A Kiko Hernández atacar y luego recular se le ha vuelto costumbre

·4 min de lectura

Por Jorge Rabazo.- No cabe duda de que Kiko Hernández es uno de los grandes emblemas de Sálvame. Uno de esos rostros que da polémicas y grandes momentos a partes iguales. Pero su fuerte personalidad le lleva a cometer errores que también le convierten en uno de los colaboradores más polémicos para muchos espectadores. Y durante las últimas semanas ha tenido un sonoro encontronazo que le ha llevado a arrepentirse tan solo unos días después.

Todo comenzaba con el comentadísimo posado de Terelu y Carmen Borrego en la revista Lecturas en el que aparecían en bikini comentando temas delicados como el reciente fallecimiento de Mila Ximénez. A Kiko Hernández esta exclusiva no le gustó nada, y así lo hizo saber en Sálvame: "Me parece innecesario, improcedente y de mal gusto”. “¡Ya está bien!”, se quejaba el colaborador y les recomendaba que respetaran a su familia y a sus amigos: “Que pregunten a su familia más cercana si esto les está gustando, no les gusta nada, quieren que dejen descansar ya a su familiar”. 

Unos días después, Terelu respondía a estas afirmaciones desde Viva la vida asegurando tener la “conciencia muy tranquilay lo más importante, el “cariño” de las personas importantes para su amiga Mila. “No dejo que me hagan daño porque les apetezca o porque quieran expiar alguna de sus culpas y le venga yo bien", aseguraba en el programa de Emma García.

Estas palabras provocaban otro brote en el colaborador de Sálvame, que utilizaba el magacín de Telecinco para contraatacar a Terelu. Kiko Hernández respondía dirigiéndose a ella como la “expresentadora del Deluxe” asegurando que no tiene “ningún cargo de conciencia”. “Eres una mala profesional porque no lo escuchaste, dije que Potota se estaba lucrando”, recordaba Kiko. “Lo único que dije es que me parecía innecesario hablar de ciertos temas en bañador, con las pistolitas de agua y la sonrisa en la cara, eso es lo que me parecía bochornoso”, explicaba. 

Pero todo ha cambiado en las últimas horas. Como ha ocurrido en otras ocasiones, Kiko Hernández ha tenido que recular y salir públicamente a pedir disculpas, en esta ocasión a la hija de María Teresa Campos: “Una amiga me dijo: ‘Que nunca se te olvide lo que Terelu hizo por una persona muy especial para ti y que no se te olvide lo que a esa persona le gustaría que tuvieras de trato con Terelu”, reconocía el colaborador, dando un paso atrás: “Si te he ofendido te pido disculpas otra vez, perdóname”.

Kiko reconoce que no puede evitar “calentarse” y, además, haberse portado mal con Terelu durante este último año. "No tengo absolutamente nada en tu contra, si pongo en una balanza los favores que me has hecho y las veces que he encontrado tu apoyo y tu cariño han sido miles. Que me he portado muy mal contigo este último año te digo sí. Te pido disculpas. Buenas noches y buena suerte”, zanjaba. Así mismo, el colaborador también pedía disculpas a Carmen Borrego, dando lugar a un impagable momento en el que aseguraba que dejará de llamar “potota” a la hija mayor de Teresa Campos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, no es la primera vez que Kiko tiene que retractarse de sus palabras en el último año. Y la receptora de estas disculpas no ha sido otra que Rocío Carrasco. Porque ahora las cosas han cambiado en Sálvame, pero recordemos que hubo una época en la que el programa de Telecinco era uno de los principales azotes de la hija de Rocío Jurado. Y en especial, Kiko Hernández. Por ello, una vez comenzó la docuserie el colaborador tuvo que recular y retractarse de sus palabras hacia ella.

Durante muchos años el colaborador había acusado varias veces a Rocío Carrasco de ser una “mala madre” y de “tener a sus hijos tirados”, entre otras lindezas. Sin embargo, su opinión cambiaba radicalmente: “Rocío, yo sí te creo”, le decía durante su entrevista al finalizar la docuserie. Como todo lo que ha dicho sobre la hija de Rocío Jurado ha sido en televisión, Kiko Hernández también quiso disculparse públicamente. “Ni he sido buen profesional ni buena persona al llamarte mala madre. Aprovechando y agradeciendo que te tengo delante, te quiero pedir perdón de corazón”, le ha dicho. En esta ocasión, Rocío Carrasco se emocionaba al escuchar las palabras del tertuliano y aceptada de buen agrado las disculpas. 

Por el plató de Sálvame también se han visto discusiones y reconciliaciones de Kiko con otros personajes como Anabel Pantoja -con quien ha compartido momentos de alta tensión en el programa que suelen desembocar en disculpas y perdones mutuos cada dos por tres- y Lydia Lozano. En más de una ocasión el colaborador ha tenido que pedir disculpas a Lydia, sin ir más lejos, hace unas semanas. El detonante entre Lydia y Kiko venía de la pregunta que Marta López le hacía a su compañera sobre qué compañero le había hecho más daño. La discusión entre ellos ha caldeado los ánimos y Lydia, harta de los desplantes de su compañero, estallaba. Kiko, entonces, se ponía de rodillas para pedirle perdón.

Porque, desde el punto de vista del espectador, parece que Kiko Hernández ha tomado este modus operandi como una de sus señas de identidad televisivas. Se cabrea, mira a cámara y lanza una serie de frases, de esas que pueden hacer mella en algún famoso o compañero. O reacciona en discusiones, pero tarde o temprano esta persona le contesta y se crea una guerra durante semanas. Luego el colaborador termina rectificando, quizás por las críticas o quizás porque sienta de verdad que no está obrando bien.

Para el espectáculo de Sálvame es un momento glorioso, no cabe duda, y es cierto que le honra pedir disculpas si sabe que se ha equivocado, pero quizás tras las repetidas ocasiones que ha ocurrido, podría pensárselo dos veces antes de decir según que cosas. Porque, al final, podría estar alimentando en el espectador la sensación de circo orquestado para rellenar momentos de televisión siempre con la misma táctica.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente