Kate Moss presenta su nueva firma de belleza con dos vestidos que triunfarían en Ibiza

·2 min de lectura
Photo credit: David M. Benett - Getty Images
Photo credit: David M. Benett - Getty Images

No hay modelo más inspiradora que Kate Moss. La que en su día rompiera barreras estéticas en los años 90 y se convirtiera en parte del elenco de las top models del momento, diferenciándose tanto o más que Twiggy en los 60, continúa siendo hoy uno de los rostros más icónicos de la moda y de la belleza. Tan alto suena su eco en la industria que ahora mismo se encuentra centrada, de lleno, en el lanzamiento de su propia marca de belleza y bienestar, Cosmoss (con dos 's', en honor a su apellido).

Si hace unos días nos sorprendía asistiendo a la presentación del libro A Visible Man, del editor de moda Edward Enninful, enfundada en un vestido de lentejuelas, ahora la modelo y también empresaria vuelve a embelesarnos con los conjuntos que escogió para celebrar el evento debut de su nuevo proyecto.

Photo credit: David M. Benett - Getty Images
Photo credit: David M. Benett - Getty Images

Actuando de anfitriona ideal, Kate Moss escogió para dar la bienvenida a los invitados en los conocidos almacenes londinenses Harrods con un vestido bohemio rosa chicle que perfectamente podría formar parte de su maleta vacacional en Ibiza. Como si se encontrara paseando por la costa balear o disfrutando de una cena al atardecer, la modelo lució un diseño de escote en V, corpiño ajustado, falda fluida hasta los pies y mangas abullonadas con efecto campana, ceñidas en los puños. Una apuesta tan estilosa como cómoda a la que añadió pendientes y varios collares plateados, además de un gran cristal que caía sobre su pecho.

Tras una velada excepcional con invitadas como Rossemary Ferguson o Victoria Young, Kate Moss dio paso a la celebración posterior, que tuvo lugar en el restaurante The Twenty Two, en el exclusivo barrio de Mayfair. Hasta allí se desplazaron también nombres conocidos como la reputada maquilladora de las celebrities, Charlotte Tilbury, la diseñadora Stella McCartney, la cantante Courtney Love, la aristócrata Lucie de la Falaise o la modelo (e hija de Jude Law), Iris Law.

Photo credit: David M. Benett - Getty Images
Photo credit: David M. Benett - Getty Images

En esta ocasión, Kate Moss cambió radicalmente de look y, con un twist festivalero, apostó por una de las tendencias que más triunfan este año, pero que, desde que Ibiza despuntó como destino de ocio, inunda los estilismos de todas las que visitan sus discotecas. La modelo se unió al naked dress y lució un diseño semitransparente negro con flores estampadas, cuello con volante pequeño de tul, manga corta globo y aberturas estilo witch en la falda, con las que dejó ver unas sandalias negras de tacón. Una opción que dejó ver su cuerpo, sobre el que vistió a modo de forro interior un body escotado.

Cada vez que Kate Moss hace una aparición pública deja a su paso una lección de moda. Esta vez, en un mismo día, ha sentenciado dos. Una vez más vuelve a demostrar que mantiene su escalón en el podio de las máximas generadoras de tendencias.