Kate Moss mejor que nunca tras dos años de sobriedad


Model Kate Moss poses for photographers at the Fashion Awards 2016 in London, Britain December 5, 2016. REUTERS/Neil Hall

La modelo Kate Moss está mejor que nunca según relata su amigo íntimo Fat Tony. Sin drogas ni alcohol, su vida ha dado un giro estupendo.

A sus 46 años Kate Moss ha atravesado el infierno de la adicción, ha estado a punto de morir y ha sabido rehabilitarse a tiempo para poder disfrutar de una vida libre de drogas y alcohol. Ahora lleva dos años celebrando su sobriedad y eso, no tiene precio.

La modelo profesional sigue con su carrera publicitaria y sobre la pasarela pero, a nivel personal, su manera de ser, vivir y pensar ha cambiado radicalmente. Su amigo Fat Tony explica que “lleva dos años totalmente limpia.”

The Sunday Times ha entrevistado al DJ y éste no ha tenido reparos en hablar bien de su amiga Kate Moss: “Ahora, con la sobriedad, lo pasamos mucho mejor que cuando solíamos beber y consumir drogas.”

Kate Moss ha logrado volver a encaminar una vida llena de excesos que, en el pasado, le han costado muchísimo a nivel profesional. Cuando unos paparazzi la pillaron esnifando cocaína con tan solo 31 años mediante cámara oculta, cayeron muchos de sus contratos con grandes marcas.

Chanel, H&M o Burberry no quisieron que su nombre se asociara al de una modelo con estas actitudes, de hecho la marca de ropa H&M emitió un comunicado oficial aclarando que rescindían el contrato con Kate Moss por ser su actitud “incompatible con la política antidroga de la marca”.


Kate Moss y Pete Doherty en 2007 en el Glastonbury Festival(Photo by Yui Mok - PA Images/PA Images via Getty Images)


Pero Kate iba de Mal en peor y es que su novio de aquel entonces, Pete Doherty tampoco ayuda en nada. Él ya era conocido por sus escándalos, borracheras y demás. De hecho intentó desintoxicarse y, en 2012, le expulsaron del centro de rehabilitación donde trataba de desengancharse de la heroína.

Kate, por el contrario, supo reaccionar a tiempo y tras una década enganchada a sustancias logró, con esfuerzo, madurez y superación, rehabilitarse en Turquía en 2015, alejarse de Pete y de otras malas compañías del mundo de la noche y las adicciones para intentar luchar por su vida.

Ella misma, una vez curada, explicó que: “Antes solo existía una cosa para mí: fiesta, fiesta y más fiesta. Con mucho alcohol y otras locuras. Ahora me relajo en el campo con mi hija. Cocino asado inglés y hago mermelada”.

A raíz de ahí tuvo un par de altercados con el alcohol que recogió, como no, la prensa amarilla británica. La echaron ese mismo año de un avión por ‘escándalo’ tras haberse bebido una botella de vodka aunque los testigos afirmaron que “no estaba violenta sino más bien divertida”.

En 2018 fue el cambio definitivo de vida hacia la sobriedad que hoy, dos años después, todavía mantiene: “Ahora bebo mucha agua, duermo más horas, no bebo apenas café y estoy reduciendo el tabaco”.

Kate Moss nunca ha sido, a pesar de ser famosa mundialmente, de sentarse y ofrecer entrevistas sobre su parcela personal. Si bien ha salido siempre en los tabloides por sus escándalos o por su trabajo, se ha mantenido reservada respecto a su vida privada y, aunque en los últimos años se ha abierto algo más, sigue en su línea discreta.

Ahora, con una vida tranquila y sana, atraviesa su mejor momento a las 46 primaveras, en plena madurez emocional y con una familia preciosa.


Más historias que te pueden interesar 

Destapan más desnudos de Kate Moss

Kate Moss: Jamás he probado la heroína ni he sido yonqui 

El motivo por el que Kate Moss ha hecho limpieza de su armario te va a encantar