal vez niños a los que no tenga que sobornar con tarjetas de Pokémon. Sólo cosas ridículas. No sé. ¿Tiempo?".

La estrella de 'The Kardashians' admitió que nada la estresa más que llegar tarde: "Diría que cualquier cosa en la que llegue tarde. Odio llegar tarde. Es la única cosa en la que estoy como, 'Oh, Dios mío, necesito mi bolígrafo CBD. Me estoy volviendo loca'".