Kim Jones, vaya usted con Dior (Men) a todas partes

·6 min de lectura
Photo credit: JACKIE NICKERSON
Photo credit: JACKIE NICKERSON

Kim Niklas Jones (Londres, 1973) es el director artístico de Dior Men y el diseñador de ropa de mujer de Fendi. Hablamos con el británico en París sobre la colección de este otoño que equilibra el pasado con la modernidad, FALL22. Nowhere to go but everywhere, inspirada en la literatura del escritor americano Jack Kerouac, más concretamente en su obra En el camino (1951): “No había ningún lugar adonde ir sino a todas partes, así que sigue rodando bajo las estrellas”.

¿Por qué Jack Kerouac?

Es gracioso, porque es el centenario de su nacimiento este año [nació el 12 de marzo de 1922]. Soy alguien que ha leído mucha de su obra y cuando estaba pensando en esta colección, después de inspirarme en artistas, músicos... pensé que sería interesante pensar en escritores. En el camino es un libro que ha marcado a mucha de la gente que conozco que lo ha leído en la adolescencia y que les inspiró de alguna manera a viajar. Esa fue la idea principal en cuanto a dónde empezar con la colección.

El recuerdo de una infancia ‘nómada’, la tuya, ¿influyó también en el desarrollo de esa idea?

¡Uhm! Mi infancia fue... Tuve la posibilidad de viajar alrededor del mundo y eso está presente en todo lo que hago. No importa si es ‘algo’ pequeño o grande: mi producto siempre estará envuelto en un ambiente que reúne todos aquellos paisajes, personas y culturas.

¿Qué fue fundamental para ti que no faltara en esta colección?

Me gusta la idea de llenar una maleta de ropa y comenzar un viaje a través de Norteamérica. Y también pensar en el viaje que Christian Dior hizo alrededor del mundo cuando extendió su franquicia en los cinco continentes.

¿Cuál es tu pieza favorita de FALL22. Nowhere to go but everywhere?

La chaqueta de piel pintada a mano, las botas de montaña, las gafas –que para ellas reciclamos plástico recogido del océano–. Cosas que tienen un significado para mí y que puedo traer a Dior.

Ha sido el primer desfile en tu ciudad natal, Londres, desde 2013, y también uno de los destinos más simbólicos para Monsieur Dior desde 1947. ¿Qué significó para ti?

¿Sabes? Creo que fue un momento muy raro. Una mezcla de sentimientos, responsabilidad, pero también mucha felicidad de estar de vuelta en Londres y poder hacer ese show. Es raro presentar una colección y después irte a tu casa: normalmente lo presento en París y después vuelo a Londres. También que todos mis amigos estuvieran presentes, sus hijos y todo el mundo que viene a ver los shows. Fue bonito.

Vidas paralelas

¿Crees que tienes ciertas similitudes en términos de gustos e ideas con Christian Dior?

Sí, probablemente. Él también estaba interesado en el arte, los libros, la jardinería y ese tipo de cosas que me guardo siempre para mí. Su amor por la naturaleza es algo que también compartimos.

En el camino se escribió en la misma década en la que Christian Dior estaba ‘cambiando las cosas’ en la moda. ¿Fue esto también objeto de inspiración?

Sí, por supuesto. Jack Kerouac había estado escribiendo libros influenciado por sus amigos y las personas que le rodeaban; como ahora para mí las personas que me rodean también me inspiran en lo que hago. Esa es la sinergia. Kerouac también estuvo en París en los años 50. Ver a los beats aquí resultó en que se convirtieran en una gran influencia también para los diseñadores. Fue una gran coincidencia que eso pasara.

¿Qué es lo que más te atrae de la generación Beat? Dijiste una vez que adorabas la manera en la que los beats y sus poetas cambiaron la forma de pensar.

