Kelly Osbourne nunca volverá a comer igual

Kelly Osbourne credit:Bang Showbiz
Kelly Osbourne credit:Bang Showbiz

Kelly Osbourne no volverá a "comer igual" tras ser diagnosticada con diabetes gestacional.

A la estrella de 37 años se le detectó recientemente esta enfermedad, que se desarrolla durante el embarazo y normalmente desaparece después del parto, por lo que ha admitido que le ha hecho reevaluar su dieta.

Kelly, que espera su primer hijo con el músico de Slipknot, Sid Wilson, dijo a 'Entertainment Tonight': "Tuve una terrible, terrible acidez, reflujo, mis pies se hinchaban y aumenté rápidamente de peso. No entendía lo que pasaba, no estaba comiendo lo suficiente como para que eso me hiciera engordar, así que acudí al médico, que ya me había hecho una prueba y la había superado, pero cuando llegué al tercer trimestre, me la volvió a hacer y resultó que tenía diabetes gestacional. Todo el tiempo pensé qué había hecho mal, si había comido tan mal. Porque estuve comiendo de forma relativamente saludable".

La cantante y actriz advirtió que su diagnóstico nada tenía que ver con lo que comía durante los primeros meses de embarazo.

"Creo que tiene más que ver con que tengo 37 años que con la cantidad de azúcar que estaba comiendo. Pero ahora que sé lo que sé sobre el azúcar, no creo que vuelva a comer lo mismo", advirtió Kelly.

Anteriormente, la estrella de televisión reveló que pensaba que ella era la causa de sus problemas de salud.

Kelly -cuyos síntomas han incluido el aumento de peso y la fatiga- dijo: "Al principio pensé que era algo que yo había hecho. No me diagnosticaron hasta bien entrado el tercer trimestre, así que no lo desarrollé como otras personas que lo tienen desde el principio cuando están embarazadas".