Kate y su look 'Pretty Woman' en el primer día de sus hijos

·2 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La duquesa de Cambridge ha robado el protagonismo a sus hijos, Jorge, Luis y Carlota de Cambridge, en su vuelta al cole. Los hijos de Guillermo de Inglaterra y su mujer han comenzado las clases este 8 de septiembre en un nuevo centro: Lambrook, el centro privado al que acudirán este año y que está ubicado cerca de Ascot, en Berkshire. Pero un día antes, los pequeños y sus padres asistieron a la 'tarde de adaptación' junto a sus padres. Como tradición, la tarde antes de comenar las clases se hace un evento de bienvenida a los nuevos estudiantes y a sus familias.

Los pequeños han cambiado de colegio este curso, después de que el pasado junio los duques de Cambridge decidieron cambiar su domicilio a la residencia Adelaide Cottage, en las inmediaciones de Windsor, donde reside la reina Isabel II. Y han elegido este centro que está a 15 minutos en coche de su nuevo hogar.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Algo nerviosos y ante la atenta mirada de sus padres, Jorge, Luis y Carlota estrecharon la mano del director del centro, Jonathan Perry. Los tres estaban emocionados de comenzar juntos en su nueva escuela. Al centro acuden más de 600 alumnos de entre 3 y 13 años y en el aspecto académico, la lecciones duran solo 35 minutos. Otro dato llamativo es que los estudiantes se mezclan en grados de habilidad en lugar de edad.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Más tranquila que sus hijos estaba Kate, que saludó con afecto al director del colegio. La duquesa de Cambridge eligió un vestido que recordaba, por su color marrón y estampado en topos blancos, a uno de los modelos icónicos del cine: uno de los vestido que lleva el personaje de Julia Roberts en 'Pretty Woman'. El de la duquesa de Cambridge es de la firma Rixo. Se trata de un modelo de corte camisero y con una estética vintage, confeccionado con viscosa sostenible, estampado de lunare, mangas 3/4 y falda plisada, ajustado en cintura y las caderas. Costaba 350 €, pero hablamos en pasado porque actualmente está agotado (aunque puedes apuntarte en una lista de espera en la web de la firma y te avisan cuando vuelva a estar disponible).

Como complementos, Kate ha optado por sus salones de piel vuelta marrones de Gianvito Rossi y por los pendientes de aro de Kiki McDonough Hoops desde los que pendían una pelas de la firma Annoushka.