La hija de Kate Winslet siguió sus pasos como actriz sin que nadie se diera cuenta

Cine 54
·3 min de lectura

Cuando eres familiar de una estrella de Hollywood, usar su apellido para ascender en la industria y obtener papeles parece una opción evidente. Sin embargo, no es el camino que siguen todos, como ya demostró Nicolas Cage eliminando de su nombre artístico el apellido de su tío director Francis Ford Coppola, y también la hija de Kate Winslet, quien ha conseguido hacerse un hueco en Hollywood sin depender del apellido de su madre.

Y el público ni se había dado cuenta...

Mia Threapleton (fotograma de 'Shadows') y Kate Winslet (Jordan Strauss; Gtres)
Mia Threapleton (fotograma de 'Shadows') y Kate Winslet (Jordan Strauss; Gtres)

Winslet, que recientemente estuvo inmersa en el rodaje de las secuelas de Avatar, ha desvelado en una entrevista para Lorraine que su hija, Mia Threapleton, ha seguido sus pasos hasta convertirse en toda una actriz por su cuenta y sin que los cinéfilos se percataran de ello. Tiene 20 años y actúa", comentaba la actriz. "Está ahora en la República Checa a punto de comenzar una serie de televisión allí. Es algo maravilloso".

La actriz de Titanic explica que siempre sospechó que su hija quería seguir su trayectoria profesional, lo que confirmó cuando hace unos años le pidió intentarlo. Sin embargo, optó por usar el apellido de su padre y no el de Winslet.

"Lo bueno para ella es que tiene un apellido diferente, así que pasó desapercibida y las personas que la eligieron no sabían que era mi hija. Era mi mayor miedo y además era importante para su autoestima, por supuesto", agregó la actriz.

Mia Threapleton es fruto de su matrimonio con el director Jim Threapleton con quien estuvo casada entre 1998 y 2001. Dos años más tarde se casó con Sam Mendes, el director de American Beauty, con el que tuvo a su hijo Joe Alfie Winslet Mendes y de quien se divorció en 2010. Dos años después volvió a casarse con Ned Rocknroll y tuvo a su tercer hijo, Bear Blaze Winslet. Sin embargo, pese a todos estos matrimonios y a que sus hermanos dispongan del apellido de su madre, Mia Threapleton ha seguido manteniendo el de su padre biológico.

No obstante, en su primer papel en el drama de época Un pequeño caos dirigido en 2014 por el actor Alan Rickman, sí dependió de la influencia de su madre para trabajar en la película. Se trataba de una producción protagonizada por la propia Winslet donde interpretó un pequeño papel acompañando a su progenitora, aunque en aquel momento todavía era una chica de 13 años.

Seis años más tarde, se valió por sí sola para obtener un papel protagonista en Shadows, un thriller italiano sobre dos hermanas que tras una catástrofe viven aisladas con su madre en un bosque. Según Threapleton, se presentó al casting tras terminar la escuela secundaria, buscando que la vida le diera la oportunidad de valerse por sí misma y de obtener el papel.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

"Acababa de terminar la escuela, estaba libre del infierno de los exámenes y me sentía emocionada, nerviosa, lista para comenzar a hacer una audición y con la esperanza de que las oportunidades de hacer un casting se presentaran en mi camino. ¡Solo esperaba tener la oportunidad de hacer lo que había querido hacer durante mucho tiempo!", declaraba en una entrevista a Variety por el estreno de la película.

Threapleton también explicaba que "Kate Winslet siempre le ha demostrado lo duro que es el trabajo como actriz". Aunque no ha pasado mucho tiempo en los set de rodaje junto a su madre, admite que cuando tenía la oportunidad de hacerlo lo sentía como “un regalo especial” que le demostraba sus enseñanzas. "Es una experiencia muy diferente cuando te está ocurriendo y no es solo algo que observaba de vez en cuando. Realmente entiendo por qué mi madre siempre nos impresionó con lo duro que es el trabajo. ¡Tiene razón! Y me encantó cada segundo”.

Más historias que te pueden interesar: