Kiko Matamoros ya está en casa tras ser operado de un tumor

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

Kiko Matamoros ya respira tranquilo. El pasado 6 de agosto, el colaborador televisivo se sometía a una operación para extirparle los tumores que le habían detectado en la vejiga, una intervención que le tenía en vilo pero que salió mejor de lo previsto porque, tras ella, recibió una buena noticia: no tenía varios tumores sino uno solo y bastante localizado. Pero todo ha salido bien y, seis días después de la intervención, el colaborador de 'Sálvame' ha abandonado el hospital Quirón de Pozuelo, donde fue operado, con la mejor de sus sonrisas.

Photo credit: Gtres

Vestido con vaqueros y un polo, mochila en mano, Kiko agradeció las muestras de cariño recibidas durante su convalecencia. Salió solo del hospital porque su novia, Marta, se encuentra en Melilla participando en 'Miss World Spain' pero alguien muy especial le estaba esperando a su salida: su hija Laura Matamoros y Daniel Illescas, novio de ésta.

Photo credit: Gtres

Recién llegados de Argentina, Laura, que había estando en permanente contacto telefónico con su padre, y Daniel acudieron al centro médico para recoger a Kiko y llevarlo a casa. Además, la influencer quería ver, en primera persona, cómo estaba su padre tras la operación.

Photo credit: Gtres

Kiko, que el pasado este fin de semana compartió sus primeras palabras tras la operación, afirmando estar "bien, relajado y optimista", pese al susto inicial, lucía en uno de sus brazos, un 'minivendaje' donde estaba la vía. El colaborador de 'Sálvame', que ha salido victorioso de su primera batalla, seguirá su lucha desde casa y nosotros nos alegramos.