Khloé Kardashian recibe a su ex novio Tristan Thompson en la fiesta familiar de Halloween

Khloé Kardashian credit:Bang Showbiz
Khloé Kardashian credit:Bang Showbiz

Khloé Kardashian y Tristan Thompson fueron vistos disfrutando de una fiesta familiar de Halloween con sus dos hijos, en un clip que North West, sobrina de la empresaria, compartiera a su perfil de TikTok entre bastidores.

Con un traje de gato y orejas, la fundadora de Good American de 39 años fue captada llevando a su hija True, de cuatro años, al interior de la casa, mientras el basquetbolista estaba de pie detrás de ella, sosteniendo un casco de Iron Man.

La relación de cinco años de la estrella de la televisión con el atleta terminó el año pasado, después de que las acusaciones de engaño volvieran a surgir unos meses antes de que la pareja se preparara para dar la bienvenida a un niño a través de un vientre de alquiler.

En ese momento se dijo que el jugador profesional de basquetbol había dejado embarazada a la entrenadora personal Maralee Nichols mientras seguía manteniendo una relación sentimental con la hermana Kardashian.

Theo, nacido en diciembre, es hijo de Tristan y Maralee después de que la madre de alquiler de Khloé quedara embarazada.

Durante la segunda temporada del nuevo reality show de Hulu de la famosa familia, ‘The Kardashians’, los espectadores fueron testigos de las consecuencias de la traición y de la revelación de que la ex pareja aumentaba su unidad familiar.

A pesar de las tensiones del pasado, parecía que la empresaria y la estrella de la NBA estaban en mejores términos, ya que fueron fotografiados sonriendo y disfrutando del día con sus dos hijos.

Khloé compartió algunas imágenes de True vestida como Owlette del programa ‘PJ Masks’ de Disney Junior, y ofreció a sus seguidores un vistazo a su hijo mientras True sostenía a su hermanito vestido con un body de Tigger.

El video en las redes sociales de North mostraba al famoso retoño sonriendo con una horripilante máscara de alienígena y captaba la fiesta en pleno apogeo con su madre Kim y su hermana pequeña, Chicago, haciendo cameos.

La fiesta se celebró en la casa de Khloé, con una decoración extravagante y pesadillesca que incluía momias, un cementerio y mucho hielo seco.

La estrella compartió un recorrido por la casa con sus 278 millones de seguidores de Instagram y mostró a los espectadores su impresionante despliegue en la función de historias de la aplicación.