'Ken humano’ se declara transgénero y ahora quiere ser la versión humana de Barbie

Cuando todos creíamos que el brasileño Roddy Alves, conocido mundialmente por hacerse más de 40 cirugías estéticas, había llegado al punto máximo de su transformación personal para convertirse en la versión humana de Ken, el novio de la muñeca Barbie, ahora sorprende con una nueva imagen.

Roddy decidió no ser más el "Ken humano". (Foto: Matteo Terzaghi / Barcroft Media via Getty Images / Barcroft Media via Getty Images)

Alves acaba de anunciar que desde hace tres meses vive como una mujer y se ha declarado transgénero, según sus declaraciones al diario inglés The Mirror.

“Soy conocido como Ken, pero por dentro siempre me he sentido como Barbie“, dijo.

El cambio de imagen lo dio a conocer a través de sus redes sociales, en las que expuso que en 2018 había tenido su primera sesión de fotos profesionales vestido como mujer. “¡Esa experiencia me hizo darme cuenta de que era lo que siempre he significado para mí! ¡Una mujer!”, confesó el brasileño.

A los 16 años Alves comenzó a hacerse cirugías para cambiar su imagen corporal y desde los 17 radica en Londres. En ese proceso ha invertido más de 300,000 dólares. El próximo año entrará nuevamente al quirófano para una operación de reasignación sexual.

El ex-Ken vive de su apariencia e imagen. Trabaja en más de 35 programas mundiales, es modelo y participa en varios realities.

Para financiar todas sus intervenciones quirúrgicas, tuvo que recurrir a la herencia de sus abuelos españoles y a los ingresos por su trabajo en una compañía aérea y como modelo.

Ahora está bajo tratamiento hormonal para su cambio de género y también se colocará implantes mamarios de silicona, además de que se realizará una ‘cirugía de feminización facial’ y la extracción de la manzana de Adán.

Para lograr su imagen como la del novio de Barbie se sometió a más de 40 cirugías estéticas. (Foto:Matteo Terzaghi / Barcroft Images via Getty Images )

En su cuenta de Instagram, con casi 90,000 seguidores de todo el mundo, se pueden ver varias fotos del “antiguo Ken”, ahora convertido en toda una Barbie. Allí se describe como: “Personalidad de la televisión con 300 programas en 24 países de televisión. Hablo seis idiomas, además de ser jetsetter, fashionista, experto en maquillaje, amante de la belleza y modificado cosméticamente”.

Asegura que en estos momentos “mi cuerpo coincide con mi mente“, ya que confesó que desde niño usaba la ropa de su madre para vestirse como ella y prefería los juguetes de las niñas.

En su infancia sufrió intimidación y abuso sexual en la escuela.

“Valió la pena el dolor para alcanzar la perfección”, confesó en otra ocasión a The Mirror. Esa vez aseguró que merecía una medalla por todo ese trabajo.

“Nací en el cuerpo equivocado. Mi alma nunca estuvo emparejada con el resto de mí ”, dijo, aunque también admitió que detrás de todo ese ímpetu también está la historia de un niño que sufrió mucho durante toda su infancia.

“A los siete años me enviaron a un internado. Los niños me empujaban por las escaleras y metían mi cara dentro de un urinario. Tenía pechos como las mujeres y estaba gordo, feo y deprimido. Sólo quería ser aceptado por la sociedad y conseguir acercarme al ideal de belleza brasileño”, aseguró.

Hoy Alves parece que ha encontrado la paz necesaria al reconocer que literalmente es ella y va en pos de lograr su imagen completa de mujer transgénero. “Me he preguntado si voy a morir en una sala de operaciones, pero también me he preguntado si voy a morir al cruzar una carretera”.

Dice que es feliz cuando se mira en el espejo. Sobre todo, no se arrepiente de ninguna de sus intervenciones quirúgicas ni del dinero invertido en ellas. “La gente quiere fotos conmigo y me tocan. Me gusta la atención. Algunos incluso me piden consejos de belleza para estar mejor”, aseguró.