Keanu Reeves estuvo a punto de subirse al carro de Fast & Furious

Con la “Keanussaince” en pleno hervor -ese término que se utiliza para definir el renacimiento de Keanu Reeves en Hollywood- parece que no hay saga que no quiera tener al actor de moda entre sus filas. Después de sumarse al universo de Pixar con un cameo en Toy Story 4 y ser uno de los reclamos de los fans como nueva incorporación de Marvel, ahora resulta que Fast & Furious estuvo a punto de contar con él.

Y ya sabemos a quién habría interpretado…

Keanu Reeves en John Wick 3 - Parabellum, ©2018 Niko Tavernise, Cortesía de EOne Spain

Durante el rodaje de Fast & Furious: Hobbs & Shaw circularon varios rumores que apuntaban al actor más zen de Hollywood como uno de los posibles cameos del spin off. Muchos lo daban por hecho al tener en cuenta que el director de John Wick, David Letich, era el encargado de la cinta protagonizada por Dwayne Johnson y Jason Statham. Pero si has visto la película sabes que Keanu no aparece por ningún lado.

¿Qué pasó entonces? ¿Fue un rumor o un acuerdo que no llegó a materializarse? Resulta que era una idea que estuvo muy cerca de hacerse realidad, como reveló Leitch a The Hollywood Reporter. Según el director, el rumore comenzó por que habían hablado con Keanu desde un principio de la producción. “Incluso fue antes de que tuviéramos el libreto final. Llevaba tiempo hablando periódicamente con Keanu durante todo el rodaje y buscando oportunidades para incorporarlo”.

[Crítica de 'Fast & Furious: Hobbs & Shaw': acción de infarto para ver más de lo mismo]

Leitch cuenta que quería encontrar un papel que fuera “suficiente”, “una verdadera promesa de futuro” y no una mera aparición en un papel de acción. “Comenzamos a rellenar la película con otras personalidades, y realmente no me pareció que lo necesitábamos, aunque me hubiera encantado. Incluso lo hablamos en post producción y le mostré una versión sin terminar de la película” añade y revela que llegaron a la conclusión de dejar la posibilidad abierta para un futuro.

Y aunque Leitch fue más ambiguo intentando hacernos creer que no tenía un papel definitivo para su amigo, lo cierto es que sí lo había. Dwayne Johnson compartió el secreto con una entrevista a ScreenRant confirmando que Keanu iba a interpretar al director de Eteon, la organización criminal que sirve como gran villana de la trama. “Originalmente, Keanu era nuestro objetivo. Lo hablamos pero al final no nos pareció que era creativamente correcto. Él y yo lo hablamos y resultó ser para mejor, así que lo dejamos pendiente para el futuro” dijo La Roca.

Al final, el director villano termina apareciendo solo a través de una voz en la película, pero de haber sido de carne y hueso, hubiera sido Keanu. Es comprensible que con tantas tramas abiertas entre Shaw reconectando con su hermana, Hobbs con su familia y enamorándose de la misma hermana de Shaw, Leitch prefiriera guardarse el as de Keanu bajo la manga un tiempo más en caso de que hubiera una secuela.

¿La habrá? De momento no se sabe y el director deja la decisión en manos del estudio, convencido que “hay mucho terreno fértil que explorar en un futuro” como dijo a The Wrap.

De todos modos, es probable que tengan que buscarle otro personaje de contar con Keanu Reeves en otra entrega. En los créditos finales, la voz de Eteon está asignada a un tal Champ Nightengale, un seudónimo que ya ha usado Ryan Reynolds en el pasado para escribir críticas en Amazon en el perfil de su empresa de ginebra, Aviation American Gin. Quien, curiosamente, tiene un cameo en este spin off (al ser amigo del director, quien lo dirigió en Deadpool 2... todo queda en familia)… ¿Se revelará como un agente doble en el futuro? ¿Pasará de Deadpool a villano de Fast & Furious o es solo una coincidencia?

Habrá que esperar para saberlo…

Para seguir leyendo:

Keanu Reeves aparece irreconocible con barba y mohawk

La logística alfa de los héroes de acción: Diesel, Statham y Johnson comparten número de golpes para no parecer débiles