¿Son los nuevos Kiko y Estela? La química contenida entre Adara y Pol se empieza a hacer notar

La magia existe, al menos en Gran Hermano. Piensa en la situación más imposible de todas, métela en la casa y se obrará el milagro. En esta coctelera de emociones, algo se ha removido entre Pol y Adara, tanto, que han pasado de ser enemigos íntimos a colegas inseparables. Da igual los insultos y acusaciones que se intercambiaron televisivamente tras su ruptura hace ya más de un año, han sabido hacer borrón y cuenta nueva, y eso les ha sumado puntos en su concurso.

Pero… ¿se les está yendo de las manos? Aunque hay quien opina que todo es pura estrategia y huele a gato encerrado, lo cierto es que hay miradas, gestos y acciones que no se pueden fingir.

Enrique Cidoncha; Mediaset

Hace unos días era el propio novio de Adara quien se quedaba alucinado al ver una reacción del ex de su chica en una de las galas. Pasó desapercibida para casi todos, pero no para Hugo Martín, ganador de Gran Hermano Revolution en 2017, que de esto sabe mucho y las caza todas al vuelo. La escena empieza con Adara y Gianmarco en la cama, un jugueteo que últimamente ha ido in crecendo pero que, por ahora, parece inofensivo. Lo fuerte vino después cuando de repente, ni corto ni perezoso, Pol se colocó literalmente entre los dos para cortar por lo sano con las bromas e inocente coqueteo de su ex. Y de ahí no le movió nadie. ¿Celos?

El novio de Adara no parece ser el único en darse cuenta que quizás donde hubo fuego cenizas quedan. En la ronda de tuits del debate de este domingo un seguidor bastante avispado le lanzó la siguiente pregunta trampa a Pol, poniendo así todas las cartas sobre la mesa: “¿Te pones celoso de Gianmarco porque te gusta Adara o porque te das cuenta de que cada vez pintas menos en la casa?”.

Su cara fue un poema pero la de su exnovia aún más, que no daba crédito a lo que acababa de ocurrir e incluso se ruborizó. Su amistad especial con Gianmarco comienza a ser el run run más comentado dentro y fuera de la casa, pero en realidad podría ser una tapadera para ocultar los verdaderos sentimientos entre Adara y Pol. ¿Se convertirán en la nueva versión de Estela y Kiko?

Pruebas nos dan cada día de ello. De hecho una fuerte confesión de Adara a la propia Estela estos días ha añadido más leña al fuego. Ocurría en la cocina, ese lugar de la casa testigo de tantos dramas y conversaciones cómplices. Las dos compañeras se encontraban charlando mientras Pol fregaba los platos cuando de repente la favorita del concurso soltó una bomba de relojería. “Cada día te entiendo más con lo de Kiko”, expresó Adara mientras se abrazaba fuerte a Pol. Una imagen impagable. ¿A qué se refiere exactamente?. A veces las palabras sobran y este es el caso. No estamos diciendo que ahora van a volver a ser felices y comerán perdices, pero sí que hay un asunto sin resolver.

¡Pero si hasta el mismo maestro Joao se ha dado cuenta! Y ni gracia le ha hecho, por cierto. Hace tres semanas cuando Pol entraba a la casa, todos se restregaron las manos pensando que comenzaba una nueva guerra, la del joven con su ex. Pero la jugada no salió como se esperaba y lo que se suponía iba a ser una batalla campal se convirtió en un paseo por las nubes. Parecía que el tiempo se había congelado en GH 17 y la expareja volvía a tener la misma química y buen rollito de siempre que en su momento les hizo convertirse en la carpeta de la edición. Como buen vidente, Joao presintió que esto podría traerle problemas a Pol y así se lo hizo saber. Fue en una de sus tropecientas conversaciones de ruptura y reconciliación donde le paró los pies a su chiquillo diciéndole que su acercamiento con Adara no le convenía y que tenía que pararlo de inmediato.

A Pol le entró por un oído y le salió por el otro y ambos han seguido dando rienda suelta a sus sentimientos. Durante la última gala, Adara hizo una confesión brutal al Súper. Hecha un mar de lágrimas se abrió en canal y expresó sentir la necesidad de aclarar una cuenta pendiente con su ex. Si rebobinamos a la edición en la que se conocieron recordaremos que Pol no se portó del todo bien con ella. Tras la expulsión de la que se supone era su novia, el joven empezó a tener un juego raro con Miguel Vilas que puso en duda su relación con Adara y su orientación sexual. ¿Hubo atracción o no? Eso era todo lo que ella quería saber ya que se sintió vacilada y humillada. Pol no sólo aclaró sus dudas sino que arrepentido, pidió disculpas. “Miguel no me gustaba nada. No estuve a la altura pero ahora actuaría de otra manera”, dijo de lo más comprensivo a su ex chica, a la que no pudo evitar mirar con ternura.

Si alguien ya no te importa y el pasado, pasado es, ¿por qué esa necesidad de ajustar cuentas y poner las cosas en sus sitio? Quizás porque algo queda. Con esta sincera charla llena de miradas cómplices y gestos contenidos para evitar el qué dirán, su relación en la casa se ha hecho aún más fuerte. Tanto que Adara no pudo evitar venirse abajo cuando este domingo de debate Jordi González dio a conocer que Pol era el nuevo nominado. Noemí sacó a Antonio David de la lista y metió al no sabemos si todavía novio de Joao. Estos podrían ser sus últimos días en la casa y eso le ha dejado muy tocada, la entrada de Hugo Castejón como posible repescado le ha devuelto la sonrisa pero su corazón siente debilidad por Pol. Al final va a ser cierto eso de que del amor al odio hay un paso. Más entregas próximamente porque la cosa promete.

Para seguir leyendo:

¿De qué va Kiko Jiménez? El posible repescado quiere tele como sea

¿Se le fue de las manos a Jorge Javier su azote a Alba Carrillo en GH VIP 7?

Así es Luca Onestini, el hermano de Gianmarco que tiene loquito a Jorge Javier Vázquez

Lo que la audiencia no perdona de Alba Carrillo en GH VIP 7