Cualquiera que logre transformar ideas en otras nuevas, a través del arte conseguirá que las cosas parezcan más atractivas, para mí. Y ese sentido de la libertad y toda esa contracultura alrededor de ella fueron también muy interesantes. Después, en los 60, la gente joven tenía ese sentimiento real de libertad, ya no eran controlados por sus familias, y eso también resultó en nuevas ideas en las que he estado interesado.

¿Cuál crees que es una de las habilidades que posees que te hace crear estas extremadamente brillantes colecciones? David Beckham afirma que trabajas tan duro, que te mantienes tan fiel a ti mismo, que mientras “crea cosas increíbles a nivel mundial, también apoya a los demás en todo lo que puede. Estoy orgulloso de llamarlo amigo”.

Solo hago lo que siento, y eso tiene que ser lo correcto para la marca, para mí y... así es como todo empieza. Me gusta discutir con el equipo las ideas, todo. Trabajar en dos equipos diferentes [Fendi y Dior Men] de diferentes maneras. Simplemente se trata de fluir. No planeo las cosas; no es estrategia, es un sentimiento. Y eso, creo, es lo que consigue hacer de las colecciones un éxito.

En una entrevista para una revista afirmaste: “Los clientes son lo más importante. Hay que escucharlos, encontrarse con ellos en las tiendas, en la calle, hacerles preguntas. Escuchar es la mitad de mi trabajo. También lo es el sentido común. Suena aburrido, pero realmente es así”.

Sí, absolutamente. Me gusta saber lo que quieren y qué les falta. Pero también es sentido común, y aunque suene poco glamuroso o incluso aburrido, me emociona que la gente quiera entender lo que hay dentro de la tienda.

Sé que te gusta mucho el arte. Christian Dior fue galerista durante 15 años antes de ser modisto. Esta es otra similitud que, diría, compartes con él. Quizá el destino estaba escrito de alguna manera, y estabas destinado a cumplir su papel en esta casa.

Soy una persona ordinaria que crea arte en la moda. Creo que el arte es uno de mis hobbies favoritos.

¿Cuáles son tus obsesiones? He leído que tienes una colección de más de 500 pares de zapatillas, además de libros, pinturas y hasta un dibujo hecho por Frank Sinatra.

[Risas] Sí, bueno, lo de las zapatillas es tan solo algo que he ido adquiriendo y que utilizo a diario... Los libros y el arte son mi pasión. La conservación. Trabajo duro para poder gastar mi dinero adquiriendo esos objetos. Compro arte porque me gusta contemplarlo en mi casa y los libros porque leo muchísimo, tanto que estoy creando una biblioteca lo suficientemente amplia como para cederla a otras colecciones.

¿Cuál es tu artista predilecto?

[Piensa un poco] He compradorecientemente una obra de Bruce Nauman llamada Good Boy Bad Boys. Fue importante para mí porque cuando era pequeño y estaba aún en el colegio iba a ver la versión que tienen en la Tate Modern. Cada día. Tenerla en la entrada de mi casa es el recuerdo de haber conseguido un sueño que nunca pensé que tendría.

Jack Kerouac escribió el primer manuscrito de En el camino en solo tres semanas, lo que me hace pensar que en tres semanas se puede conseguir mucho.

Sí, por supuesto. Yo estoy trabajando en colecciones con un plazo de dos días [risas]...

Kim Jones nació en Londres, pero a los tres meses comenzó a viajar con su familia gracias al trabajo de su padre. A esto le siguió una infancia nómada, con estancias en toda África (Etiopía, Kenia, Tanzania y Botsuana) y el Caribe, y frecuentes paradas en Londres. Así, Jones acabó estudiando diseño gráfico y fotografía en la Camberwell School of Art antes de matricularse en el máster de moda de la prestigiosa Central Saint Martins, donde estudió moda masculina. Ahora se cumplen 75 años desde que Christian Dior lanzara su primera colección para la casa de alta costura que lleva su nombre. A la vista está que el modisto francés comparte más similitudes con Kim Jones de lo que la mayoría de la gente piensa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente