Kate Middleton vuelve a confiar en unos pendientes de Lady Di para su look más solemne

·2 min de lectura
Photo credit: Mark Cuthbert - Getty Images
Photo credit: Mark Cuthbert - Getty Images

Kate Middleton ha sorprendido al acompañar al príncipe William durante la celebración del Anzac Day, fecha en la que se homenajea a los soldados de las fuerzas armadas australianas, que ha tenido lugar en la Abadía de Westminster, tan solo el hijo de Lady Di había sido anunciado por parte del Palacio de Kensington. Se trata de una cita de gran relevancia en la agencia real británica que rinde homenaje a los soldados de Australia y Nueva Zelanda caídos durante la I Guerra Mundial.

Una ocasión solemne donde la duquesa de Cambridge ha vuelto a hacer alarde de su impecable estilo, alabado de lado a lado del globo terráqueo. Kate Middleton ha decidido optar por un color sofisticado y elegante como es el blanco como único y gran protagonista de la propuesta de hoy, y por el que es su diseñador de referencia, Alexander McQueen.

La royal ha recuperado un abrigo-vestido de corte midi, grandes solapas y cintura marcada del icónico creador británico que estrenó para el bautizo de su hija Charlotte. Un diseño con gran significado para Middleton que ha acompañado con clutch en negro de Jenny Packhan y stilettos también en esta tonalidad de Gianvito Rossi, ambos también de su fondo de armario.

Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: Eamonn M. McCormack - Getty Images
Photo credit: Eamonn M. McCormack - Getty Images

Asimismo, Kate Middleton ha decidido sumar un delicado tocado confeccionado en tweed, a modo diadema y con lazo en negro como detalle en la parte trasera de Jane Taylor, en concreto, el modelo Calypso Halo. Una pieza de ensueño que bien recuerda a iconos como Jackie Kennedy y que no ha tardado en despertar el interés de los allí presentes.

Photo credit: Mark Cuthbert - Getty Images
Photo credit: Mark Cuthbert - Getty Images

Como detalle más especial y significativo, la duquesa de Cambridge ha vuelto a optar por una de las piezas con mayor valor sentimental de su joyero: los pendientes Collingwood Pearl, que fueron un regalo de bodas de Diana de Gales y que la royal llevó en algunas de las ocasiones más importantes de su vida. Una forma de tenerle muy presente.

Photo credit: Mark Cuthbert - Getty Images
Photo credit: Mark Cuthbert - Getty Images

La propia Kate Middleton también ha recurrido a estos pendientes en fechas muy señaladas y relevantes, la más reciente, los retratos oficiales con motivo de su 40 cumpleaños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente