Kiko Hernández y el último deseo que cuesta creerse

·4 min de lectura

En Sálvame se utiliza mucho la expresión “remar a favor de obra”, esto es, hacer algo por el bien del programa, del espectáculo. Y en la entrega de este miércoles 13 de julio, Kiko Hernández remó a favor de obra y mucho. En un momento dado de la tarde, Supervivientes ocupaba todos los contenidos del programa, pues Kiko Matamoros estaba en el plató, hablando de su experiencia en esta última temporada, y aprovechó para lanzarle un guante a Hernández. “La productora está muy interesada en que vayas a Supervivientes. Serías la preferencia absoluta”, le dijo a su compañero. Y el que fuese concursante de Gran Hermano se vino arriba y aceptó. “El año que viene voy a Supervivientes”, aseguró entre risas. ¿Hay que creérselo? Bueno, permítanme que lo ponga en duda.

Como decimos, a Kiko Hernández lo conocimos en un reality, en Gran Hermano, durante su tercera edición. Fue uno de los protagonistas de aquel año, vivió un romance con su compañera Patricia, y se alzó como tercer finalista. Luego, con mucha inteligencia, supo labrarse una interesante carrera en Telecinco y en la prensa escrita; no era periodista, pero ni falta que le hacía.

Cuando entró en Gran Hermano se nos presentó a Kiko como el trabajador de una inmobiliaria, pero él ya tenía experiencia en eso del show business. Había estudiado para ser actor de doblaje, y salió como figuración en series como Farmacia de Guardia. En un programa de La 1 acudió para gastar una broma a una amiga, aunque años después él reveló que todo era una farsa y que estaba contratado como actor. Vaya, que ya sabía un poquito cómo funcionaba el medio catódico antes de dar su gran salto.

Kiko Hernández en la 'Sálvame Fashion Week' (Mediaset)
Kiko Hernández en la 'Sálvame Fashion Week' (Mediaset)

A Kiko le gusta la televisión, pero siempre ha sabido desde qué lado. Él es colaborador, presentador, polemista, pero no personaje. O al menos, ya no. Quizá cuando salió de Gran Hermano y aireó algunos trapos sucios de su idilio con Patricia, pero aquello ya es agua pasada. Hace muchísimos años que se blindó por completo en el terreno personal y no suelta prenda sobre si tiene pareja, si no, sus emociones, sus sentimientos, nada.

Quizá por eso, por ese blindaje, Kiko nunca ha vuelto a entrar en un reality, siendo toda una excepción dentro del mundo de Sálvame. Matamoros, por ejemplo, ha ido a Supervivientes y Campamento de verano. Chelo García-Cortés y Rafa Mora, a Supervivientes, como las ya excolaboradoras Rosa Benito y Raquel Bollo. Marta López, además de en Supervivientes, ha retransmitido su vida por Gran Hermano VIP y por Gran Hermano: El reencuentro. Miguel Frigenti entró en Secret Story: La casa de los secretos. Y así otros muchos. Pero Kiko Hernández no: él no ha vuelto a concursar, él ya no es personaje.

Ni siquiera le vimos en Sálvame Okupa, aquel reality exprés, que duró tres días, en el que varios colaboradores de Sálvame se encerraban en la casa de Gran Hermano en abril del cada vez más lejano 2019. Si no ha querido estar con todas las comodidades de una casa rodeado de cámaras, más difícil se antoja imaginarle en una isla, pasando hambre y frío,discutiendo por avivar el fuego o por quién va a pescar.

A todo esto, le sumamos sus circunstancias personales. Kiko tiene dos hijas, Jimena y Abril, que el pasado enero cumplieron cinco años. Hernández tiene una relación muy especial con ellas, y no da la sensación de que vaya a alejarse de las pequeñas hasta tres meses para participar en este concurso, independientemente del caché que le puedan ofrecer. El dinero no es precisamente su preocupación, o al menos, así lo proyecta él.

Es más, Kiko suele andar siempre metido en negocios de todo tipo, y una de sus últimas aventuras profesionales ha sido convertirse en actor. Ha estado varios meses con la obra Diferente, la cual ha dejado voluntariamente por fuertes desavenencias con alguien del equipo. Pero ha dicho en Sálvame que le ha encantado la experiencia de subirse a un escenario, que lo disfruta, y que seguirá; de hecho, ya tiene un nuevo montaje entre manos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Así, si pensamos en cómo defiende su privacidad y su imagen más personal, le sumamos el cuidado de sus hijas y lo rematamos con sus trabajos en Sálvame, Mejor llama a Kiko y su faceta de actor, todo apunta a que no, que Kiko no saltará del helicóptero el próximo año. Quizá para la productora de Supervivientes Kiko sea la preferencia absoluta, pero para Hernández concursar como personaje no resulte el objeto de su interés.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente