1 / 7

Kate Hudson, maestra de ceremonias

Kate Hudson posa con responsables de la firma Harry Winston.

Kate Hudson tiene el truco para poder presumir de 'co-parenting' con sus dos exparejas

Kate Hudson tiene el truco para poder presumir de 'co-parenting' con sus dos exparejas


Y no le falta razón.

Con Kourtney Kardashian y Scott Disick como cabezas visibles del 'co-parenting', no es menos cierto que otras exparejas de Hollywood también están haciendo todo lo posible para criar a sus hijos de la mejor manera aún cuando el amor entre la pareja ya se terminó. ¿Es fácil? Ni mucho menos. De hecho, también fueron Bradley Cooper e Irina Shayk los que trazaron un 'co-parenting plan' tras su ruptura.

Sea como fuere, lo que está claro es que nadie tiene el monopolio (por llamarlo de alguna manera) del 'co-parenting' y si pensábamos que ponerte de acuerdo con tu ex era difícil, ¡imagínate tener dos! Este es el caso de Kate Hudson. La actriz, quien actualmente mantiene una relación con Danny Fujikawa y con el que tuvo una niña llamada Rani Rose en octubre del año pasado, tiene también dos hijos de dos relaciones anteriores. Junto a Chris Robinson tuvo a Ryder y junto a Matt Bellamy a Bingham. 

Así pues, imaginaos lo que debe ser cuadrar vacaciones, viajes, colegio, actividades extraescolares... ¡Un lío! Por eso Kate ha querido hablar del secreto que permite a sus exparejas y a ella no salir locos y conseguir que su relación 'coparental' funcione y así no afecte al crecimiento tanto personal como social de sus hijos.

"Es fundamental que te olvides de tu ego. Lo primero son los pequeños. Lo demás no importa. Además, lo que la gente no entiende es que a veces dos personas se conocen, tienen hijos y no son capaces de hacer que todo eso funcione estando juntos", reconoce en una reciente entrevista.

La actriz, quien en total tiene tres hijos, reconoce que como madre no siempre es perfecta: "Cometo errores todo el tiempo. Les he gritado a mis hijos mucho y he llegado a decir palabrotas enfrente de ellos. Además, también ha habido veces que me he perdido cosas porque no estaba en la ciudad. Pero, al mismo tiempo, hay días que me digo 'soy una súper mamá'. He cocinado, limpiado, hecho los deberes, cambiado pañales y me ha dado tiempo a hacer algo de ejercicio. Lo que he aprendido, y estoy aprendiendo, es que lo hago lo mejor que puedo".