Kevin Spacey reaparece en un video bizarro defendiéndose de las acusaciones de acoso sexual

A poco más de un año de las acusaciones de acoso y abuso en su contra, Kevin Spacey ha reaparecido. Así, de repente y en plena Navidad.

Lo hizo a través de un vídeo titulado Let me be Frank– un juego de palabras que bien podría traducirse como “Dejénme ser franco” o “Dejénme ser Frank”, su personaje forzado a la salida de House of Cards. El actor desaparecido de las redes desde su disculpa a Anthony Rapp (su primera víctima pública) se mete en la piel de Frank Underwood, aquel papel del que fue despedido tras surgir el escándalo y recibir acusaciones de empleados de la casa.

Sus palabras ya han generado más de 6 millones de visualizaciones en YouTube y otras 1.3 millones en Facebook. Y la verdad es que no tienen desperdicio.

Kevin Spacey (©Netflix)

En el video reaparece preparando la cena navideña, con el acento sureño de su personaje y mirando a la cámara como lo hacía en la serie. Recordemos que tras su despido, Netflix cambió el rumbo de la serie con una última temporada centrada en la presidencia de su esposa tras la renuncia de Frank al final de la quinta temporada y su muerte repentina.

“Yo sé lo que quieres”, dice primeramente mirándonos a los ojos y buscando aquella complicidad que una vez tuvo con el público: “han tratado de separarnos, pero lo que nosotros tenemos es demasiado fuerte y poderoso”.

“Te mostré de lo que son capaces las personas. Te mostré mi honestidad y sobre todo te desafié y te hice pensar. Y tú confiaste en mí aunque sabías que no debías hacerlo”, expresa simulando ser Frank Underwood.

Pero a continuación, sus palabras toman un rumbo que nos hace dudar sobre las verdaderas intenciones de Kevin Spacey. ¿Es él o Frank el que habla?

Algunos se lo creyeron y esperaban con expectación que lo confesara todo. Ellos se mueren por escucharme decir que todo lo que se afirma es verdad y ver que me dieron mi merecido”, comenta haciendo hincapié en su caída en la desgracia. “Eso sería lo fácil. Si fuera todo tan fácil… Pero tú y yo sabemos que nunca es tan fácil, ni en la política, ni en la vida”.

No creerías algo tan malo sin pruebas, ¿verdad? No juzgarías sin pruebas, ¿verdad? No, tú no. Eres más listo que eso”, comenta apelando de nuevo a los espectadores y compartiendo su versión sobre la polémica que arrastra.

“A pesar de los titulares, a pesar de los juicios políticos sin un juicio, a pesar de todo, a pesar de mi propia muerte me siento sorprendentemente bien”, explica mientras lanza un dardo envenenado a los responsables de House of Cards que decidieron prescindir de su trabajo. “Pronto se sabrá la verdad”, asegura mientras recalca que “en realidad nunca me visteis morir, ¿verdad? Todo puede ser tan engañoso…”.

Así, el actor pregunta ¿me echas de menos?”   en lo que parece una promesa de regreso a la serie colocándose el anillo presidencial que llevaba en House of Cards:

Por el momento, Kevin Spacey deberá comparecer el 7 de enero de 2019 en la corte del distrito de Nantucket (Massachusetts). Precisamente se acaban de anunciar cargos contra el actor por haber abusado presuntamente en 2016 de un chico de 18 años que es hijo de una presentadora de televisión de Boston.

¿Qué opinas de este regreso? ¿Lo está utilizando como alter ego para desmentir las acusaciones? ¿Es su manera de darle una bofetada a Netflix y demostrar el interés que sigue existiendo alrededor de su personaje y persona? ¿O es un forma de regresar a la industria tras un año de destiero?

Para seguir leyendo:
La confesión de Robin Wright: “Nadie sabía qué hacer” cuando despidieron a Kevin Spacey
House of Cards y otras series que también mataron a sus protagonistas

Imagen: ©Netflix