La fórmula médica con la que Kiko Matamoros ha superado los síntomas más graves del coronavirus

Mónica De Haro
·5 min de lectura
El colaborador ha vuelto al trabajo tras contraer Covid-19 y ha contado cómo ha sido su convalecencia:
El colaborador ha vuelto al trabajo tras contraer Covid-19 y ha contado cómo ha sido su convalecencia: "Lo pasé muy mal, con dolor en el pecho, cansancio y debilidad muscular". (Imagen: Salvame/telecinco)

Kiko Matamoros ha contado en Sálvame el motivo por el que no ha acudido a su puesto de trabajo las últimas semanas. Tras estar en contacto estrecho con Paz Padilla, quien dio positivo en Covid-19, el colaborador cuenta que "empecé a encontrarme mal y todo fue muy rápido. Enseguida empezaron los síntomas más duros: dolor en el pecho, falta de aire... Entonces me acordé de un artículo científico que hablaba de un estudio realizado por un grupo de médicos de Yepes, Toledo, que usaron una combinación de fármacos para tratar a los mayores de una residencia", continúa el colaborador.

Antes de plantearse nada más, Matamoros llamó a su médico para contarle cómo se encontraba y que este valorará su estado de salud, así como para consultarle sobre la posibilidad de tomar dichos medicamentos.

La respuesta de su médico fue: "Puedes tomarlo; es inocuo si no tienes lesiones lesiones renales. Al día y medio, me desaparecieron los síntomas", explicó Matamoros que reconoció haber pasado malestar, cansancio y dolor muscular. "Dentro de lo duro que puede ser todo el proceso, ha ido todo bien. Ya tengo anticuerpos y ganas", añade.

Estos fármacos actuarían de forma sinérgica en las primeras etapas del virus

El tratamiento para enfrentar el coronavirus del que habla Matamoros consiste en la combinación de fármacos antihistamínicos (antialérgicos) y antibióticos (azitromicina). Lo descubrió un grupo de médicos de Yepes, Toledo, tras una investigación realizada con una muestra de 84 pacientes ancianos con sospecha de Covid-19

“Este tratamiento lo aplicamos en un inicio de brote en la residencia de mayores de Yepes y el resultado fue que pudimos curar a los afectados en pocos días”, cuenta el doctor Ignacio Morán, médico de cabecera de Yepes. Esta situación se dio en abril de 2020 y aunque “en aquella época no se podía acceder a realizar PCR si que diagnosticamos como enfermos Covid por la sintomatología que presentaban, con pérdida de olfato y gusto, entre otros”.

La edad media de la población que participó en el estudio era de de 85 años, mientras que el 48 por ciento tenía más de 80 años. Estos pacientes, en la mayoría de los casos, tenían comorbilidades adicionales que predecían malos resultados de la enfermedad por Covid-19.

Los investigadores comprobaron que aquellas personas que padecían infecciones respiratorias por alergias, y a las cuales se les administraba este tratamiento, el virus no actuaba igual que con otros con coronavirus. También se ha aplicado en el resto de población con el mismo resultado: no hay fallecidos, los ingresos hospitalarios son mínimos y la curación es rápida en corto plazo.

"A finales de junio, el 100 por ciento de los residentes tenían serología positiva para Covid-19, pese a que se necesitan hacer más ensayos clínicos para determinar la eficacia de ambos fármacos en el tratamiento del coronavirus”, añaden los autores del estudio.

Esta combinación como tratamiento no es nueva para el Dr. Morán. Desde hace años, lo administra a pacientes con bronquitis crónica o bronquiolitis, o para alérgicos en una zona con abundante olivar, arizónicas y pinos. 

"Me funcionaba bien esta secuencia de tratamientos", cuenta. Desde el 'boom' de la pandemia, el doctor de Yepes comprobó que surtían efecto los antihistamínicos y la azitromicina. "Las personas que estaban previamente con el tratamiento (por las alergias) no enfermaban del virus. El tratamiento cura a los pacientes y previene la enfermedad en los de más riesgo", destaca.

Los resultados del estudio publicado, bajo el título de 'Tratamiento precoz de COVID-19 en Atención Primaria con antihistamínicos y azitromicina' se publicaron en la revista ‘Pulmonary Pharmacology & Therapeutics’, en Estados Unidos. La clave de esta terapia es que "fueron tratados precozmente con diferentes antihistamínicos, junto con la incorporación del antibiótico azitromicina en los casos sintomáticos".

Los autores consideran que se trata de un tratamiento "seguro y económico" que podría tener "un impacto crucial" en las tasas de morbilidad y mortalidad de los pacientes con Covid-19 y aliviar la carga de estos pacientes en los hospitales.

“Creemos que estos dos medicamentos deberían jugar un papel muy importante en el control de esta enfermedad”, añade el Dr. Morán, “por lo menos hasta que la vacuna se haga con el control del proceso”. No obstante, insisten en que debe ser administrado inmediatamente tras la aparición de los primeros síntomas: "Si pones el tratamiento desde los primeros síntomas, la enfermedad evoluciona mejor".

¿Por qué es tan importante un tratamiento eficaz incluso con la aplicación ya de la vacuna?

"No hemos detectado ningún paciente vacunado que haya tenido la enfermedad después de la vacunación. En nuestra zona, la mayor parte de los pacientes de las residencias ya habían pasado la enfermedad. Se les ha vacunado con las dos dosis y ahora empezaremos con la población en general. Los más ancianos, en primer lugar, y luego, las personas con más riesgo. Pero la vacuna no va a llegar a toda la población antes del verano, ni incluso a toda la población antes del invierno. ¿Qué ocurre? Que nuestro tratamiento trata la enfermedad. La previene de una forma que, en nuestra opinión, es muy interesante. Con una medicina de muy poquito riesgo, cura la enfermedad y la previene", , explica el Dr. Morán en declaraciones a la Tribuna de Toledo

Más historias que pueden interesarte:

Pérdida de masa muscular (hasta 1 kilo al día), cómo afrontar otro efecto secundario del coronavirus

Qué pasaría si por error nos ponemos dos vacunas distintas del coronavirus

Qué pasa si solo me pongo una dosis de la vacuna del Covid-19 en vez de las dos

Vacuna del COVID-19: qué es una reacción anafilactoide y cómo funciona un autoinyector de adrenalina