Kate Moss, pura elegancia y sensualidad con minivestido con transparencias

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Anoche, durante la Semana de la Moda de París, se celebró el desfile de Primavera/Verano 2023 de Saint Laurent con un front row de categoría con personalidades como Carla Bruni, Amber Valleta o Zoë Kravitz. Las expectativas del acto eran insuperables, pero, de repente, apareció Kate Moss. La top model marcó la diferencia frente a la multitud de estilismos de noche que lucieron el resto de invitadas con una propuesta que dejó a todos los presentes sin habla. Elegantísima, glamurosa, endiosada... Moss volvía a hacerse una vez más con el total protagonismo.

La musa e icono de estilo desprendió puro glamour y sensualidad con una versión súper sugerente del clásico little black dress. Su diseño era completamente ceñido, de manga larga y con cuello alto, pero el toque novedoso se aguardaba en su tejido, que contaba con sutiles semitransparenciasque dejaban ver de forma muy discreta el pecho de la top.

La minifalda y los tacones negros de aguja completaban esa dosis de seducción que aguardaba el modelito de Moss, pero, sin duda, su seguridad en sí misma y su fuerte personalidad fueron los elementos clave que consiguieron rematar esa esencia tan única que define a la supermodelo.

Photo credit: Pascal Le Segretain - Getty Images
Photo credit: Pascal Le Segretain - Getty Images
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Kate Moss se unía así a la novedad de lucir las transparencias sin ropa interior que marca tendencia entre las famosas. Pero lo hizo de la forma más elegante y sofisticada posible.

El punto destacable del look se aguarda bajo el minivestido. Una pieza que resaltaba sus curvas gracias a su falda corta completamente entallada y su cuerpo con costuras por el pecho para marcar la zona. Lo combinó con unas medias de cristal para hacer frente a las bajas temperaturas de la ciudad francesa y con unas sandalias de tacón finísimo súper elegantes que enfatizaban aún más sus largas y tonificadas piernas.

Pero esto no era suficiente. La modelo también lució un abrigo de piel sintética de Saint Laurent que lució arrastrando por el suelo con unos aires de diva que parecía parte del propio desfile. Una auténtica musa de la moda.