Kim Kardashian tuvo que adelgazar 7 kilos para entrar en el vestido de Marilyn Monroe que llevó en la Met Gala

·2 min de lectura
Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images

Y por fin llegó uno de los días más importantes para el mundo de la moda: la Gala MET. Nos pasamos meses esperando a que llegue el primer lunes de mayo para ver cómo el Metropolitan Museum of Art, en Nueva York, acoge a las ‘celebs’ más importantes en una alfombra roja que siempre da mucho que hablar. Y el ‘hype’ que se había generado en torno a esta ceremonia era con razón, pues el desfile de ‘lookazos’ de este año ha sido increíble. Entre los más llamativos, el espectacular vestido transformable de Blake Lively o el estilismo de novia de Kylie Jenner, que ha tanto amor como ‘hate’. Sin embargo, si hay uno que ha dado mucho que hablar, ese ha sido el de Kim Kardashian, como cada año.

La empresaria siempre se deja la piel por que su ‘look’ sea el más comentado de la alfombra roja: recordemos el polémico vestido de rollo ‘bondage’ del año pasado o el de efecto mojado de Thierry Mugler de 2019. Esta vez no iba a ser menos, y para la temática propuesta (‘An Anthology of Fashion’, es decir, la de los años 1870-1890 o la ‘Época Dorada’ de Hollywood) ha querido homenajear a un auténtico icono en un momento histórico, eligiendo el vestido original que llevó Marilyn Monroe para cantar el cumpleaños feliz a John F. Kennedy en el Madison Square Garden el 19 de mayo de 1962, tres meses antes de morir.

Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images

Y claro, como Kim es Kim, la cosa no podía ser tan fácil como llevar una réplica del vestido que fuera de su talla, sino que ha querido recrear tanto aquel momento que ha hecho que su cuerpo se pareciera al máximo al de Marilyn para poder entrar en el modelo auténtico, una obra de Jean Louis basado en un boceto de Bob Mackie de 1.440 dólares que, en su momento, fue cosido sobre el mismo cuerpo de la actriz. ¿Cómo lo ha hecho? ¡Perdiendo siete kilos en tres semanas!

"Me ponía en un traje de sauna dos veces al día, corría en la cinta, eliminé el azúcar y los carbohidratos, solo comía las verduras y proteínas más limpias... Cuando estaba en la prueba final del vestido y vi que me quedaba bien, quería llorar de alegría", ha explicado Kim en una entrevista para Vogue.

OMG! Ha tenido que ser un esfuerzo muy ‘heavy’, amiga, te has pasado el juego.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente