Kesha posa recién levantada sin maquillar en Instagram

Kesha posa sin maquillaje en 2020 en Instagram (Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic )


La cantante de 32 años, Kesha, ha querido rendir homenaje a sus pecas y a su rostro madrugador con este selfie sin maquillaje. 

Estas navidades, como cada año, son fiestas de familia, comilonas, algún que otro exceso y resacas del día después. Sin embargo Kesha inicia el año posando con la cara lavada y recién levantada o, al menos, ¡eso dice!

En su perfil de Instagram desde el cual, por cierto, no sigue absolutamente a nadie pero tiene casi 3 millones de seguidores, Kesha ha compartido un selfie sin maquillaje y todavía desde su cama de buena mañana.

La artista se encuentra en Los Ángeles y es allí donde ha pasado todas las fiestas, en su ciudad natal, pero ahora ya es momento para la calma y la intimidad de su habitación. Kesha muestra su belleza natural mirando directamente a cámara y con la cabeza apoyada en la almohada.

De lado en la cama, con una sudadera negra y blanca de cremallera, Kesha posa con la melena oscura despeinada sobre su rostro y el flequillo abierto sobre su frente. Sin ni pizca de maquillaje son evidentes las pecas que cubren su rostro.



La cantante tiene toda la frente, la nariz y los pómulos llenos de pequeñas pecas marrón claro así como algunas alrededor de los labios y en la barbilla. Siempre que Kesha cuelga un selfie al natural, vemos sus pecas dado que, normalmente, las cubre con maquillaje.

De  hecho la artista suele ir siempre maquillada de colores súper llamativos e incluso cuenta con su propia línea de maquillaje y, de vez en cuando, invita a otras celebrities que se dedican a esto a maquillarla a ella con sus propios productos como hizo con el polémico influencer James Charles a mediados de diciembre.



El selfie sin maquillaje de Kesha lleva 56.000 ‘Me Gusta’ en muy pocas horas y es que Kesha siempre ha sido más guapa al natural que con tanta parafernalia. Cabe destacar que ha sufrido trastornos mentales y alimentarios debido a las humillaciones de su propio equipo a causa de su sobrepeso y ahora, recuperada, es fiel a sí misma y no tiene complejos ni reparos en mostrarse tal y como es realmente.

Lo que podríamos poner algo en duda es si realmente se despierta así o si es una foto natural pero algo preparada para su red social porqué, igual que el primer selfie de 2020 de Rihanna a cara lavada sí se ve auténtico, en el de Kesha la luz es ideal, el pelo muy bien ‘descolocado’ y no tiene cara de recién levantada, seamos sinceros.

Aún así está preciosa y es fantástico que, tras todos los conflictos que ha pasado a nivel físico y mental, haya encontrado su equilibrio y su valentía para mostrarse sin trucos ni maquillajes y presumiendo de amor propio. ¿Hay mejor manera de empezar 2020?


Más historias que te pueden interesar

El notable aumento de peso de Kesha tras perder el juicio contra su productor

Kesha y otras celebrities víctimas de abusos sexuales

Jerry Seinfeld explica por qué no quiso abrazar a Kesha