La escena romántica que hizo sentir más orgullosa a Kate Winslet fue con Saoirse Ronan, no con DiCaprio

Cine 54
·3 min de lectura

Ni Leonardo DiCaprio, Idris Elba o Christopher Eccleston. La escena sexual de la que Kate Winslet está más orgullosa de toda su carrera es que la rodó junto a Saoirse Ronan en el drama victoriano Ammonite.

Así es, sus secuencias amorosas junto a la joven actriz han llenado de orgullo a la estrella de Titanic.

© See-Saw Films
© See-Saw Films

Si bien es pronto para hablar de la próxima temporada de premios cuando no hemos tenido estrenos cinematográficos durante casi cinco meses, Ammonite es uno de los títulos que suena entre los primeros pronósticos. Un drama escrito y dirigido por Francis Lee sobre la relación entre una paleontóloga y una joven deprimida en la Inglaterra de los años 1840s. Kate Winslet interpreta a la reputada pero poco reconocida buscadora de fósiles Mary Anning, mientras Saoirse Ronan es una esposa que sufre de melancolía, según su marido, enviada a pasar tiempo junto al mar con la paleontóloga.

Pero la amistad que forjan en el silencio, entre la búsqueda de huesos y a la orilla del mar despertará emociones y sensaciones que podrían cambiar sus vidas para siempre.

A lo largo de la historia, las aclamadas actrices comparten escenas sexuales que se han convertido en las favoritas de Kate. O, al menos, de las que está más orgullosa. Así lo reveló en una entrevista a THR asegurando que su orgullo se debe a haber depositado toda su confianza en el director y su compañera a la hora de coreografiar libremente los momentos íntimos entre ambas.

Saoirse y yo coreografiamos las escenas nosotras mismas” cuenta la actriz de 44 años refiriéndose a una de las escenas más explicitas que veremos en la cinta. “Definitivamente no es como comer un sándwich. Creo que Saoirse y yo nos sentimos muy seguras. Francis estaba naturalmente nervioso y le dije ‘Escucha, deja que lo hagamos’. Y lo hicimos”.

“Comenzábamos por aquí. Hacíamos esto con los besos, los pechos, bajamos por aquí, haces aquello, subes por aquí… quiero decir, marcamos nuestros ritmos de la escena para sentirnos ancladas a algo que apoyara la narrativa” añade Kate. “Con Ammonite me siento lo más orgullosa que jamás me he sentido haciendo una escena de amor. Y de lejos es la vez que me sentí menos cohibida”.

Sin dudas, muy diferente a su escena sexual con Leonardo DiCaprio en el coche de Titanic que, no solo no estaba en el guion y se creó de forma rápida en el mismo día, sino que tenían a personas del equipo rociándolos con agua Evian para ilustrar el sudor de la pasión consumada.

Cabe destacar que, según la misma publicación, Ammonite es una película de trama lésbica más intima que la aplaudida Carol en donde Cate Blanchett y Rooney Mara compartían escenas románticas. Si bien aquella película de 2015 también relataba un amor prohibido ante los ojos de la sociedad de los años 50, en Ammonite lo es aún más al retrocedernos en el tiempo a una era de corsés y mujeres sin derechos.

Kate y Saoirse, que son de las actrices más prolíficas del momento, se habían conocido de manera casual antes de rodar la película y el tándem se antoja perfecto para la temporada de premios. Kate ganó el Óscar por El lector (2008) y suma otras seis nominaciones a lo largo de su carrera. Saoirse, por su parte, no lo ganó todavía pero a sus 26 años ha sido favorita en las cuatro ocasiones que estuvo nominada.

Ammonite se estrenará primero en el Festival de Toronto y luego en cines de EEUU en el mes de noviembre bajo la distribución de la misma empresa que dominó los premios Óscar con Parásitos este año y, según confirma THR, es su apuesta para la próxima ceremonia. En España todavía no tiene fecha de estreno.

Más historias que te pueden interesar: